Oliver gana tiempo
Llastarri y Oliver en una rueda de prensa | Foto: Andreu Rauet (Vavel) 

Oliver gana tiempo

Tras la reunión con los jugadores del CF Reus, la AFE anunció ante los medios que el proceso de marcha de jugadores es reversible si se abona una nómina a tiempo, ya que el procedimento de expedición es de 7 o 10 días.

andreu-rauet
Andreu Rauet

El CF Reus sigue viviendo una agonía en los despachos, que desde hace semanas se ha trasladado a los terrenos de juego. El club catalán se encuentra en la cuerda floja, incluso al borde de la desaparición según apuntan varios medios.

Joan Oliver, máximo accionista del CF Reus, tenía como límite hoy miércoles, 5 de diciembre, para abonar el dinero para evitar el desastre en forma de hundimiento del barco rojinegro. Sin embargo, no hay notícias de un hipotético inversor e incluso algunos medios informan que ayer Oliver estuvo negociando hasta muy tarde en las oficina del club catalán. No se prevé la presencia de Oliver en las oficina del CF Reus durante el día de hoy.

La AFE, la última esperanza rojinegra

La Asociación de Futbolistas Españoles se ha reunido esta mañana El la plantilla del CF Reus en el Estadi Municipal de Reus. Tras la reunión, los representantes de dicha organización han comparecido ante los medios para informar de la situación.

Según Diego Rivas, secretario general de la AFE, 12 de los 16 jugadores del primer equipo del CF Reus podrían marcharse el próximo lunes 10 de diciembre. Sin embargo, el proceso para abandonar el club catalán requiere de unos 7 o 10 días para efectuarse, así que el CF Reus dispondría de un poco más de margen para efectuar el pago de las nominas. En ese caso, los jugadores deberán permanecer en la capital del Baix Camp.

Sin embargo, la AFE también ha explicado que si los jugadores del conjunto catalán se marchan definitivamente, el club reusense no podría reemplazarles y la plantilla quedaría incompleta. Así, pues, el Reus no estaría en condiciones de competir en Segunda División.

Las incógnitas siguen sobre la mesa

A la espera de un nuevo inversor y sin presencia de noticias a la vista, el Reus sigue inmerso en un idilio que no parece tener fin. La paciencia de los aficionados empieza a consumirse y muchos de ellos ya han amenazado con no efectuar el pago de la cuota de socio. Un problema más para un CF Reus más dividido que nunca y muy tocado en el aspecto deportivo.

Este domingo, los pupilos de Xavi Bartolo afrontan una gran oportunidad para recuperar la moral en la visita al campo del líder, el Alcorcón. Los alfareros vienen de perder en Albacete y un triunfo permitiría a los reusenses salir de la zona de descenso.

VAVEL Logo