Se veía venir
Fede Cartabia en el césped del Carranza | Fotografía por R.C. Deportivo de la Coruña

Se veía venir

El Deportivo despide el año cosechando su segunda derrota de la campaña frente a un Cádiz que supo aprovechar sus oportunidades cuando las tuvo, donde los tres centrales lejos de fortalecer la defensa la abrieron más si cabe, muchas dudas de cara a año nuevo.

davila93
Adrián Fernández Dávila.

Se habló mucho sobre este partido, un Cádiz muy fuerte en casa recibía a uno de los "cocos" de la categoría, el Deportivo que si bien es cierto que fuera de casa no logra mostrar el nivel que muestra como local, de una manera u otra consigue sacar los partidos adelante, sin embargo este gato ya no tiene siete vidas.

Natxo González decidió apostar por un 5-3-2 ya que las defensas con tres centrales se le solían atragantar al "submarino amarillo", no en esta ocasión, ya que estos serían capaz de ser el equipo que más veces perforó la portería de Dani Giménez esta temporada con tres tantos.

El Deportivo tenía una opción más que viable de dormir e irse de vacaciones como líder, o al menos en posiciones de ascenso directo, sin embargo una vez finalizada la jornada decimonovena del campeonato los coruñeses han caído hasta la cuarta posición, donde el Albacete sorprende y se cuela en puestos de ascenso directo, del primer clasificado hasta el octavo hay tan sólo ocho puntos de diferencia, con muchos equipos históricos de primera división.

Arrancaba el partido y se olía el peligro, los amarillos frecuentaban el área coruñesa y no les iba a hacer falta mucha insistencia para golpear por primera vez en el partido, resultado de un error puntual de Álex Bergantiños a raíz de un mal pase, Jair Izquierdo consigue escapar de su marcador y poner un centro que remataría Dejan Lekic superando a Pablo Marí poniendo el 1-0 arriba, minuto 15' de partido.

Ocasiones claras para el Deportivo que no han sido aprovechadas, como aquel centro de Caballo al que no llegó B.Valle, la mala fortuna del nuevamente jugador más destacado del partido Edu Expósito al estrellar un buen disparo contra las manos de Cifuentes,  ya que el disparo salió lo más centrado posible.

Álex asistiría a Manu Vallejo que éste superaría a Michele Somma el cual batiría a Dani Giménez por su propio primer palo aprovechando un contragolpe poniendo así el 2-0 en el minuto 79',el partido se ponía cuesta arriba y con viento en contra para el Deportivo, que no era capaz de escapar de su propia auto-destrucción en las áreas.

Varias ocasiones a botas de MKD con disparos desde la frontal, y fuera del área que pondrían en aprietos al guardameta local, o un buen disparo de Carles Gil que atraparía Cifuentes.

Con el partido ya decidido y aparentemente los futbolistas del Deportivo ya en vestuarios, José Carrillo aprovechaba una buena y peleada asistencia de Manu Vallejo, para anotar a placer el definitivo 3-0 en el minuto 94'.

Lujos incomprensibles.

A sabiendas de que el argentino sale de una lesión y somos conocedores de su tendencia a la recaída de las mismas, en partidos que se ponen fácilmente cuesta arriba no se puede llegar a entender del todo la suplencia de los dos hombres más creativos en tres cuartos como Fede Cartabia o Carles Gil o que el propio Natxo espere al minuto 82' para retirar a Michele Somma, uno de los tres centrales para introducir en el campo a Carles, cuando el partido transcurría 2-0 y con una clara tendencia negativa.

Fin a una racha de 13 partidos sin conocer la derrota.

Hacía mucho, muchísimo tiempo que en A Coruña no hablábamos de una racha como la que acabó ayer en terreno gaditano, ya que trece partidos son un número importante y considerable de encuentros sin perder. Es un partido que en cierto modo se ve como un toque de atención a míster y jugadores de que el camino no será de rosas de aquí a fin de año, y que los partidos en casa no serán suficientes, habrá que empezar a carburar como visitante y lograr sumar de tres en tres, de lo contrario el Deportivo podría verse en problemas, especialmente si nos fijamos en la actualidad de la tabla de la Liga 1|2|3 ya que los ocho primeros equipos se encuentran en ocho puntos, un par de despistes te pueden mandar lejos de tu objetivo. En definitiva, un parón con deberes para el técnico vasco que tendrá mucho para corregir y ajustar, especialmente esas transiciones de los partidos como visitante donde el Dépor pasa a ser completamente horizontal, y donde parece que la posesión es la única cura para este mal momento pero sin embargo al no verse reflejado en goles, diríamos que es peor el remedio que la enfermedad.

Quique González, ¿suplente?

Cierto es que acaba de poner fin a una racha de un mes sin anotar un gol, sin embargo el jugador de 28 años no se encuentra en su mejor momento en comparación con su inicio de campaña, donde cualquier balón lo podía transformar en gol, parece que el relevo de dicho rol lo ha tomado B.Valle y sobre todo el lesionado Carlos Fernández. No podemos negar, eso sí, la entrega y lucha en la primera linea de presión en campo contrario, sin embargo el primero de los roles para un delantero debe ser anotar goles, y teniendo que escoger entre dos de cuatro delanteros, Natxo debería de apostar por los que estén enchufados en este momento, con C. Santos más fuera que dentro del club, una vez recuperado Carlos Fernández, ¿podrían éste y Borja sentar por primera vez a Quique?

VAVEL Logo