Anuario VAVEL Granada CF 2018: de la decepción a la ilusión
Fotomontaje VAVEL

Anuario VAVEL Granada CF 2018: de la decepción a la ilusión

El equipo granadino sufrió este año su segundo desencanto desde que John Jiang llegara al club, ya que no consiguió el ascenso a Primera División. Ni siquiera logró clasificarse para disputar los playoff, lo que desilusionó mucho a la afición. En verano, Diego Martínez llegó para ser el pilar de un nuevo proyecto cargado de prudencia, que se fija como primer objetivo la permanencia pero sin "renunciar a nada" en una Segunda de las más complicadas que se recuerdan. Los rojiblancos terminan líderes el año, lo que invita a soñar en 2019 || |Firma: María José Ramírez y Jose Castro.

mariajsramirez7
María José Ramírez

Si del amor al odio hay solo un paso, de la decepción a la ilusión también. Esas sensaciones ha experimentado el Granada CF en este 2018. Los rojiblancos tenían el claro objetivo de lograr el ascenso a Primera División, de manera directa, como primero o segundo clasificado. Esa corazonada anunciada en verano se empezó a complicar desde comienzos de este año. Luego se hizo añicos, pues el equipo no logró ni siquiera clasificarse para disputar el playoff de ascenso. Fue la segunda decepción desde la llegada de John Jiang al club granadino. 

El Granada CF comenzó 2018 en puestos de playoff. Sexto clasificado, el equipo nazarí estaba a cinco puntos del liderato y a dos de la otra plaza de ascenso directo. Los rojiblancos empezaron el año con un desplazamiento complicado y con una baja muy importante. El Granada visitó al Cádiz CF con la ausencia de Darwin Machís, que se había lesionado en el último partido de 2017 contra el Sporting de Gijón. La ausencia del venezolano se notó. El conjunto nazarí perdió ese y el siguiente partido contra el Albacete, que también fue lejos de Los Cármenes y sin el extremo de la vinotinto. El Granada mostró su falta de efectividad y su lagunas a balón parado. Tras esas dos derrotas, los rojiblancos abandonaron los puestos playoff.

Con la vuelta de Machís al equipo, el Granada CF venció al Real Zaragoza en el Nuevo Los Cármenes (2-1), con remontada incluida. El equipo de Oltra recuperó la sexta plaza, pero luego la perdió al caer de manera contundente en su visita al Mini Estadi. El FC Barcelona B ganó a los rojiblancos por un claro 3-0.

La mejor racha de victorias

Esa dolorosa derrota en Barcelona fue un punto de inflexión para el Granada CF. Los rojiblancos sumaron luego cuatro victorias consecutivas, la mejor racha de la temporada. El cuadro nazarí venció al Tenerife (2-1), con dos bellos golazos de Machís y Peña; al Real Valladolid (1-0); al Córdoba CF (2-1), en el estreno de Sandoval en el banquillo cordobés; y al Alcorcón (2-0).

Adrian Ramos celebra su segundo gol al Alcorcón con S.Agra. Foto: Antonio L Juárez
Adrian Ramos celebra su segundo gol al Alcorcón con S.Agra. Foto: Antonio L Juárez

Tres derrotas y el cese de Oltra

Pero tras esas cuatro victorias llegaron tres derrotas seguidas para el Granada CF. Perdió contra el Lugo (2-1), en el descuento. También contra el Nástic de Tarragona en Los Cármenes, en un partido en el que se le secó la pólvora e incluso Machís falló un penalti. En Oviedo sufrió otra dolorosa derrota y perdió, además, a su estrella Machís, que fue expulsado por propinar un golpe a Viti. Ese mal partido y la mala racha del equipo provocaron que el club granadino decidiera cesar al entrenador José Luis Oltra.

Oltra fue cesado como entrenador del Granada | Foto: Antonio L. Juárez
Oltra fue cesado como entrenador del Granada | Foto: Antonio L. Juárez

El valenciano no entendió la decisión y dio una rueda de prensa de despedida en la que estuvo respaldado por algunos pesos pesados de la plantilla. Dejó al Granada CF quinto, pero tanto el director deportivo como el resto de mandatarios consideraban que el equipo tenía plantilla para estar más arriba en la tabla.

Morilla, el elegido para cambiar el rumbo

El entrenador del filial, Pedro Morilla, fue el elegido por el club para hacerse cargo del Granada CF e intentar cambiar el rumbo del equipo. El sevillano tenía la plena confianza de los mandatarios, pero una dura 'papeleta' por delante. En el primer partido, contra el Numancia, el Granada CF ganó 'in extremis', con un gol en el descuento de Javier Espinosa, un jugador que había sido descarte para Oltra. 

