Girona - At.Madrid: sin fabricación no hay goles y no se gana a domicilio
Foto: www.laliga.es

Girona - At.Madrid: sin fabricación no hay goles y no se gana a domicilio

El equipo colchonero sigue sin ser efectivo fuera de casa y reacciona de forma tardía a las necesidades que requiere el partido.

jorgeg
Jorge Gómez

Una jornada más y el equipo de Simeone no logra la victoria fuera de casa. El equipo en lo que llevamos de campeonato liguero lleva únicamente una victoria a domicilio, el que logró precisamente en territorio "de casa" ante  el Getafe en el Coliseum Alfonso Pérez. 

El empate es su seña de identidad, y cuando se tiene que reaccionar el equipo parece que no da más de sí. Situación totalmente contraria a la acontecida en el Wanda Metropolitano, donde el equipo se muestra como un equipo sólido y donde se mantiene invicto. Con todo ello, el equipo tiene un amplio margen de mejora y a pesar de los puntos que se ha dejado en los encuentros disputados a domicilio está situado en la tercera posición únicamente a tres puntos del FC Barcelona, líder de la competición. Esto demuestra la igualdad existente esta temporada y de la que toda afición demandaba año tras año: entre el primer y octavo clasificado existe únicamente siete puntos de diferencia.

En el encuentro disputado en el Municipal de Montilivi, nuevamente el Atlético fue incapaz de poder ganar al Girona, y a este equipo se le ha atragantado en Liga donde aún no le ha logrado ganar en los tres partidos en los que se han enfrentado. La liga, al estar tan competitiva, no ofrece partido fácil y equipos como el mencionado, Eibar o Leganés ofrecen una gran resistencia a ser derrotados. En el partido disputado en esta última jornada contaba con jugadores lesionados, y esta temporada la defensa ha sido lastrada en este sentido. Con ello, y con jugadores del equipo rival como Stuani o Portu, no se podían cometer equivocaciones, y lo que el entrenador vio al final de la primera parte era lo que justamente no debía pasar: error de Rodri y penalti cometido por el guardameta Oblak y, como no, desde el punto fatídico Stuani no desaprovecharía el regalo concedido y haría el 1-0 al filo del descanso.

En la segunda parte la entrada de Correa por Rodri y Gelson Martins por Arias hizo que el equipo volcase su juego en campo contrario aunque el gol llegaría de la forma menos esperada: gran pase de Correa y mejor control de Diego Costa de forma que un intento de despeje de Ramalho acabó en gol en propia puerta. Con el 1-1, en el tiempo de prolongación tuvo que realizar una buena parada con el pie Iraizoz para evitar la derrota.

Al At. Madrid se le debe exigir más, los jugadores que tienen que demostrar diferencias sobre el terreno de juego lo deben llevar a cabo tanto en casa como a domicilio e igualmente Simeone debe reaccionar con mayor celeridad cuando las circunstancia lo requieran. Necesita una identidad esta temporada, y con este partido no quedó aclarado.

VAVEL Logo