Anuario VAVEL FC Barcelona 2018: La Masía, el triunfo de un estilo
Montaje: Maider Pascual - VAVEL

Anuario VAVEL FC Barcelona 2018: La Masía, el triunfo de un estilo

El triunfo del fútbol, el premio a un estilo innegociable. Con un total de 13 títulos de Liga de los 16 posibles, además de la rúbrica de la UEFA Youth League por parte del FCB Juvenil A en Nyon, la cantera azulgrana volvía a sentar cátedra en un año para la historia de la entidad catalana. 

alicianavarro
Alicia Navarro

Acariciando el cuero con esmero y haciendo fácil lo más complejo, La Masía volvió a demostrar un año más su fortaleza en la cancha. Llevando como estandarte la frase de una leyenda como Johan Cruyff dónde rezaba que “al fútbol debe jugarse siempre de manera atractiva, debes jugar de forma ofensiva, debe ser un espectáculo”, los pupilos de la pedrera azulgrana reiteraban el tributo a un estilo para erguirse vencedores en sus respectivas ligas tras alcanzar 13 títulos de los 16 posibles. Sólo el Prebenjamín, segundo clasificado, FCB Benjamín D y Barça B se quedaron sin recompensa.

Sobrados de clase

Bajo la maestría del célebre Sergi Milà, el FCB Cadete B alzaba su voz al cielo de la Ciudad Condal para proclamarse campeón de la Liga Preferente Catalana Cadete a falta de cinco jornadas para la clausura de la competición. Líderes de principio a fin, los azulgranas lograban sellar la campaña con 76 puntos, a veinte de distancia del segundo clasificado, el Gimnàstic de Tarragona. Adornados con un bagaje abrumador (24 victorias, 4 empates y sólo dos derrotas), los de Sergi Milà completaban un estupendo torneo doméstico coronándose como el equipo más goleador del grupo con 111 goles y el menos goleado, con sólo 24 goles en su contra.

El FCB Cadete B celebrando un gol la temporada 2017/2018. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

La marcha de Cristian Catena en los banquillos del FCB Cadete B tras conquistar las tres últimas ligas del equipo dejaba a Sergi Milà como capitán al mando del navío, respondiendo a la perfección con una Liga impoluta en su primera campaña al frente de la escuadra. En su segunda temporada, los ‘culés’ siguen invictos asegurando la primera plaza en busca de la reválida liguera.

Nutridos de la base formada el curso anterior, sólo tres fichajes apuntalan esta temporada el FCB Cadete B: el guardameta Ander Astrálaga (Athletic Club), el centrocampista Biel Vicens (Girona FC) que ya suma siete tantos con la zamarra azulgrana y el delantero Ángel Alarcón (RCD Espanyol), con cuatro goles y habitual en las categorías inferiores de la selección española. Todos ellos, junto con el talento prodigioso de Gavi en la medular y Xavi Planas en la punta ofensiva, intentaran llevar de nuevo al FCB Cadete B a lo más alto.

Biel Vicens, fichaje del FCB Cadete B. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

La gran solidez bajo palos y la vertiente ofensiva demoledora permiten a los ‘culés’ caminar por la misma senda que les aupó a la gloria el curso pasado. Además, la conquista de la MTU Hallen Cup a principios de diciembre en Alemania cerciora el potencial del equipo de Sergi Milà más allá de territorio nacional.

Una ‘décima’ con mucho sabor

Resultaba imposible, pero lo lograron. Al trote y galope de Franc Artiga y Xavi Franquesa, el FCB Cadete A vestía las páginas de un libro de oro con la consecución de la décima Liga Cadete de forma consecutiva cerciorando una inmaculada hegemonía azulgrana en su categoría desde que Víctor Sánchez lograra en el año 2008 iniciar el hito. Franc Artiga, en su tercera temporada en los banquillos del FCB Cadete A, alcanzaba una liga con sabor a récord.

El FCB Cadete A celebrando el título de Liga. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Acicalados con 76 puntos en su casillero, los azulgranas presumían de mantenerse como único equipo capaz de puntuar en todos sus encuentros (24 victorias, 4 empates y ninguna derrota). Con un colchón de ocho puntos respecto al segundo clasificado, los pupilos de Franc Artiga y Xavi Franquesa adornaban la campaña como equipo más goleador de la División de Honor Catalana Cadete con 118 goles y el menos goleado, con sólo 14 tantos en contra. Buena parte de culpa recaía en las botas de Pablo Moreno, Robert Navarro y Jaume Jardí, formando una tripleta atacante de ensueño. De los 118 goles jadeados por los ‘culés’, más de la mitad recaían en las botas de la famosa MNJ. Orgulloso ‘pichichi’, Pablo Moreno cotizaba 31 goles en su haber, seguido de Jaume Jardí con 20 dianas y Robert Navarro, con 11. Un total de 62 goles para encaminar una Liga batallada con holgura.

Con una inmaculada trayectoria con el FCB Infantil A dónde alcanzaba la tercera liga de forma consecutiva, Carles Martínez iniciaba esta temporada su andadura en el banco del FCB Cadete A con la difícil tarea de seguir sumando hazañas a la historia del escuadrón y afrontando la salida de grandes perlas como Pablo Moreno (Juventus de Turín) o Robert Navarro (AS Mónaco). En cambio, tres incorporaciones de gran envergadura reforzaban el FCB Cadete A: el zaguero Carlos Gallego (Damm CF), el centrocampista Txus Alba (RCD Espanyol) y el ariete Óscar Grela (Gimnàstic de Tarragona). Además, el defensa Diego Almeida, ascendía del FCB Infantil A de la mano del míster que le vio pulirse el curso anterior.

Óscar Grela celebrando un gol en su primera temporada de azulgrana. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Invictos desde el 13 de diciembre de 2015 dónde caían frente al RCD Espanyol (2-1, jornada 12), el FCB Cadete A ponía fin a una racha exultante de tres años sin conocer la derrota tras claudicar esta temporada contra el Gimnàstic de Manresa el 3 de noviembre de 2018 (1-2, jornada 8). Pese al tropiezo, el FCB Cadete A amarra el liderato abriendo brecha en el ecuador del curso gracias a la eficacia en el área rival de jugadores como Leo Dos Reis, máximo goleador del equipo con nueve goles, el liderazgo desde la capitanía de Jorge Alastuey o la clase magistral en la medular de Xavi Simons. Además, el portentoso mediocentro puede presumir de cerrar el curso con su debut con el FCB Juvenil B, corroborando el ascenso pautado de uno de los talentos con más jugo de La Masía.

Xavi Simons este curso con el FCB Cadete A. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Orgullo de campeón

El vaivén en la banqueta no incomodó a un FCB Juvenil B que supo proclamarse campeón de la Liga Nacional del Grupo 7. La marcha de Quique Álvarez en los primeros compases del curso permitía la vuelta de Denis Silva a la Ciutat Esportiva Joan Gamper. Bajo sus órdenes, los azulgranas se engalanaban con la corona de reyes tras postularse como campeones con los ocho títulos ligueros conquistados de los últimos diez posibles. Un total de 74 puntos engalanaban un premio mecido bajo la constancia, rubricada con los 95 goles que le etiquetaban como máximo goleador del grupo, y el menos goleado con 39.

El FCB Juvenil B celebrando un gol la temporada 2017/2018. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Al compás de los goles de Nils Mortimer, con 22 tantos y ‘pichichi’ del equipo, junto con el regreso de Anssumane Fati a los terrenos de juego aportando la friolera de 18 goles desde su debut, permitían al FCB Juvenil B vestir el traje del aguerrido triunfador. Impregnado en su esencia, la ascensión en el tramo final de la temporada de Denis Silva producía la llegada de Franc Artiga, que no pudo rubricar el curso con el Mundial de Clubes (derrotado en los cuartos de final contra el Atlético de Madrid) y la Copa Catalunya (eliminado en semifinales a manos del RCD Espanyol).

