Anuario VAVEL Real Oviedo 2018: tan cerca, tan lejos
Fotomontaje: VAVEL

Anuario VAVEL Real Oviedo 2018: tan cerca, tan lejos

Análisis del 2018 para un Real Oviedo que comete los mismos errores que en campañas pasadas, quedándose todavía más cerca que nunca de entrar en Playoff de ascenso.

marcos-granda
Marcos Granda

El Real Oviedo ha vivido un año convulso en este 2018, con alegrías y decepciones a partes iguales, pero sin premio al final de temporada y con otra campaña en la que afrontar un largo camino para alcanzar la gloria en el fútbol español.

Tan solo un gol

Un gol, eso fue todo lo que necesitó el Real Oviedo de Juan Antonio Anquela para haber entrado en playoff de ascenso a La Liga Santander la pasada temporada, un gol que ninguno de los jugadores carbayones podía anotar, ya que ese tanto tenía que haber sido marcado en el Numancia - Cultural Leonesa que terminó con victoria por la mínima de los de Soria y clasificándose a la promoción. Sin embargo, para llegar a esa situación, la segunda parte de la temporada tuvo mucho que ver para los pupilos de Anquela.

El 2018 empezó de manera muy positiva para la afición carbayona, con dos empates fuera de casa ante los dos mejores equipos de la categoría, el Huesca y el Rayo Vallecano, precisamente los dos conjuntos que obtuvieron el ascenso directo en junio, además siendo dos partidos en los que los asturianos tuvieron muy mala suerte. En el Alcoraz, Alfonso Herrero cometió un error de bulto, regalándole el gol a Álex Gallar tras unos 30 minutos muy buenos del Real Oviedo en los que Linares falló un penalti; posteriomente, Aarón Ñíguez realizó una jugada de fantasía junto a Saúl Berjón para anotar el tanto del empate a 20 minutos del final. En Vallecas, un penalti más que discutible pitado a Christian Fernández (ahora Bolaño), junto con un tiro de Rocha al larguero en el descuento no dejaron a los azules marcharse con premio de Madrid, al quedar 2-2 en el marcador. La victoria en Almería sirvió para coger moral, ya que dos semanas después tendrían el derbi asturiano en el Carlos Tartiere

El 4 de febrero, los carbayones recibían al Sporting de Gijón en su feudo, en un encuentro que se saldó con ningún incidente y la victoria del Real Oviedo gracias al héroe más inesperado, José María Angresola "Mossa", quien batió por doble partida a Mariño, ganándose el "Patricio Dorado" (un juguete del que habló un niño aficionado del Oviedo en las gradas mientras Movistar + le grababa para su segmento de "El Día Después"). Los dos goles del valenciano, especialmente el segundo, sirvieron para que los ovetenses celebrasen la victoria con una "haka" islandesa en el centro del campo. Por desgracia, el derbi fue el último momento de felicidad en la parroquia azul de esa temporada, ya que se encadenaron una serie de malos resultados que terminaron minando la moral de los jugadores y afición. 

Celebración en el derbi | Imagen: Real Oviedo
Celebración en el derbi | Imagen: Real Oviedo

Las dos derrotas más dolorosas se dieron ante el Alcorcón en el Tartiere y la Cultural Leonesa en el Reino de León. Contra los madrileños, el conjunto carbayón tuvo muchas oportunidades para imponerse, incluso una chilena de Toché, pero tanto la intervención del guardameta como los postes impidieron a los azules hacerse con la victoria. En el último minuto, Viti Rozada, extremo del filial, resbaló con el balón controlado, dejándole la portería vacía al ex del Real Oviedo, Jonathan Pereira, para batir a Alfonso Herrero. En León, con más de 3.000 oviedistas en las gradas, el equipo exhibió un nivel muy bajo de fútbol, en la penúltima jornada de liga y ante un equipo que se jugaba no descender. El 2-0 dio esperanzas a la Cultural, que terminó bajando a Segunda B en la siguiente jornada al perder contra el Numancia. 

La última jornada se jugó en el Carlos Tartiere, ante el Huesca, y aunque las gradas del Tartiere mostraban un buen ambiente, la afición apenas confiaba en que se diesen todos los resultados necesarios para la clasificación para playoff, ya que el club asturiano tenía menos de un 5% de probabilidades de lograrlo (Osasuna y Cádiz debían perder y Numancia no podía ganar). Con el resultado favorable al Real Oviedo, los demás resultados comenzaron a darse, y ese 5% se transformó en un 85%, con las derrotas de Cádiz y Osasuna, y la derrota momentánea de la Cultural por 2-1; desafortunadamente, los leoneses no pudieron convertir ese gol que necesitaban para quedarse en La Liga 1|2|3 y el Real Oviedo vio su sueño truncado por un solo gol.

