80-65 El Barça Lassa se abona a la épica y remonta el último partido de Euroliga de 2018
Pau Ribas celebra la gesta azulgrana FOTO: Noelia Déniz

80-65 El Barça Lassa se abona a la épica y remonta el último partido de Euroliga de 2018

El Barça Lassa concluye la primera vuelta de la Euroliga con una victoria ante el Anadolu Efes, un resultado que situa a los de Svetislav Pesic en puestos de playoff (80-65). Los azulgrana remontaron el duelo con un estratosférico tercer cuarto, tras una primera mitad para olvidar. Pierre Oriola (14 puntos), Chris Singleton (13 puntos) y Kevin Seraphin, capitanearon la gesta culé.

oscar-llena-fernandez
Oscar Llena Fernandez

El Barça Lassa cerró la primera vuelta de la Euroliga con una nueva victoria ante uno de los rivales más fuertes de la competición, y se sitúa con balance positivo en puestos de playoffs. Los de Svetislav Pesic, que brindaron su mejor y su peor versión ante un combativo Anadolu Efes, gestaron en el tercer cuarto una apoteósica remontada, tras una primera parte para el olvido, para acabar imponiéndose por 80 a 65 en el Palau Blaugrana de las grandes ocasiones. Comandados por Pierre Oriola (14 puntos) y Chris Singleton (13 puntos) en ataque y por un soberbio Kevin Seraphin en defensa, los azulgrana despidieron el año con una soberbia remontada ante su público, eclipsando a un Anadolu Efes que se impuso en el primer tiempo pero que sucumbió en la segunda mitad.

Los de Svetislav Pesic, que llegaban a la última jornada del año novenos en la fase regular de la competición europea con 7 victorias y 7 derrotas, recibían a un combativo Anadolu Efes que presentaba grandes números en la competición bajo la tutela de Ergin Ataman. El combinado balcánico llegaba al Palau Blaugrana cuarto en la clasificación europea con un balance de 9 victorias y 5 derrotas,  erigiéndose como una de las sensaciones del presente curso.  Comandados por los exbaskonistas Shane Larkin y Rodrigue Beaubois, y los exazulgrana Tibor Pleiss y Adrien Moerman, que regresaban a la que fue su casa, los turcos afrontaban en plena forma al último compromiso del año en lo que a la Euroliga se refiere, dispuestos a asaltar el feudo culé, en el que precisamente solo se había impuesto hasta la fecha el otro conjunto turco de la competición, el Fenerbahce.

Los azulgrana conjurándose para iniciar el choque. FOTO: Noelia Déniz
Los azulgrana conjurándose para iniciar el choque. FOTO: Noelia Déniz

Con un quinteto formado por Thomas Heurtel, Pau Ribas, Adam Hanga, Chris Singleton y Kevin Seraphin, el conjunto de Svetislav Pesic buscó desde el primer minuto hacerse con el dominio para encaminar el  último duelo de la Euroliga del 2018 en el Palau. Enfrente, un poderoso Efes  con Micic,  Bryant Dunston, Rodrigue Beaubois, Adrien Moerman y James Anderson de inicio, empezaba a dar señas de su poderío, poniéndose en ventaja en los primeros compases de la disputa a base del tiro exterior. Bajo el aro, un indomable Bryant Dunston hacía palpable el poderío interior de los turcos,  y un acertado Vasilije Micic se erigia como referencia exterior de los turcos.

Con un parcial de 10 a 16 en contra, Svetislav Pesic pidió el primer tiempo muerto del choque para tratar de frenar el immaculado comienzo del conjunto visitante, que en sintonía con sus buenos resultados anteriores, se imponía en el Palau. Adam Hanga se apuntó como la principal baza culé en ataque, ante un Efes que no cesaba en la anotación exterior, anotando cuatro triples consecutivos en el primer tramo del choque. Tras el primer tiempo muerto, el conjunto culé despertó  con Hanga (10 puntos en el primer cuarto) como referencia, pero el poderío turco no cesó a pesar de las la insistencia de los locales, que llegaron a ponerse uno arriba. Sin embargo el primer parcial se clausuraba con una diferencia de seis unidades (23 a 29) favorable al combinado de Ergin Ataman, que hacía palpable su meritoria cuarta plaza en la Euroliga y empezaba a coger las riendas del duelo.

