Anuario VAVEL Real Zaragoza 2018: la defensa, en busca de la solidez perdida
Imagen: Vavel

Anuario VAVEL Real Zaragoza 2018: la defensa, en busca de la solidez perdida

Mucho ha cambiado de aquella sólida defensa maña que plantó los cimientos del equipo que estuvo a un paso del ascenso la pasada campaña. Pero este cambio no son sólo nombres, sino también ciertos motivos.

n_cenjor
Nacho Cenjor

Si algo caracteriza la segunda división del fútbol español es por los resultados ajustados que vienen dados por las sólidas defensas que componen cada uno de los conjuntos. Y es lo que caracterizó al Real Zaragoza de Natxo González en la segunda vuelta de la temporada 17/18.

Con dos laterales asentados (Benito y Lasure) y cuatro centrales que se alternaban en función del tipo de partido (Verdasca, Mikel, Grippo y Perone), el Real Zaragoza tuvo en su defensa un seguro en el cual poder confiar. Además de la seguridad defensiva, también se sumaron en ataque, destacando el gol de Mikel González en la vuelta de los playoffs ante el Numancia, aunque no pudo servir para pasar de eliminatoria.

Pero tras la decepción de los playoffs, Mikel tomó rumbo a Chipre y dejaba a la zaga sin su central más experimentado y con mejor salida de balón. Otro que salió fue Ángel Martínez, el cual no tuvo prácticamente ninguna oportunidad en la segunda vuelta. Éste tomó rumbo a Grecia. También estuvo apunto de salir Lasure rumbo a Eibar, pero acabo quedándose.

En sustitución de Mikel, se trajo a Álex Muñoz, central de buena talla, pero sin la experiencia de Mikel. Además de que Carlos Nieto adquirió ficha con el primer equipo para sustituir así a Ángel Martínez, y en alguna medida a Oyarzun, que disputó algunos encuentros en el lateral izquierdo. Todos los demás defensas de la temporada pasada, continuaron esta también (Delmás, Benito, Verdasca, Grippo, Perone, Lasure).

El inicio de temporada con Imanol Idiakez fue un espejismo en cuanto a lo defensivo se refiere, ya que en los cuatro primeros encuentros solo se encajaron dos goles, ante el Rayo Majadahonda y ante Las Palmas. Tras este buen inicio en lo que a defensivo se refiere, comenzó una etapa que trajo consigo las destituciones de Idiakez y Alcaraz. Pero no obstante, en este mal tramo destacó el gran nivel mostrado por Álex Muñoz y Benito.

Para hacerse a la idea de la fragilidad defensiva mostrada, el Real Zaragoza estuvo más de tres meses sin dejar la portería a cero. Desde aquel 0-4 al Oviedo del ocho de septiembre hasta el 0-0 ante el Córdoba del nueve de diciembre.

Pero, ¿a qué es debido esta poca solidez? Los motivos pueden ser varios, empezando por una bajada de rendimiento de algunos jugadores, como puede ser el de Verdasca (que no está al nivel de la pasada campaña) o Lasure; también debido a lesiones, como la que está sufriendo Grippo, el cual estará de baja lo que resta de campaña; o los continuos cambios de sistema que hacían jugar a ciertos jugadores en posiciones que no eran la suyas (como Nieto o Delmás de centrales con Alcaraz).

En el lugar de Grippo (lesionado de larga duración), se ha traído a Guitián, un viejo conocido que mostró un buen nivel con la camiseta maña.

Una de las muchas tareas que tiene Víctor Fernández es, sin duda, recuperar esa solidez que tanto caracterizó al equipo de Natxo González que "voló" en la segunda vuelta. En su primer encuentro como míster, volvió a la defensa de cuatro, incluyendo como novedad a Zapater en el lateral derecho, seguramente por la ausencia por lesión de Benito.

En el centro de la zaga estuvieron Guitián y Álex Muñoz, por el cual la afición pedía más minutos, y en el flanco izquierdo Daniel Lasure.

Aunque el equipo encajó gol ante el Extremadura, la zaga mostró una versión muy seria en defensa. El ataque extremeño no inquietó en exceso a la defensa maña, la cual, además, sacó el balón con criterio, como quiere Víctor.

Se verá si el nuevo año trae esa solidez que conduzca al equipo a la zona alta de la tabla. Pero como dijo Víctor, paso a paso. Partido a partido.

MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo