Anuario SD Eibar 2018: El fortín de Ipurúa
El Estadio Municipal de Ipurúa (FOTO:// LaLiga)

Anuario SD Eibar 2018: El fortín de Ipurúa

Ipurúa, el punto fuerte y clave para el conjunto armero en este 2018.

javier-alvarez
Javier Alvarez

Los pupilos de José Luis Mendilibar han protagonizado excelentes actuaciones en su Estadio durante este año, de ahí el resultado en la tabla de clasificación la temporada pasada y de ésta (son 17 las jornadas disputadas hasta la fecha de hoy).

El Estadio de Ipurúa se ha convertido en un auténtico fortín para el equipo local.  Con un bagaje total de 8 victorias, 4 empates y 7 derrotas en la pasada temporada, y 4 victorias, 3 empates y 2 derrotas en la presente, la afición armera puede estar muy contenta y satisfecha de sus jugadores. En total, teniendo en cuenta la pasada y presente campaña (con los partidos disputados hasta ahora), los pupilos de Mendilibar han conseguido sumar 43 puntos de 84 en su Estadio, más del 50% de los puntos posibles. También hay que tener en cuenta que la SD Eibar no es un club con un presupuesto alto, ni tampoco tiene la experiencia ni la historia demasiado larga en la máxima categoría del fútbol español.

Desde que ascendieran por primera vez en su historia a Primera División, los de José Luis Mendilibar no han vuelto a la División de plata. En la 2013/2014 los armeros quedaron en primera posición en Segunda, para así ascender a la máxima categoría y montar una auténtica fiesta, Por entonces, los pupilos del entrenador de Zaldívar sumaron 71 puntos, con 19 victorias, 14 empates y tan sólo 9 derrotas. 

Desde aquella campaña todo cambió en la ciudad de Eibar. La suerte acompañó a los armeros, porque pese haber quedado en puestos de descenso la siguiente campaña, ya en Primera División, por primera vez en su historia. Los guipuzcoanos concluyeron la campaña en la 18º posición, pero gracias a que el Elche sufrió apuros en los despachos, éstos hizo que los alicantinos perdieran la categoría directamente, aún habiendo quedado en 13º plaza, con 41 puntos en su haber.

Desde entonces, desde esa misma campaña, desde la temporada 2014/2015, todo ha sido color de rosas para un Eibar que ha ido mejorando poco a poco, hasta llegar al lugar donde se encuentra hoy en día, media-alta tabla de clasificación. Eso sí, no hay que olvidar el sacrificio y esfuerzo que hay detrás de las espaldas de cada uno de los componentes del club, tanto de todo el cuerpo técnico como el de cada uno de los jugadores que han sido partícipes de dicho logro. Eibar, una ciudad, un equipo, una entidad desconocida, se dio a conocer por la mayoría de los los aficionados del fútbol tras ese gran primer puesto en Segunda División; un logro, sin duda, que quedará marcado en el corazón de todos los eibartarras, por el resto de sus vidas.

La afición del club armero es otro punto muy grande a favor; a pesar de la escasa capacidad del Estadio Municipal de Ipurúa para albergar partidos de Primera División, el club se ha presentado siempre con muchísima humildad y respeto hacia cada uno de sus rivales, y ha llenado cada uno de los fondos, cada butaca, y ha conseguido dar calor a cada futbolista, a todo el equipo, a todo el club, a toda la cudad, a Eibar entero.

Un Eibar que se ha hecho fuerte en casa y no se ha descuidado fuera de ella, que ha sabido medir las fuerzas, y sobre todo, que ha sabido como dosificar cada uno de sus esfuerzos para no llegar fundido a la conclusión de cada curso, de cada batalla, para dar a su afición lo que realmente se merece; FELICIDAD.

VAVEL Logo