Quinta derrota consecutiva en Liga
Rubi, pensativo, durante el último partido frente al Betis / Foto: LaLiga

Quinta derrota consecutiva en Liga

El mal momento del equipo de Rubi ha propiciado la quinta derrota consecutiva en Liga, igualando la racha negativa de la temporada 2009-2010.

cesar-de-miguel-sanchez
César De Miguel Sánchez

El Espanyol comenzó el curso con un aire cambiado. Rubi consiguió devolverle la moral y la autoestima a un grupo que estaba hundido. Y lo hizo de maravilla. Consiguió situar al conjunto blanquiazul en segunda posición en la jornada 11, tras seis partidos sin conocer la derrota, sellando el mejor inicio liguero del club en lo que llevamos de siglo XXI.

Pero ahora, un mes después, parece que todo ha cambiado. Con la derrota ante el Betis el Espanyol ha obtenido su quinto revés consecutivo y el equipo parece otro. El conjunto de Rubi está apagado y el juego que realiza el equipo es irreconocible. Además, jugadores que al principio de temporada estaban a un nivel altísimo como Roca, Darder o Borja Iglesias, ahora están de capa caída.

Estas cinco derrotas consecutivas en Liga, es la segunda peor racha del Espanyol en lo que llevamos de siglo XXI. El año pasado, el peor registro de derrotas fue el de tres consecutivas (Valencia, Getafe y Eibar) que acabaron con la destitución de Quique Sánchez Flores como entrenador del primer equipo y su relevo, David Gallego, consiguió salvar los muebles en los últimos cinco partidos de competición.

Perdiendo contra el Betis, Rubi igualó la racha negativa de derrotas consecutivas de la temporada 2009-2010, cuando el Espanyol de Mauricio Pochettino perdió contra el Sporting de Gijón, Getafe, Atlético de Madrid, Racing de Santander y Barça. La racha negativa finalizó con la victoria por 2-0 contra el Almería, gracias a los goles de Javi Márquez y Coro. Aquel año, los del Pochettino acabaron la temporada 11º en la clasificación.

Además, el conjunto periquito también ha superado las otras dos marcas negativas de la “Era Cornellà”: las cuatro derrotas seguidas de las temporadas 2010-2011 y 2011-2012. En el primer caso, al equipo de Pochettino se le atragantó el mes de febrero y tras perder contra Villarreal, Almería, Real Madrid y Osasuna, consiguió recomponerse y cerrar la racha negativa imponiéndose por un 4-1 a la Real Sociedad. Finalmente, los del actual entrenador del Tottenham, acabarían la temporada en una 8ª posición.

En la siguiente temporada, el conjunto dirigido por Pochettino volvió a encadenar cuatro derrotas seguidas, esta vez en las últimas jornadas de la competición. Los pericos perdieron contra Atlético de Madrid, Sporting de Gijón, Granada y Barça y empataron en la última jornada contra el Sevilla. Los blanquiazules acabaron en una decepcionante 14ª posición, sobre todo, después de estar 6º en la jornada 29.

Por último, para observar el peor registro de derrotas consecutivas en el siglo XXI, debemos trasladarnos a la temporada 2003-2004 donde el conjunto dirigido por Javier Clemente encadenó seis jornadas seguidas perdiendo. Aquel año, tras empatar contra Real Sociedad y Betis en las dos primeras jornadas de Liga, los pericos perdieron contra Villarreal, Valladolid, Málaga, Real Madrid, Valencia y Celta. La racha fue cortada tras ganarle por 0-1 al Racing, gracias al gol de Óscar García. Aun así, la siguiente jornada volverían a caer, esta vez a manos del Zaragoza, y Clemente sería destituido. Su sustituto, Luis Fernández, consiguió salvar al equipo perico en la última jornada, tras vencer por 2-0 a un Real Murcia ya descendido.

Solo otras dos veces se han dado las seis derrotas consecutivas en Liga: en las campañas 1990-1991 y 1945-1946. En la 90-91, los pericos, dirigidos por Luis Aragonés, acababan de volver a la máxima competición española y perdieron seguidamente contra Tenerife, Athletic, Osasuna, Sporting de Gijón, Atlético de Madrid y Barça, consiguiendo terminar la racha negativa ganándole por 1-0 al Castellón, gracias al gol de Mino.

En la 45-46, el Espanyol perdió contra el entonces Atlético Aviación (actual Atlético de Madrid), Athletic, Valencia, Murcia, Oviedo y Barça, cortando la racha al ganarle por 5-2 al Hércules CF. La derrota contra el Athletic, supuso la destitución de Baltasar Albéniz como entrenador y la contratación de Crisanto Bosch que consiguió meter a los blanquiazules en el play – off de permanencia en la última jornada tras conseguir un 2-2 en La Condomina. En dicho play – off, el Espanyol se impondría al Nàstic y seguiría un año más en Primera División.

VAVEL Logo