Chris Singleton, esperanza ofensiva del Barça Lassa. FOTO: Noelia Déniz
Chris Singleton, esperanza ofensiva del Barça Lassa. FOTO: Noelia Déniz

En el segundo cuarto, los turcos ensancharon diferencias ante un impotente Barça Lassa que no conseguía hacer suyo el duelo a pesar del ardor de su público, mostrando, una vez más, dificultades en defensa y en ataque.  A falta de cuatro minutos para el descanso, los de Pesic cedían por doce puntos, y el técnico serbio se vio obligado a pedir otra pausa con 30 a 42 en el marcador.

Brock Motum y Vasilije Micic, máximos anotadores con 12 y 10 puntos respectivamente en la primera mitad, lideraban a la armada turca en su hazaña de gobernar en el templo culé ante un conjunto barcelonista que no conseguía paliar el poderío anotador del Efes. Tan solo Adam Hanga, también con 10 puntos en anotación, deslumbraba en un quinteto azulgrana poco certero tanto en ataque como en defensa. A costa Barça alejado de sus mejores noches sobretodo en trances defensivos, los turcos hurgaron en la herida del conjunto culé, imponiéndose al descanso por 39 a 50.

Dos versiones antagónicas desfilaban hacia el túnel de vestuarios tras una primera mitad con claro dominio turco, por encima de un débil Barça Lassa que veía como se le escapaba de las manos la que significaría la última victoria europea del año natural. Los de Pesic no supieron en ningún momento hacer frente al poderío ofensivo del conjunto visitante, que cerró la primera mitad con un total de 9 triples de 16 posibles, con un 53% de efectividad desde más allá del aro.

Pierre Oriola se lamenta. FOTO: Noelia Déniz
Pierre Oriola se lamenta. FOTO: Noelia Déniz

Gracias a un parcial de 7 a 0, los azulgrana iniciaron en el segundo período una heroíca remontada, colocándose a cuatro tantos en el marcador, que les llevaría a culminar otra gesta. De la mano de un inspirado Pierre Oriola, autor de dos triples consecutivos y  la mejora defensiva coral del equipo, el Barça Lassa se conjuró para igualar el choque a 53 puntos, en una soberbia mejora respecto a los minutos anteriores. Los de Pesic equiparaban así la renta desfavorable de 11 puntos al término del primer tiempo gracias a una creciente intensidad en todas las facetas del juego.

La gesta azulgrana culminó con un estratosférico triple de Kyle Kuric que, situando el 59 a 57 en el marcador y la primera ventaja azulgrana en el encuentro, ponía en pie a un enaltecido Palau Blaugrana. Con un apoteósico parcial de 20 a 7 en el tercer cuarto que se tradujo en la remontada de 11 puntos de renta, el Barça Lassa empezaba a soñar con una hazaña que en la primera mitad se presagiaba imposible, en un último cuarto con todo por decidir.

Las buenas sensaciones del tercer cuarto se plasmaron en el arranque del último tramo del choque, en el que el Barça empezó a imponer su autoridad en la pista. Un guión totalmente adverso a la primera mitad permitió a los discípulos de Pesic hacerse con el choque. Los azulgrana abrieron brecha en el marcador con ventajas de hasta 10 puntos, haciendo olvidar por completo el mal trago de la primera parte. Tanto en defensa como en ataque, el combinado blaugrana fue muy superior a su rival en los posteriores minutos, dando un recital en todas las facetas del juego.

El conjunto culé se desató en los minutos finales, noqueando por completo a su rival, desaparecido en el último tramo del choque. Los de Svetislav Pesic harían suyo el encuentro con un marcador definitivo de 80 a 65, culminando una apoteósica remontada para despedir el año en la competición europea en el Palau Blaugrana. Los hombres de Pesic tienen una última cita en casa en 2018, el sábado recibirán la visita del Obradoiro (18:00 hrs), en partido correspondiente a la Liga Endesa.

 

VAVEL Logo