Bajo la disciplina de Franc Artiga e Iban Cuadrado, el FCB Juvenil B afrontaba el nuevo curso 2018/2019 con la baja sensible de Adriá Bernabé (Manchester City) pero reforzado con jugadores de alto calibre: el guardameta Jorge Carrillo (Pontevedra), el zaguero Mika Mármol (Jàbac i Terrasa), el centrocampista Oriol Soldevila (UE Cornellà) y los arietes Diego López (Real Madrid), Raúl Moro (RCD Espanyol) y Brian Peña (RCD Espanyol). También Jaume Jardí, que renovaba con el FC Barcelona este verano, se apuntaba a seguir estampando su huella con la elástica ‘culé’.

Jaume Jardí esta temporada con el FCB Juvenil B. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Pero lejos de los focos mediáticos y de los ruidos de las incorporaciones, el mejor regalo para el FCB Juvenil B llegaba de la mano de Josep Jaume con su vuelta a los terrenos de juego. Zaguero aguerrido y capitán incontestable, el mallorquín se estrenaba de corto esta temporada con el mes de diciembre aflorando tras dejar atrás las sombras de las lesiones.

A la efectividad demoledora de Jaume Jardí, que sigue sumando goles a pares esté en el equipo que esté, se une la respuesta inmediata de fichajes como Raúl Moro, con diez tantos en su primera temporada con la elástica azulgrana, o Brian Peña y Oriol Soldevila, ambos con seis goles. Además, la progresión escalada de Álex Rico permite al cuadro de Franc Artiga obtener la presencia de un pulmón inagotable en la medular para intentar revalidar la supremacía del FCB Juvenil B en un campeonato que aspira a ratificar.

Raúl Moro con el FCB Juvenil B. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Un ‘doblete’ para la historia

Con tintes de oro y enmarcando uno de los capítulos más exitosos de la cantera azulgrana, el FCB Juvenil A ponía el punto y final a la temporada 2017/2018 con un ‘doblete’ inmaculado. La firmeza demostrada tras proclamarse vencedor de la División de Honor del Grupo 3 y el triunfo de prestigio obtenido en el marco internacional juvenil con la conquista de la segunda UEFA Youth League para las vitrinas del club, ensalzaba de nuevo al FC Barcelona como uno de los clubes con más proyección y fijación en su cantera.

El FCB Juvenil A festejando el título de Liga. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

La sensible baja de Sergio Gómez tras partir rumbo al Borussia Dortmund en el mercado invernal no truncó las expectativas del FCB Juvenil A de García Pimienta, excelso durante todo el tramo de la temporada. Bajo su mandato, los azulgranas recuperaban de nuevo la hegemonía en Europa, igualando al Chelsea FC como equipo con más títulos de la UEFA Youth League, con dos. ‘Pimi’, conocedor de la casa y con un abanico inagotable de conocimientos en el deporte rey, ascendía a los banquillos del Barça B dejando su lugar a Denis Silva. Con el tarraconenses al mando, el FCB Juvenil A no lograba redondear la temporada con la XXIV Copa de Campeones (eliminado en cuartos frente al Sporting de Gijón) ni con la Copa del Rey (apartado en cuartos a manos del Atlético de Madrid).

La magia inagotable de Álex Collado catapultado como máximo goleador del equipo con 17 goles (11 en Liga, 4 en la UEFA Youth League, uno en la Copa Campeones y uno en la Copa del Rey), despuntaba sin frenos en un escuadrón que no marchaba sin su batuta. Mientras, la figura de Iñaki Peña bajo palos prosperaba para dotar de firmeza y seguridad la meta más segura del torneo.

