Anuario VAVEL Rayo Vallecano 2018: Míchel, quien hizo a un equipo de Primera
Míchel en un encuentro en la anterior temporada | Fotografía: Rayo Vallecano S.A.D.

Anuario VAVEL Rayo Vallecano 2018: Míchel, quien hizo a un equipo de Primera

Míchel ha logrado que el primer equipo franjirrojo regresara a la máxima competición siendo líderes, pero en Primera no termina de conseguir los buenos resultados que se esperaba. 

fatima-juan-belmonte
Fatima Juan Belmonte

El 2018 ha sido un año para recordar para el primer equipo del Rayo Vallecano y para todos sus aficionados. Uno de los protagonistas de ello fue el técnico franjirrojo. El míster será recordado con lo que consiguió junto a sus hombres.

Míchel comenzó el año al frente de la primera plantilla en Segunda División, el segundo año consecutivo que el equipo se encontraba en dicha categoría. Pero en una situación completamente diferente.

Las buenas rachas iban acompañadas con el técnico 

A pesar de que el equipo comenzó perdiendo en el primer partido del año, el técnico supo remontar dicho tropiezo. El técnico supo como coger las riendas del equipo y entraron en una racha de diez encuentros sin ver la derrota, sumando puntos entre empates y victorias.

Todo ello hasta que llegó el encuentro ante el Sporting de Gijón, que volvieron a caer pero por las mínimas, pero Míchel volvió saber cómo solucionar el tropiezo ante el equipo asturiano. Trabajando con sus hombres volvieron a entrar en una buena racha de seis encuentros sin conocer la derrota.

A pesar de ello, ante el Córdoba volvió ver la derrota en un encuentro que podría ir sentenciando su ascenso directo a la máxima competición del fútbol español. No obstante, ante el Alcorcón en la siguiente jornada, el equipo volvió a ver cómo se les escapaban otros tres puntos que eran tan importantes.

Dos derrotas seguidas fueron acompañadas por el ascenso

Faltaban los dos últimos encuentros para que Míchel viera como el equipo podría ascender directamente, sin tener que entrar en los puestos playoffs y tener que entrar en la competición con los otros equipos para luchar por ello.

No cabe duda, que el técnico franjirrojo supo motivar a los suyos para que ante el Lugo, el último encuentro de la temporada en Vallecas, junto a los suyos, se produjera el ascenso directo a la máxima competición del fútbol de nuestro país.

Y ese fue el gran encuentro que marcó una gran temporada del primer equipo. Sus jugadores lograron ganar al Lugo por 1-0 con gol de Álex Moreno. Por lo que en Vallecas se anclaron en uno de los puestos de ascenso directo, siendo un equipo de Primera División.

Álex Moreno tras el gol ante el Lugo | Fotografía: Rayo Vallecano S.A.D.
Álex Moreno tras el gol ante el Lugo | Fotografía: Rayo Vallecano S.A.D.

Con ello, el técnico con los suyos visitaron Tarragona para hacer frente al último encuentro de la temporada siendo ya un equipo de la máxima competición del fútbol español, haciendo titulares a aquellos que no tuvieron tantos minutos a lo largo de la campaña. A pesar de ello, perdieron por 2-0, pero a pesar de ello, al perder el Huesca, se proclamaron primeros de la categoría, siendo la primera vez que lograban ascender siendo primeros de Segunda División.

Primer entrenador que asciende con el equipo siendo líderes 

De llegar al cargo al borde del descenso a Segunda B, se vio siendo técnico de Primera División. Por lo que Míchel, que siempre ha estado unido con el club franjirrojo, se vio de ser jugador del equipo al ser el entrenador del primer equipo que ascendió al equipo siendo la primera vez líderes de la categoría de plata.

Con varios movimientos en la plantilla, puesto que el técnico vio como el equipo modificó algunos de los jugadores, con muchas nuevas incorporaciones a lo largo del mercado de verano, el técnico comenzó la temporada 2018-2019 en LaLiga Santander.

El Rayo volvió a Primera División 

El regreso del primer equipo a la máxima competición del fútbol español, con Míchel al mando de la plantilla, no comenzó ni está siendo como se pudo soñar en un primer momento.

Comenzaron con los problemas que había en el Estadio de Vallecas, que fue saltando todas las alarmas hasta que llegó al momento que la Comunidad de Madrid cerró el recinto por seguridad a los aficionados.

Con ello, Míchel se estrenó como técnico en Primera División en casa ante el Sevilla, donde vivió una gran derrota en la primera jornada de la temporada en el regreso del equipo de Vallecas a la máxima competición del fútbol español con un resultado de 1-4.

