Josep Lluís Núñez, el "comandante" de la época dorada
Josep Lluís Núñez, presidente del club entre el 1978 y el 2000 | Foto del Fútbol Club Barcelona

Josep Lluís Núñez, el "comandante" de la época dorada

El que fuera presidente entre los años 1978 y 2000, marcó con su gestión un antes y un después en la historia del feudo azulgrana, consiguiendo un palmarés de éxito en todas las secciones, dejando huella con su emotividad en el fútbol español.

elenals23
Elena Martín Rodríguez

En la mañana de este lunes, la entidad azulgrana izaba su bandera a media asta para despedir a uno de los grandes comandantes que encabezaron la junta directiva del club: Josep Lluís Núñez, el que fue presidente entre los años 1978 y 2000, fallecía a los 87 años de edad. Acto y seguido, las muestras de condolencias y respeto, procedentes del mundo del fútbol y del deporte, llegaban en oleada.

Su historia se podría definir con una única palabra: histórica. Y valga la redundancia, porque lo que hizo el destacado empresario de la construcción, natural de la localidad vasca de Barakaldo, dejó huella en el feudo azulgrana. Liderando la etapa dorada, aguantó en el cargo durante veintidós años, representando un mandato excepcional por el novedoso modelo de gestión que llevó a cabo y además, por el triunfo, transformado en títulos, que consiguió bajo el lema de "Per un Barça triomfant".

El paso de Josep Lluís Núñez dejó marca en la historia del club. Con él al frente, el equipo vivió una etapa de transformación y copó todos los focos de atención en los ámbitos económico y mediático
Irrumpió en la historia azulgrana cuando decidió presentarse a las elecciones democráticas a la presidencia y con su conocido lema, consiguió movilizar a los socios suficientes para conseguir la victoria y superar a Ferran Ariño y a Nicolau Casaus, dos de los candidatos más conocidos en el barcelonismo y que terminaron acompañándole ocupando la vicepresidencia durante su mandato.
 

En el año 1931, nacía el liderazgo personificado. Con 10.352 votos a favor, comenzó una etapa en la que el éxito llegó con el primer título conseguido: el que supuso la Recopa de Basilea en el año 1979, conseguido en el St. Jakob Park. Tres años después, el éxito se repetiría y se vería reforzado por algunos fichajes estelares como el de Diego Armando Maradona, que prometía un horizonte deportivo optimista que finalmente llegaría durante la temporada 1984/85. Otro de sus logros fue la edificación de La Masia, la fábrica de talentos culé, convertida en residencia para esos jóvenes deportistas que a día de hoy, pueden tener un espejo en el que fijarse. Con él, además, se construyó el Miniestadi y se inauguró el museo, teniendo en cuenta que el club acogió en su estadio la celebración del Mundial de 1982. Con él al mando, la sección de baloncesto consiguió su primer título europeo y la sección de hockey sobre patines, levantó ocho títulos en la Copa de Europa de forma consecutiva.

Pero sin duda, una de las gestiones más aplaudidas fue la llegada de un tal Johan Cruyff. El estratega holandés, que militó en las filas del club y capitaneó con la elástica blaugrana, llegaba al Camp Nou "poniéndolo todo patas arriba" y aportando una nueva visión de lo futbolístico. El éxito de esa operación se tradujo con la llegada de la primera Copa de Europa, conseguida en Wembley en 1992. Con ese título comenzaba una hegemonía que comenzó con el fútbol del Dream Team y que se prolongó hasta 1996.
Revalidando su mandato, los triunfos cosechados supusieron estabilidad.
 

Con la pérdida del título europeo en 1994, su resiliencia comenzó a ser el prólogo del fin anunciado de una etapa en la que su adiós comenzó a tomar color con el despido del técnico holandés, lo que supuso la separación de un tándem que significó solidez y excelencia deportiva para un club que avanzó lo que nunca antes los aficionados se habían imaginado. Con el despido de Johan, pronto llegó la ruptura al equipo y la división del barcelonismo, pero antes de irse, dejó instaurada la solución con los nombramientos de Bobby Robson y Louis van Gaal, dos técnicos que dirigieron al equipo con moderación, templanza y perseverancia, siendo las claves de su legado.

Del equipo profesional de fútbol, Josep Lluís Núñez se ha ido con veintinueve títulos bajo el brazo: un título en la UEFA Champions League, cuatro en la Recopa, siete en la competición doméstica, seis en la Copa del Rey, dos en la Copa de la Liga, dos en la Supercopa de Europa, cuatro en la Supercopa de España y tres en la Copa Catalunya. Se ha ido un grande de la historia del club, alguien que siempre será recordado.

VAVEL Logo