Clausurada una temporada de hemeroteca, Denis Silva y Oscar López iniciaban la nueva campaña con la complicada tarea de igualar, como mínimo, los éxitos pasados. Sin la base del talento en bruto de los jugadores artífices del ‘doblete’ tras su ascensión al filial, el FCB Juvenil A se reforzaba en el mercado estival con la llegada de los delanteros Sergi Serrano (CF Damm) y Carlos Polo ‘Peque’ (Badalona). Artillería ofensiva que se sumaba al ascenso desde el FCB Cadete A del guardameta Pol Tristán, el defensa José Martínez y el centrocampista Nico González.

Nico con la elástica azulgrana | Foto de Noelia Déniz, VAVEL
Nico con la elástica azulgrana | Foto de Noelia Déniz, VAVEL

Irregular en este arranque de temporada, el FCB Juvenil cierra el año liguero desde la primera plaza con cuatro derrotas en su casillero, el doble de las obtenidas en todo el 2017/2018. Clasificado para los octavos de la UEFA Youth League y sin margen de error en la competición doméstica, el liderazgo en ataque de Alejandro Marqués junto con la calidad ofensiva de Nils Mortimer se presumen vitales para la reconducción del equipo de Denis Silva. La guinda con el temple en el centro del campo de Jandro Orellana y la vuelta para el nuevo año de Labinot Kabashi acrecientan las esperanzas de los azulgranas, dispuestos a alzar el listón a lo más alto.

La formación como premisa

Un hito incuestionable como el ascenso a Segunda División B la temporada 2017/2018 dejaba su paso al infierno del descenso al final de la misma. Destituido Gerard López en los últimos compases del curso, García Pimienta asumía el banquillo del filial con el objetivo de pelear hasta el último suspiro. Pese al trágico y esperado desenlace, la buena imagen mostrada por el Barça B bajo su tutela aportaba alas y luz a un filial que recuperaba sus señas de intentad: la cantera.

Cimentado con los jugadores que acariciaron el cielo de Nyon con el FCB Juvenil A, el Barça B estrenaba la temporada 2018/2019 con sólo dos fichajes en su plantilla: los defensas Ronald Araujo (Boston River) y Moussa Wagué (KAS Eupen). Demostrando su confianza en La Masía, el filial azulgrana daba salida a ocho de los diez fichajes incorporados a la disciplina ‘culé’ la temporada anterior, salvándose de la purga los centrocampistas Michael McGuane y Ballou Tabla. El resto del plantel lo formaban el grueso de 19 jugadores del FCB Juvenil A, reforzando el ideal de la formación por encima de cualquier otra premisa.

Sin Carles Aleñá, con ficha del primer equipo y ‘pichichi’ del Barça B la temporada pasada, los goles aparecían más repartidos que nunca. Procedente de la UE Cornellà tras una cesión el curso anterior, Rafa Mújica regresaba con la madurez necesaria para alzar su voz en ataque cerrando el año con cinco goles en clave azulgrana, por los dos que acumula el oficioso Abel Ruiz, llamado a seguir encumbrando su nombre en La Masía. Al liderazgo de Álex Collado, se suma en la sala de máquinas el ilusionista Riqui Puig, capaz de convertir cada jugada en una obra maestra.

Álex Collado con el filial | Foto de Noelia Déniz, VAVEL
Álex Collado con el filial | Foto de Noelia Déniz, VAVEL

Además, la robustez maquillada en los metros finales baila al compás de una refulgente solidez defensiva. Consolidados como uno de los equipos menos goleados de la Segunda División del Grupo III, buena parte del mérito recae en la fe inexpugnable tarea ofensiva de Ronald Araujo y Moussa Wagué, cumpliendo con sobresaliente desde su llegada a la Ciudad Condal.

Sin perder de vista los ‘play-off’ y cuidando al detalle la progresión del futuro de ‘Can Barça’, los pupilos de García Pimienta despiden el 2018 siendo capaces de pelear con los líderes del grupo tras la victoria frente al Lleida Esportiu o el empate ante el Villarreal B y Hércules CF. Sólo tres puntos separan al filial de la pugna por los puestos de 'play-off', a sabiendas que, la formación de la cantera prima por encima de cualquier otro interés.

MEDIA: 4.5VOTES: 2
VAVEL Logo