El Real Oviedo vuelve a tropezar en el Carlos Tartiere
Saludo de la plantilla a la afición carbayona | Imagen: Real Oviedo

El Real Oviedo vuelve a tropezar en el Carlos Tartiere

Mal partido de los carbayones que vuelven a ceder puntos en casa a costa de un Almería que apenas llegó al área local.

marcos-granda
Marcos Granda

El Real Oviedo cae derrotado ante la Unión Deportiva Almería en un mal partido de los de Anquela, en el que a pesar de haberse adelantado en el minuto 2 del encuentro, se dejan remontar y pierden 3 puntos muy valiosos. 

Veinte minutos, tres goles

El cuadro local repitió lo de otros partidos en el Carlos Tartiere, marcando un gol en los primeros instantes. En esta ocasión fue Mossa el que adelantó al Real Oviedo, quien además venía de marcar en el anterior encuentro disputado en el feudo carbayón. El valenciano aprovechó una gran jugada que inició Sergio Tejera, dejando solo a Diegui Johannesson para que el canterano colgase el balón al área y dejándole a Mossa la oportunidad de rematar a placer. Sin embargo, poco después se repitió la situación pero en el otro lado, cuando Rioja puso el balón en el área carbayona y la poca contundencia de la defensa del Real Oviedo permitió a Corpas rematar con tiempo suficiente para batir a un flojo Nereo Champagne. 

Tras el gol visitante, el conjunto entrenado por Juan Antonio Anquela disfrutó de una ocasión de mucho peligro en la que Javi Hernández, que acabaría siendo expulsado en la segunda mitad, disparó a portería con su pierna menos buena, pero el esférico se estrelló en el palo, dejando en nada la oportunidad de los azules de volver a tomar ventaja. Para culminar la mala suerte, en la jugada inmediatamente posterior al fallo del joven zaguero, Juan Carlos recogió un mal despeje de Carlos Martínez para disparar un potente chut desde fuera del área que también golpeó en el poste, pero con la fortuna de que en vez de repelerlo, el cuero terminó en el fondo de las mallas, certificando la remontada del Almería. 

A partir de ese momento, el conjunto andaluz bajó la intensidad, cediendo la pelota al Real Oviedo, pero los asturianos se comenzaron a mostrar imprecisos, recordando a los primeros partidos de la temporada en los que los nervios marcaron el juego del equipo, cometiendo errores en pases sencillos y con poca claridad en ataque. Sin embargo, casi al filo del descanso, Diegui Johannesson contó con una ocasión de mucho peligro, pero su lanzamiento fue repelido por el cancerbero René, aunque incomprensiblemente el colegiado indicó saque de portería, disipando cualquier otra opción de peligro en el posible saque de esquina. 

Celebración del gol de Mossa | Imagen: Real Oviedo
Celebración del gol de Mossa | Imagen: Real Oviedo

Sin juego ni ideas

La segunda mitad fue de un nivel muy inferior al que el Real Oviedo suele o debe exhibir, cometiendo más errores aún de lo que hicieron en la primera parte, lo que hacía que el Almería se mostrase cómodo de cederle el balón a los de Anquela ya que apenas se sentían amenazados. El técnico jienense, ante la falta de recursos en el banquillo por las bajas, tampoco estuvo avispado a la hora de hacer los cambios, tardando demasiado en realizarlos y mostrándose temeroso al quitar del campo a los dos mejores hombres sobre el verde por la única razón de que tenían tarjeta amarilla. 

Además, todo esto fue en parte favorecido por el colegiado del encuentro, Iglesias Villanueva, quien pausó el encuentro en exceso, haciendo que de los primeros cinco minutos del segundo tiempo apenas se jugase la mitad. De hecho, el árbitro indicó mal saque de centro del Real Oviedo, algo que no se suele ver en los campos de La Liga de Fútbol Profesional. Finalmente, los minutos fueron pasando, y las ocasiones brillaban por su ausencia hasta los últimos instantes, en los que ambos conjuntos disfrutaron de buenas ocasiones para marcar, aunque la del Almería acabó en nada por la intervención de Champagne, que repelió un disparo lo suficiente como para que se estrellase en el palo. En el Real Oviedo, Steven contó con la mejor oportunidad, pero el canterano realizó una defectuosa finalización y el esférico ni cogió puerta.

Omar Ramos debutó como jugador azul | Imagen: Real Oviedo
Omar Ramos debutó como jugador azul | Imagen: Real Oviedo

Segunda expulsión consecutiva

La semana pasada, Juan Antonio Anquela se quejó en rueda de prensa de la actuación arbitral, con dos penaltis no pitados y la expulsión de Bolaño, que dejó aún más mermada la plantilla carbayona. Sin embargo, su protesta no sirvió de nada, ya que el partido que dirigió Iglesias Villanueva volvió a saldarse con una expulsión del lado ovetense que mete en aún más problemas a la defensa del Real Oviedo.

En esta ocasión le tocó al joven Javi Hernández recibir la tarjeta roja por dos amarillas. La segunda que ve el canterano del Madrid no tiene discusión, ya que de manera fortuita pisa al defensa del Almería. La queja es mayor por la primera amonestación que recibe Hernández, debido a que la afición carbayona no apreció siquiera falta del zaguero, quejándose ya de la acción, aunque el hecho de que Iglesias Villanueva mostrase cartulina amarilla enfadó aún más a la parroquia carbayona. 

Javi Hernández recibe su primera expulsión | Imagen: Real Oviedo
Javi Hernández recibe su primera expulsión | Imagen: Real Oviedo

Nuevo tropiezo en el Carlos Tartiere para el Real Oviedo que pierde una oportunidad de oro de engancharse a los puestos de playoff de ascenso a La Liga Santander, y que por delante tiene dos partidos que serán muy complicados, ante el Granada fuera de casa y Málaga en el Tartiere. 

VAVEL Logo