Pedro Morilla en su debut al frente del primer equipo del Granada | Foto: Antonio L. Juárez
Pedro Morilla en su debut al frente del primer equipo del Granada | Foto: Antonio L. Juárez

En el segundo partido con Morilla, el Granada CF sufrió su primer batacazo, pues perdió en su visita al Lorca, el último clasificado. Fue un duro golpe para los granadinos, ya que además el equipo murciano llevaba tres meses sin ganar.

El ascenso se aleja

El Granada CF empeoró sus resultados y el tren del ascenso comenzó a alejarse. Empató en Los Cármenes con Osasuna (1-1) y también contra el Sevilla Atlético (0-0), colista por aquel entonces. El equipo se sentía ansioso y peor lo tuvo tras el empate contra la Cultural Leonesa, en casa, y la derrota en Huesca. Los rojiblancos se llegaron a poner 3-1 contra el equipo leonés, pero la expulsión de Víctor Díaz mermó al equipo hasta tal punto de que terminó cediendo un empate. La derrota en Huesca fue ya la gota que colmó el vaso de la directiva, que decidió cesar a Morilla tras solamente lograr una victoria y tres empates en seis partidos.

Naufragio en El Alcoraz | Foto: La Liga
Naufragio en El Alcoraz | Foto: La Liga

Portugal, última esperanza

Morilla siguió ligado al club y en la siguiente temporada ha regresado al banquillo del filial. Su sustituto en el primer equipo por aquel entonces fue Miguel Ángel Portugal. El técnico era la última esperanza para lograr la reacción del equipo, que estaba a cuatro puntos de los puestos de playoff. Portugal llegó confiado en que la plantilla tenía “potencial” para aprovechar “las opciones de ascenso” que aún quedaban. Ardua tarea que se complicó ya desde el primer partido. El Granada CF perdió contra el Rayo Vallecano en Los Cármenes (0-2)

Después, en Almería, el equipo granadino terminó prácticamente con sus opciones de alcanzar los puestos de playoff. Los rojiblancos, que jugaron de negro, se mostraron bloqueados, faltos de ideas y terminaron derrotados por un Almería con mucho más empuje. La jornada fue propicia para el Granada CF por los resultados de sus rivales directos, pero falló y no pudo engancharse a la lucha por el playoff. En casa sí ganó en la siguiente jornada al Reus Deportiu, pero de poco sirvió esa victoria por la mínima, gracias a un gol de falta directa del incombustible Álex Martínez. 

Ni en playoff

El Granada CF perdió también su último partido fuera de casa, contra el Sporting. Esa derrota ya certificó matemáticamente que el equipo no podía disputar playoff de ascenso. Una decepción para un Granada 'hecho' para ascender a Primera, al que le pesó como una losa ese objetivo. Los rojiblancos despidieron una temporada decepcionante al menos con una victoria en Los Cármenes sobre el Cádiz, al que le dejaron sin opciones también de disputar el playoff.

Machís celebra el primer gol frente al Cadiz. Foto: Antonio L Juárez
Machís celebra el primer gol frente al Cadiz. Foto: Antonio L Juárez

El comienzo del cambio

El club granadino comenzó a planificar la temporada 2018/19 con objetivos mucho más humildes tras una campaña complicada. Empezó por reestructurar la dirección deportiva, y prescindió de Manolo Salvador como director deportivo y dejando los fichajes en manos de un grupo llamado Hope. A partir de ahí, el Granada empezó a buscar en el mercado, pero con un presupuesto mucho más reducido que el de la temporada anterior. Lo primero de todo fue elegir a un entrenador. Apostó por un técnico menos contrastado que los nombres que sonaban, pero que había dejado muy buen sabor de boca en todos los equipos que había entrenado. Ese entrenador era Diego Martínez, que gracias a haber entrenado al filial del Sevilla FC consiguió muy buenas relaciones tanto con jugadores como con la directiva sevillista, lo que facilitó mucho la llegada de jugadores como Alejandro Pozo o Fede San Emeterio.

