Ferrán Torres, el Valencia del futuro
Ferran Torres en una entrevista para los propios medios del Valencia tras firmar su renovación. Fotografía: Valencia CF

Ferrán Torres, el Valencia del futuro

Para muchos desconocido, Ferran Torres García es la gran apuesta de futuro del Valencia CF. A sus 18 años el joven jugador valenciano ha conseguido escalar hasta el primer equipo y ganarse la confianza de Marcelino, además de ser un fijo en la Sub-19. Velocidad y desequilibrio son algunas de sus principales características. Sin duda, un jugador diferente, de los que marca la diferencia.

eduhdez98
Eduardo HernándezDosAnjos

El sueño de cualquier canterano es llegar a debutar con el primer equipo. Y a esta lista de afortunados podemos sumar el nombre de Ferrán Torres García. El 29 de febrero del año 2000 nace un proyecto de estrella. Un joven valencianista natural de la localidad de Foios (Valencia), que desde un primer momento, muestra una pasión y una habilidad especial para el fútbol.

Una progresión meteórica

Con tan solo 6 años, conscientes de su calidad, el jugador ya se encontraba en las categorías inferiores del Valencia CF. Con el paso de los años, Ferrán asciende progresivamente en los distintos equipos que conforman la cantera “che”. Pero no fue hasta que llego a los juveniles cuando realmente se vio el verdadero potencial que se estaba gestando.

Fue aquí donde comenzó a subir al equipo siguiente al que le correspondía según la edad, es decir, la calidad que ostentaba le daba para lidiar y jugar con chicos de mayor edad, de una categoría superior. Tras su destacado paso por los equipos juveniles, el jugador en una de esas temporadas empieza a subir al segundo equipo, el Valencia Mestalla. Apenas fueron un par de ocasiones, y no es hasta la temporada 2017-2018 cuando se asienta en esta nueva categoría. Su primer gol con el Mestalla no tardó en llegar, un 26 de agosto frente CF Peralada-Girona B. Un bagaje de 10 encuentros llegó a disputar en esta categoría, algo que no pasó desapercibido para los de arriba. El técnico Marcelino García Toral, no dudo en incluirlo poco a poco en la dinámica del primer equipo, a pesar de su prematura edad. Es en este mismo año en el que se consagra en el Valencia Mestalla (2017-2018).

Marcelino quería que la joven perla valencianista creciera a sus órdenes y así ha sido. La voluntad del míster y el jugador era la misma, y no se tardó en realizar la operación, el jugador tuvo únicamente ficha del primer equipo luciendo el dorsal 20. Pero antes de esto ya había llegado el día que se cumplió el sueño de aquel joven de Foios que un día soñó con jugar en el primer equipo del Valencia CF. El 30 de noviembre de 2017, con tan solo 17 años, debutó entrando  de refresco en el minuto 71 en un partido de Copa del Rey frente al Real Zaragoza. Su debut en la Liga se pospuso un poco más, el 16 de diciembre con tan solo 17 años y 291 días el jugador disputó los últimos 9 minutos de encuentro frente a la SD Eibar. Datos record, ya que es el primer jugador nacido en el S.XXI que ha debutado en la Liga.

A día de hoy el jugador está asentado en el primer equipo, con la plena confianza de la directiva y del propio Marcelino. Aun así el jugador debe seguir trabajando cada entrenamiento y aprovechando cada minuto de partido para poder hacerse un hueco en la élite. Gonçalo Guedes y Carlos Soler suelen ser las dos alas que utiliza el entrenador en su sistema de juego, por tanto, ahora mismo es bastante difícil que el jovencísimo Ferrán tenga un sitio en el once blanquinegro. Ahora toca disfrutar el momento, la oportunidad llegará.

Su gol con el primer equipo en partido oficial se resiste, aunque ya consiguió marcar en partido amistoso este verano frente al CD Alcoyano. A pesar de eso, su colaboración  ha sido elevada para un jugador tan prematuro en la élite, ya que suma 2 asistencias de gol en los 20 partidos que ha disputado con el primer equipo, entre la pasada temporada y lo que llevamos de esta. Aparentemente parecen cifras paupérrimas, pero hay que tener en cuenta que en la mayoría de esos 20 partidos solo ha disputado los minutos finales del encuentro.

A nivel de selecciones, el jugador también ha tenido una progresión desorbitada. Su primera participación fue con la Selección Española Sub-17, un 19 de septiembre de de 2016 con tan solo 16 añitos. Desde entonces el jugador a base de talento y aprovechamiento de las oportunidades, se hizo un fijo en el once de Santi Denia, en el que dejo un bagaje de 2 goles en 22 partidos disputados. Pero su mayor hito, lo consiguió al alcanzar la gloria ganando el Europeo Sub-17.

A día de hoy se encuentra con la selección Sub-19 en la que con el dorsal 7 en la espalda, es el líder indiscutible de esta generación. Su debut se produjo el 17 de enero de este mismo año, y desde entonces se ha convertido en un fijo para Luis de la Fuente. 5 goles en 8 partidos avalan al que ya muchos denominan como “el nuevo Marco Asensio”.

