Anuario VAVEL Real Oviedo 2018: banquillo, el más señalado
Fotomontaje: VAVEL

Anuario VAVEL Real Oviedo 2018: banquillo, el más señalado

Anquela ha tenido que lidiar con las críticas en cuanto los resultados no fueron los esperados por la afición. 

marcos-granda
Marcos Granda

El entrenador jienense del Real Oviedo está teniendo dos temporadas muy diferentes en la capital asturiana, lo que ha provocado que, a pesar de su renovación tras el último partido de la pasada temporada, su continuidad no esté garantizada.

Sin playoffs de ascenso, pero reforzado

El final de la pasada temporada fue muy complicado para el Real Oviedo, especialmente para Juan Antonio Anquela. A pesar de que el cuatro de febrero se vivió el mejor momento para la parroquia azul de la campaña con la victoria por 2-1 en el derbi asturiano, desde ese encuentro no se volvió a jugar con la misma claridad que en las pasadas jornadas, y aunque se ganaron algunos partidos, el bagaje de resultados no fue para nada positivo

Los azules vivieron algunas derrotas decepcionantes y dolorosas, como el 0-1 de un Alcorcón que la pasada campaña no disfrutaba de una situación tan cómoda como la actual, sino que en su visita al Tartiere coqueteaba con el descenso. Tras un encuentro igualado, aunque con buenas ocasiones carbayonas para imponerse (estrellándose en el larguero en una espectacular chilena de Toché), un resbalón de Viti en el último minuto le puso en bandeja la ocasión de batir a Alfonso Herrero a Jonathan Pereira, dejando a los azules sin ni siquiera un punto. Ya en la penúltima jornada de liga, el Real Oviedo visitaba a la Cultural Leonesa, equipo que terminó descendiendo pero que fue capaz de llegar vivo a la última jornada al imponerse por un decepcionante 2-0 a los asturianos.

Temperamental como ninguno | Imagen: Real Oviedo
Temperamental como ninguno | Imagen: Real Oviedo

Ya en la última jornada de liga, el Real Oviedo cumplió el objetivo, que era el de ganar al Huesca, pero dependía de otros resultados, de los cuales se cumplieron todos a excepción de que no ganase el Numancia, que aunque por un momento se vio fuera de los playoffs, terminó imponiéndose a la Cultural, descendiendo así a los leoneses y dejando al Real Oviedo sin promoción de ascenso. Tras el final del partido, el Tartiere dictó sentencia, cantando "Anquela quédate", y menos de 24 horas después del partido, el club anunció la renovación del técnico jienense. 

Criticado esta temporada

Durante el verano, una de las razones por las que la afición azul celebró la renovación de Anquela fue porque opinaban que la plantilla con la que contaba el jienense era de una calidad inferior a la debida y el hecho de que el entrenador apenas había tenido voz a la hora de indicar qué fichajes quería realizar. Sin embargo, durante la nueva pretemporada, el técnico fue mucho más escuchado por el director deportivo, confeccionando una plantilla a su gusto y de presumible calidad, al contar con futbolistas contrastados en el fútbol español e internacional.

En la primera jornada de liga, los carbayones no pudieron pasar del empate ante el Extremadura, al haber quedado 1-1, aunque la imagen que dio el equipo fue de una plantilla competitiva y que quiere manejar la pelota con calidad. El siguiente partido fue una victoria por 2-4 en Córdoba, algo que hacía presagiar que sería una buena temporada. Los problemas llegaron en el siguiente encuentro en el Tartiere, ante el Real Zaragoza, en el que los asturianos perdieron por 0-4 en un gris partido realizado por los pupilos de Anquela. A partir de esta fecha, el jienense comenzó a ser el más cuestionado, al ver a un equipo débil en defensa, especialmente en el balón parado. Con el paso de las jornadas, se vio a un Anquela muy desmejorado físicamente, dejándose una frondosa barba y viviendo la aparición de varias arrugas que no estaban presentes después del verano.

Anquela, desesperado por los errores | Imagen: Real Oviedo
Anquela, desesperado por los errores | Imagen: Real Oviedo

El técnico andaluz volvió a respirar en el derbi asturiano, en el que se impuso por el mismo resultado que el de la pasada campaña (2-1) y que terminó con la destitución de Rubén Baraja, entrenador del Sporting de Gijón y que se veía en la misma situación que Anquela. Tras la victoria en el derbi, las sensaciones son las mismas que antes de jugarlo, con derrotas decepcionantes y empates que saben a poco, que no hacen más que alejar al Real Oviedo de los puestos de playoffs de ascenso. Sin embargo, por el momento no se ha confirmado nada sobre su puesto, manteniéndose como entrenador a pesar de que ya han salido algunos nombres que podrían ser posibles sustitutos del jienense en caso de que se realizase un despido que por el momento no se ha producido a expensas de lo que vaya a suceder en 2019.

La victoria en el derbi desató las lágrimas de Anquela | Imagen: Real Oviedo
La victoria en el derbi desató las lágrimas de Anquela | Imagen: Real Oviedo

El 2018 no ha sido un año sencillo para un entrenador que se está dejando la piel por el Real Oviedo, pero que puede no ser suficiente para llevar al conjunto carbayón al olimpo del fútbol español. Solo el tiempo dirá.

VAVEL Logo