Anuario VAVEL
Osasuna 2018. La delantera: un problema permanente

Anuario VAVEL Osasuna 2018. La delantera: un problema permanente

Este año, el CA Osasuna ha contado con muchos atacantes (extremos y delanteros centro). Análisis del rendimiento de estos en el año 2018.

jon-martinez-senosiain
Jon Martinez

Osasuna y el gol. Osasuna siempre ha buscado un delantero capaz de superar los 15 goles en una temporada, ha fichado a jugadores con mucho nombre; Sergio León, Quique González, Xisco, David Rodríguez y un largo etcétera. Pero nunca se ha dado la clave.

La temporada pasada

Después de una temporada fatídica en La Liga Santander que acabó en descenso, el conjunto rojillo fichó a delanteros con una gran experiencia en la categoría. Fichó a la zurda del vallisoletano Quique González. Fichó a la calidad del mallorquín Xisco Jiménez. Fichó a la finalización del talaverano David Rodríguez. A pesar de ello, no se consiguió objetivo de que alguno de estos experimentados arietes consiguiera el objetivo de superar la quincena de goles.

En la posición de ataque también se incluyen los extremos. La pasada campaña, en 2018, Osasuna contó con tres extremos naturales: Sebastián Coris, Rober Ibáñez y Kike Barja. Tres extremos con vocación ofensiva, tres que encaran y, si no, buscan algún compañero con centros al área rival.

Aún renombrando a los extremos como delanteros, la suma total de goles en 2018 es insuficiente. Tan solo 12 goles en 25 partidos. El equipo en conjunto anotó 22 goles. Eso supone el 54% de los goles. La delantera anotó más de la mitad de los goles, con ese dato no se le podría reprochar nada a los delanteros. Los problemas con el gol la temporada pasada pudieron ser otros como el sistema táctico.

Rendimiento por jugador:

La punta de ataque rojilla, estuvo compuesta por seis integrantes:

David Rodríguez: fue el delantero que más goles anotó. Cinco exactamente. El talaverano tuvo un rendimiento intermitente. Los experimentos de Diego Martínez pudieron ser culpables de ello. Lo probó en banda en más de un partido. Pero tampoco destacó ni sacó todo su potencial cuando actuaba de ariete puro.

Xisco Jiménez: para intermitente el mallorquín. Solo anotó dos goles en el año 2018. La causa de su irregularidad pudieron ser las lesiones. Le alejaron de los terrenos de juego más de siete partidos y le costó volver a tener ritmo de partido.

Quique González: demostró el que más su actitud y su calidad. También demostró su mala fortuna de cara al gol. Marcó dos goles en la segunda mitad de la temporada. Este jugador pudo ser el más perjudicado por Diego Martínez, al colocarlo en la banda y alejarlo de la portería. Este año en el Deportivo, más cerca de la portería, en su posición, ha marcado 10 goles.

Rober Ibáñez: se incorporó a Osasuna en el mercado invernal en calidad de cedido. A pesar de actuar de extremo, marcó los mismos goles que sus compañeros Quique y Xisco. Fue un jugador que desbordaba, escurridizo y con mucha calidad.

Sebastián Coris: otro jugador que dejó destellos de calidad durante la temporada. Apenas contó para el técnico para la segunda mitad de la campaña. Su actitud no le fue de gran ayuda para entrar en los onces rojillos.

Kike Barja: de menos a más. Impresionante la evolución que tuvo el canterano en la segunda mitad de la temporada. No contó para la primera mitad, pero se hizo hueco en el once con sus buenas actuaciones. Marcó tan solo un gol. Pero su evolución se hizo notar partido tras partido.

La actual temporada

Al cabo de una mala temporada, que no se consiguieron los objetivos marcados, la directiva rojilla ha intentado recuperar la ilusión de su afición, y hasta ahora, lo ha logrado. La etapa de Diego acabó y la dirección deportiva eligió a Jagoba como sustituto. En la faceta ofensiva, también ha habido cambios. Tanto ventas como fichajes. Se vendió al Deportivo de la Coruña a Quique González. Sebastián Coris y Rober Ibáñez regresaron a sus respectivos clubes tras acabar el periodo de cesión.

Para contrarrestar estas salidas, entre fichajes y cesiones, se han unido a la plantilla rojilla tres atacantes: el mallorquín Brandon Thomas; en calidad de cedido con opción de compra, al goleador onubense Juan Villar; por menos de un millón, y el valenciano Rubén García; libre con opción de recompra gratis del Levante. A estas incorporaciones también se suma Miguel Olavide, que ha estado cedido al Sevilla Atlético.

Respecto al principio de este año, el número de goles por partido ha incrementado. En menos partidos, 19 frente a 25, el equipo ha marcado 24 goles, dos más que al final de la pasada temporada. Y de estas dos docenas de goles, 14 provienen del ataque, es decir el 58% de los goles. Este aumento de los goles, tiene un nombre y un apellido único: Juan Villar. El jugador que puede jugar tanto en banda como en ataque, ha marcado ocho goles. Con estos goles ya supera a los máximos goleadores de la pasada temporada, Fran Mérida y David Rodríguez, los dos con siete.

Rendimiento por jugador:

Rubén García: uno de los jugadores más talentosos de la categoría. A parte del talento también muestra una gran actitud. Los números que lleva lo demuestran: dos goles y seis asistencias. La talentosa zurda es la que más asiste de toda la categoría. Ha sido bastante regular exceptuando algunos partidos que no pudo sacar su calidad.

Kike Barja: cada temporada se supera. Velocidad, calidad y descaro por la banda que molesta continuamente al lateral que le defiende. Mejoran sus números respecto a la primera mitad de este año: dos goles y tres asistencias. El canterano todavía está por explotar y sacar su gran potencial.

Juan Villar: intratable en este inicio. Ocho goles son los que llevan el delantero andaluz. No es un jugador en el que predomina el talento, pero si es un jugador que tiene un olfato de gol increíble, y que sabe estar para marcar ese gol. Marca un gol cada 110 minutos. Si las lesiones le respetan, puede ser un hombre crucial para los rojillos.

Miguel Olavide: no está contando para Jagoba. Como ya anunció el míster rojillo, la intención es que se quede en Pamplona, según el técnico contará más para Osasuna esta segunda mitad de la temporada.

Brandon Thomas: actitud le sobra. Un jugador rápido y que se deja todo en el campo es lo que ha demostrado el mallorquín. Solo lleva un gol, pero su trabajo le ayudará a conseguir aumentar la cuenta.

Xisco Jiménez: irreconocible. El goleador de la pasada temporada no ha aparecido. No muestra la actitud del año anterior. Lleva el mismo número que su paisano Brandon. La calidad para bajar los balones no la ha perdido, pero deberá recuperar la actitud para ser un jugador importante en la plantilla.

David Rodríguez: su rendimiento va a menos. Comenzó siendo titular y contando minutos. Pero su mala fortuna y su mal rendimiento le han dejado en el banquillo. Al igual que Xisco, deben demostrar más sobre el campo si quieren ser más importantes.

Resumen

Este 2018, Osasuna ha contado con grandes delanteros, pero quizás, el jugador del que menos se esperaba, está siendo el que más goles marca. Si Juan Villar siguiese con esta racha, superaría la veintena de goles, algo que no se habría logrado en Osasuna desde hace tiempo. La afición rojilla, lleva pidiendo un relevo de David o Xisco toda la temporada. Quiere un jugador que pueda acompañar al pichichi rojillo y ayude a ampliar la cuenta de goles rojilla. A pesar de ello, la directiva no planea ningún fichaje si no es por alguna salida.

VAVEL Logo