Aferrando a Ferrán

El proyecto de estrella que ahora mismo ostenta el Valencia CF no ha pasado desapercibido para los grandes clubes europeos. Muchos medios deportivos nacionales apuntaban a que el Real Madrid y el F.C Barcelona estaban tras la pista del jugador, y que en cualquier momento podrían venir a por él.

Conscientes de ello, la directiva se puso manos a la obra y cerró la renovación de la perla de la cantera. Este primer contrato firmado el pasado mes de enero vinculaba al jugador un año más a la entidad blanquinegra, con una correspondiente subida de su cláusula, que pasaría de los 8 a los 25 millones de euros. Además de esta forma, el jugador pasaba a contar única y exclusivamente con ficha del primer equipo.

La progresión del de Foios continuó de manera positiva, y el miedo a la fuga de talentos toco a la puerta de una directiva encabeza por Peter Lim. En otros tiempos pagar una cláusula de 25 millones por una joven promesa de 18 años que se está intentado hacer un hueco en la élite, era una descabellada utopía. Pero los tiempos han cambiado y en un mercado futbolístico inflacionario, esta cláusula de rescisión ha quedado obsoleta, “un caramelo” para los grandes clubes. Por eso el pasado mes de abril, de la mano de Anil Murthy, el Valencia estipuló un nuevo contrato por el que Ferrán Torres García será por lo menos jugador del Valencia CF hasta 2021, con una cláusula de 100 millones de euros.

A priori podría parecer una atadura, pero no para un joven cuyo sueño es triunfar algún día en Mestalla, como su ídolo futbolístico David Villa.

En lo deportivo

Mucho se habla de la calidad y el futuro de este jugador pero, ¿cómo juega realmente?

Ferrán Torres es el clásico “7”. Su calidad le permite ser ese jugador estelar o emblemático que busca marcar la diferencia en cada partido, aquel jugador que en una jugada aislada es capaz de decidirte un encuentro. A pesar de ser diestro, tiene un buen manejo de ambas piernas lo que le permite jugar por ambas bandas. Desempeña la función de extremo, tanto por la banda izquierda buscando potenciar su buen disparo de media o larga distancia, como por la banda derecha en una labor más asociativa, en “modo asistente”. Es en esta última, la banda derecha, en la que Marcelino le está usando más frecuentemente.

Su 1,84 metros de altura le convierte en un jugador con una amplia zancada, que combinado con una gran agilidad, le proporciona una aceleración y sobre todo una velocidad punta excepcional. Su juego se caracteriza por las habilidades habituales de un extremo: conducción hasta área contraria, “dribbling”, desequilibrio, verticalidad,… le gusta medirse en uno contra uno en regate y velocidad con los defensas.

Suele jugar escorado a banda, lo que proporciona al equipo amplitud de campo. No es un chico especialmente goleador, aunque no se le da nada mal: 5 goles en 8 partidos con la Sub-19. Su labor asociativa y sus asistencias son un gustazo para cualquier “9”.

A pesar de su corta carrera, es un jugador con carácter y liderazgo.

En esta etapa de aprendizaje y adaptación a la Liga,  desde el cuerpo técnico del Valencia se esta buscando que el chico gane masa muscular y físico en general, para poder medirse contra los corpulentos defensas a los que se va a enfrentar.  

Fuera de los terrenos de juego

A pesar de estar viviendo un sueño y de haberse sumergido de lleno en “la burbuja” que es el mundo del fútbol, el jugador mantiene los pies en el suelo. Sus escasos 18 años no le afectan para llevar una vida de lo más normal y tener la cabeza muy bien amueblada, con las ideas muy claras.

Desde la directiva y el cuerpo técnico siempre ha gustado mucho su actitud. El jugador nunca se ha mostrado reacio a dar nuevos y grandes pasos, y de hacerlo en Valencia, en la ciudad y con el equipo que quiere triunfar. Esto es parte del éxito del fenómeno Ferrán Torres, una actitud que le ha llevado a ganarse un sitio  con tan solo 18 años, en una de las mejores plantillas de la mejor liga del mundo.

Quienes le conocen en lo personal, hablan de un chico humilde, cercano y muy familiar. Para el, los suyos son un pilar fundamental que le ayuda a seguir creciendo y a poder alcanzar las metas que se propone.

Cuando hablamos de que tiene los pies en la tierra, hablamos de que no se deja llevar por la “atmósfera” que es el fútbol hoy en día. Fuera de lo mediático, el joven natural de Foios sigue estudiando un módulo que le dé una seguridad por si el fútbol al final acaba poniéndose en su contra. Actualmente el jugador se encuentra en manos de la agencia de futbolistas “Leaderbrock Sports”.

No sabemos hasta donde será capaz de llegar el joven chico nacido en la localidad de Foios, que un día soñó con ser el nuevo “Guaje”, y triunfar en Mestalla como su ídolo David Villa. Hasta el momento ha dado lo pasos adecuados. Es el quinto jugador más joven en debutar con el Valencia. Los otros cuatro finalmente fracasaron. Solo el propio Ferrán decidirá si se une a esta triste lista.

VAVEL Logo