Habemus Mundial de Clubes
Luka Modric abrió el encuentro. Imagen: FIFA

Habemus Mundial de Clubes

El Real Madrid pasó por encima del Al Ain con goles de Modric, Marcos Llorente y Sergio Ramos. Los de Emiratos Árabes no fueron rival ni en lo referente a calidad ni a físico. El primer título de la era Solari ya ha llegado.

marcosdmz26
Marcos D. Martínez Zamora

El Real Madrid se conoró por tercera vez consecutiva como campeón del Mundial de Clubes en Abu Dabi. Los de Santiago Solari derrotaron a un Al Ain que no fue rival para los blancos. El equipo español se valió de los goles de Luka Modric, Ramos, Nader en propia puerta y Marcos Llorente para derrotar a un rival muy inferior tanto en calidad como en físico. El primer título de la era Solari es una realidad.

Inicio frenético

El Real Madrid empezó fuerte el encuentro. Nada más comenzar, una internada de Marcos Llorente era rematada por Lucas Vázquez al palo de la portería rival. La respuesta del Al Ain llegaba en forma de contra, pero el Real Madrid achicaba perfectamente el peligro cuando El Shahat se plantaba solo delante de Courtois. Un error de Marcelo tras pase de Carvajal provocó una clarísima ocasión para Al Ain pero Sergio Ramos salvaba bajo palos a los suyos cuando El Shahat ya se había marchado de Courtois. No perdonaría Luka Modric en la siguiente jugada. El croata recibió un balón de Karim Benzema en la frontal del área y, con la izquierda, ajustó perfectamente el balón al palo largo de Khalid Eisa.

El gol animó al equipo blanco, que pudo aumentar distancias tras una gran jugada de Carvajal por banda derecha que fue finalizada por Lucas Vázquez con un disparo ligeramente desviado. Gareth Bale volvió a probar fortuna pero su disparo lo despejó Khalid Eisa. El partido fue perdiendo en intensidad y ritmo en el último cuarto de hora de la primera parte. Pese a todo, el Real Madrid tenía opciones en alguna jugada aislada, como la que realizó Lucas Vázquez sirviendo a Benzema un pase de la muerte para que el francés disparase alto. Khalid volvía a salvar a los suyos con un paradón tras remate de Cabeza de Gareth Bale. Sin embargo, el marcador no se movería en la primera parte. Los papeles estaban claros, un Real Madrid dominador del encuentro buscando la sentencia y un Al Ain  esperando atrás su oportunidad en una posible contra.

Mismo guión en el segundo período

La segunda parte comenzaba con el mismo guión. El Real Madrid buscando la portería rival y el Al Ain atrás, defendiéndose como podía. Gareth Bale estuvo a punto de marcar el segundo con una chilena preciosa que se marchaba por encima del travesaño de la portería rival. Benzema la volvía a tener tras una asistencia de Bale pero su disparo en semifallo se marchaba también desviado. La sensación era de que en cualquier momento podía matar el partido el Real Madrid, pero el punto de mira de los jugadores blancos no estaba afinado.

Por su parte, el Al Ain no conseguía inquietar la portería blanca aunque intentaba con algún balón parado generar tímidas ocasiones. Los minutos seguían corriendo y el marcador no se movía, hasta que apareció Marcos Llorente. Un córner botado por Luka Modric era despejado por la defensa del Al Alin a la frontal del área, donde Marcos Llorente remató con potencia, a bote pronto, ajustado al palo de la portería de Khalid, que no pudo hacer nada. El partido estaba sentenciado, lo que permitió al Real Madrid soltarse todavía más.

Los de Santiago Solari movían el balón sin prisa pero de forma inteligente, para buscar más goles en el partido. Gareth Bale tuvo la enésima oportunidad otras dos veces delante de Khalid pero volvió a ganarle la partida el portero rival en el mano a mano. Santiago Solari dio entrada a Ceballos por Kroos, para darle descanso al mediocentro alemán. Otro córner de Modric iba a dar paso al tercero. Ramos se levantaba como una exalación, libre de marca, para anotar su tanto en esta final. El de Camas fue a buscar a Isco para celebrar el gol.

Cuando todo hacía suponer que el marcador no se iba a mover llegó el gol del honor del Al Ain. Shiotani remantaba a la red una falta lateral, encontrando la escuadra de Courtois, que no pudo hacer nada. El Real Madrid alzaría, así, su tercer Mundial de Clubes de forma consecutiva.

VAVEL Logo
    CHAT