Diego Martínez ha posado con la camiseta en Los Cármenes | Foto: Antonio L. Juárez
Diego Martínez ha posado con la camiseta en Los Cármenes | Foto: Antonio L. Juárez

Llegaron más fichajes al Granada CF, concretamente siete jugadores contando también a los dos anteriormente mencionados. Así,  Jose Antonio Martínez (cedido por el Eibar), Álvaro Vadillo ( SD Huesca), los ya mencionados Fede San Emeterio y Alejandro Pozo (Real Valladolid y Sevilla FC respectivamente), Rodri Ríos (Cultural y Deportiva Leonesa), Fede Vico (cedido por el Leganés) y Nico Aguirre (cedido por el Chongqing Lifan) se unieron a la plantilla del Granada CF.

A estos fichajes se les sumarían Fran Rico, que regresaba de su cesión en el Eibar lesionado, y los canteranos Aarón Escandell, Adri Castellano y Jose Antonio González, que ascendieron del filial. Para completar la plantilla, el Granada decidió contar también con Pablo Vázquez, que en el mercado invernal de la anterior campaña se marchó cedido al Alcorcón sin mucho éxito.

La pretemporada resultó ser un tanto exitosa, pues la única derrota sufrida por los pupilos de Diego Martínez fue en el enfrentamiento ante el Málaga C.F. , en el que cayó en penaltis, en el trofeo veraniego de la Ciudad de Granada.

Un inicio de temporada dubitativo

El comienzo de la temporada fue algo dubitativo. El Granada CF cosechó dos empates, 0-0 en casa del Elche y 1-1 ante el Lugo en el Nuevo Los Cármenes, y se puso en duda de nuevo el nuevo proyecto del Granada. 

En las siguientes jornadas, la situación mejoró enormemente y el Granada logró tres victorias consecutivas ante Osasuna, Extremadura y Rayo Majadahonda. Tras ello, visitó Riazor, donde por pequeños errores puntuales cosechó la primera derrota, por 2-1 ante el Deportivo. Tras ese tropiezo, el equipo volvió a ponerse el mono de trabajo y consiguió cosechar de nuevo tres victorias consecutivas ante Córdoba, Reus y Mallorca. El equipo empezaba a carburar de manera increíble y la afición estaba totalmente unida al equipo, incluso en las derrotas venideras como la de Santo Domingo ante el mejor Alcorcón de los últimos años. 

El Granada perdió en Alcorcón | Foto: La Liga
El Granada perdió en Alcorcón | Foto: La Liga

Este Granada luchaba y lucha todos los partidos, y supo recomponerse ante dicho revés y consiguió un par de victorias ante el Almería en casa y el Zaragoza en un feudo donde el Granada solía naufragar. Después de estas victorias, el equipo nazarí tuvo una pequeña crisis, y estuvo tres partidos consecutivos sin conocer la victoria. Empató ante el Numancia en casa y contra Las Palmas, y encajó la tercera derrota de la temporada y la primera en su feudo, ante el Real Sporting.

Parecía que el Granada se había desinflado, pero nada más lejos de la realidad. Los rojiblancos conquistaron La Rosaleda con un solitario gol de Montoro en la siguiente jornada. Esas buenas sensaciones continuaron las dos siguientes jornadas, en las que obtuvo dos victorias más en casa del Nástic y en el Nuevo Los Cármenes ante el Real Oviedo.

Montoro celebra su gol en La Rosaleda | Foto: Antonio L. Juárez
Montoro celebra su gol en La Rosaleda | Foto: Antonio L. Juárez

El Granada afrontó el último partido del año con tres victorias consecutivas y parecía que iba a cosechar la cuarta, pero un gol del Tenerife en el último minuto les privó de ello y solo pudo sumar un empate, que pone al Granada CF con 38 puntos y líder momentáneo de Segunda División, tras los resultados de sus rivales directos.

Este Granada CF se ha caracterizado por una gran solidez defensiva, una eficacia de cara al gol que en algunas ocasiones ha fallado, pero que suele funcionar y, sobre todo, un gran juego y trabajo colectivo que están haciendo que la afición granadinista vuelva a ilusionarse con su equipo y que aquellos que no creyeron en el proyecto en julio vuelvan a creer ahora en diciembre. Lo mejor para el Granada CF parece que está por llegar.

Anuarios VAVEL Granada CF 2018

Anuario VAVEL Granada CF 2018: Entrenadores, el resurgir del fénix

Anuario VAVEL Granada CF 2018: porteros, de experiencia a juventud

Anuario VAVEL Granada CF 2018: una defensa de luces y sombras

Anuario VAVEL Granada CF 2018: centrocampistas

Anuario VAVEL Granada CF 2018: delantera, eficacia escasa

 

VAVEL Logo