No obstante, el técnico no dejó de motivar a los suyos para seguir haciendo frente a las jornadas que venían por delante. Con ello, en la segunda jornada visitó con sus hombres el Wanda para el encuentro ante el Atlético de Madrid.

En dicho partido, los franjirrojos vieron la segunda derrota, pero el técnico logró que sus hombres dejaran mejores sensaciones encima del terreno de juego, llegando al punto que estuvieron a las mínimas de empatar o, incluso, remontar el choque, el primer derbi madrileño de la temporada.

No comenzaron como se soñó

Tras los dos tropiezos en las dos primeras jornadas que no se consiguió sumar ningún punto en la clasificación, Míchel visitó con los suyos Huesca, para hacer frente a la tercera jornada de la campaña.

Míchel en el encuentro ante el Huesca | Fotografía: LaLiga Santander
Míchel en el encuentro ante el Huesca | Fotografía: LaLiga Santander

En esta jornada fue cuando el Rayo Vallecano vio la primera victoria, en donde se consiguió los tres primeros puntos en Primera División, a pesar de que fue por las mínimas, con un 0-1 en el marcador.

Un buen resultado para que Míchel cogiera más confianza en el puesto, pero llegó el encuentro ante el Alavés, en donde volvió a ver otra derrota de los suyos, por un 1-5, una gran derrota que volvió a ver Vallecas.

Tras ello, Míchel siguió adelante con los jugadores, consiguiendo en la siguiente jornada poder rascar un punto tras el empate con la Real Sociedad,  otro empate con el Espanyol en el Estadio de Vallecas, dos jornadas consecutivas en la que el Rayo Vallecano consiguió dos puntos de los seis posibles.

Se luchaba pero no lograba 

Continuaban los encuentros, y el técnico franjirrojo movía algún protagonista encima de los terrenos de juego para luchar por conseguir ver mejores resultados y salir de la zona de descenso de la categoría.

A pesar de ello, no fue así, pero la afición, club y jugadores continuaban creyendo plenamente en el entrenador a pesar de ver que no lograba corregir los fallos del equipo en las distintas jornadas que estaban disputando.

Tras el empate con el Espanyol, el equipo no logró conseguir ningún punto más hasta el Athletic de Bilbao, el partido aplazado por el cierre del Estadio de Vallecas, en el que Míchel vio otro punto más por parte de sus jugadores.

Con ello, la plantilla fue dejando buenas sensaciones pero continuaba teniendo resultados que no les favorecían, señalando que fueron eliminados de la Copa del Rey, encuentros que se enfrentó ante el Leganés y no lograron vencerles.

Entre ello, volvieron a ver otro empate con el Villarreal en el Estadio de Vallecas, continuando sin ver otra victoria y volver a sumar tres puntos, que hasta dicho encuentro consiguieron una vez, ante el Huesca.

Buenas sensaciones para los pocos puntos sumados

El técnico franjirrojo continuaba trabajando con los suyos, que iban dejando buenas sensaciones, pero sin ver buenos resultados, hasta el encuentro ante el Eibar en el Estadio de Vallecas, que con una brutal jugada de Álex Moreno llegó un grandísimo remate de Embarba que hizo que la mala racha del equipo de Míchel volviera a tener esperanzas a sumar los tres puntos y ver buenos resultados.

Míchel antes del encuentro con el Real Madrid | Fotografía:LaLiga Santander
Míchel antes del encuentro con el Real Madrid | Fotografía: LaLiga Santander

A pesar de ello, tropezaron en los tres siguientes encuentros. Ante el Leganés en el partido de vuelta de la Copa del Rey, Betis y Real Madrid fueron los siguientes tropiezos en los que el técnico tuvo que hacer frente.

Pero llegó el último encuentro liguero del año en el Estadio de Vallecas antes del descanso por las vacaciones de Navidad. El Rayo Vallecano hizo frente al Levante en la decimoséptima jornada, en la que los de Vallecas consiguieron ganar al equipo valenciano por 2-1 a pesar de la niebla que hubo.

Los de Míchel consiguieron sumar los tres puntos antes de finalizar el año y terminar con 13 puntos, a tres puntos del Athelic de Bilbao que se encuentra fuera de la zona de descenso de la categoría.

Un año que el técnico ha vivido distintos momentos, de ascender al primer equipo a Primera División y estando jugando ante los grandes equipos, pero sin ver los buenos resultados que les hacen falta para no estar en la zona de peligro.

VAVEL Logo