Los jugadores se despiden del Tartiere la pasada temporada | Imagen: Real Oviedo
Los jugadores se despiden del Tartiere la pasada temporada | Imagen: Real Oviedo

Ilusiones renovadas, decepción inicial

El Carlos Tartiere tenía claro que quería a Anquela para capitanear la nave del Real Oviedo hacia la Primera División, y así lo hizo palpable en el final del partido contra el Huesca con un fuerte "Anquela quédate", algo que hizo al club azul renovar al míster a la mañana siguiente. Durante el verano, la secretaría técnica rescindió los contratos de los futbolistas que sobraban y consiguieron atraer muchos jugadores de calidad y que conocían la categoría o el fútbol español a la perfección, algo que muchos de los hombres de la pasada campaña no compartían. La pretemporada también auguraba un buen año en el Real Oviedo, con buenos resultados y una defensa muy férrea, hasta que comenzó la temporada 2017/2018 y llegaron las dudas. 

En el primer partido, los azules se enfrentaban al Extremadura, equipo recién ascendido de Segunda División y teóricamente inferior al Real Oviedo. El equipo jugó a las mil maravillas, encandilando a la afición con pases muy precisos y un nivel alto con la pelota en los pies, especialmente gracias al centro del campo conformado por Sergio Tejera, Javi Muñoz y Richard Boateng, aunque perdonaron en exceso cuando llegaban a la meta rival. Al final, los visitantes consiguieron marcar gol en los últimos instantes del partido, dejando el 1-1 en el electrónico. La victoria en Córdoba por 2-4 y el empate en Cádiz renovaron las esperanzas, pero en el siguiente partido en el Tartiere se cayó por 0-4 ante el Zaragoza. Desde entonces, se ganaron algunos partidos, pero se perdieron más de los debidos, y Anquela comenzó a estar muy cuestionado, al igual que ciertos integrantes de la plantilla carbayona. 

Una de las decepciones ante el Almería | Imagen: Real Oviedo
Una de las decepciones ante el Almería | Imagen: Real Oviedo

Dos derbis y un mismo destino

El año 2018 fue el de los derbis asturianos en el Carlos Tartiere, ya que el de la pasada temporada fue el de la segunda vuelta y el de la actual, el de la primera. En ambas ocasiones, el Real Oviedo salió como vencedor por el mismo resultado, 2-1, aunque en dos encuentros muy diferentes. El de la anterior campaña traía a un Sporting de Gijón en muy buena forma y un Real Oviedo algo más dubitativo, algo que se hizo presente en los primeros minutos en los que Jony marcó el gol gijonés. Conforme fue pasando el tiempo, el conjunto de la capital asturiana se encontró más cómodo sobre el césped, dándole la vuelta al marcador gracias a los dos tantos de Mossa.

El pasado 17 de noviembre fue el turno del segundo derbi asturiano del año, en el que los protagonistas fueron Ibrahima Baldé y Oswaldo Alanís, autores de los dos tantos azules. El Real Oviedo salió eléctrico al derbi, anulando completamente al Sporting en una increíble primera parte con la que se llegó 2-0 al descanso. Ya en la segunda, el único momento de dudas fue a partir del gol de Carmona de penalti en el 75, el que fue el primer tiro a puerta de los de Baraja en todo el partido, y también el último, ya que aunque sus pupilos dominaron la pelota, no fueron capaces de crear peligro sobre la portería de Nereo Champagne, quien además se mostró muy seguro en los balones por alto, no permitiendo a los visitantes inquietarle con los envíos aéreos. Misma celebración y felicidad que se volvió a reducir con los siguientes resultados. 

Otro derbi, otra alegría | Imagen: Real Oviedo
Otro derbi, otra alegría | Imagen: Real Oviedo

Puesto por puesto, el año 2018 del Real Oviedo ha dado mucho que hablar, algo que se puede entender leyendo los diferentes anuarios realizados en esta sección.

- Anuario VAVEL Real Oviedo 2018: banquillo, el más señalado

- Anuario VAVEL Real Oviedo 2018: los tres guardianes de la portería azul

Anuario VAVEL Real Oviedo 2018: un muro franqueado

Anuario VAVEL Real Oviedo 2018: centro del campo: construyendo una línea de mucha calidad

Anuario VAVEL Real Oviedo 2018: La delantera, la eterna incógnita

VAVEL Logo
CHAT