Sanse 2-0 Navalcarnero: fin a la mala racha
El Sanse, en uno de sus últimos partidos (Foto: ud-sanse.com Deborah iraurgui)

Sanse 2-0 Navalcarnero: fin a la mala racha

Los de Manolo Cano superaron su dinámica de cinco partidos sin ganar gracias a la mejora en la intensidad defensiva y la efectividad en ataque. Enfrente, un rival que solo jugó a balones largos y no le salió.  

juliogomez
Julio GómezMartín

La Unión Deportiva San Sebastián de los Reyes ha ganado contra el Club Deportivo Artístico Navalcarnero dos a cero en un partido que será recordado por la seriedad del Sanse en ataque y defensa ante un rival que solo buscó los balones arriba para el delantero.  Manolo Cano salía con Fran Pastor como gran novedad por el sancionado Carlitos. El resto eran los más habituales.

El Sanse apretando es mejor

El partido comenzaba con dos equipos aplicados en defensa. Más pendientes de no dejar espacios al rival que de hacer daño con la pelota. Los dos con un 4-4-2 con lo que parecían tácticas calcadas de inicio, cada una con sus matices. Esa fue la tónica de los primeros quince minutos. En ese tiempo hubo una oportunidad para cada uno. En los locales Agüero con una jugada individual hacía un tiro cruzado que se iba córner. Astray, por su parte, tenía la suya con un cabezazo que paraba Irureta. Esa nula diferencia entre uno y otro se despejó pasados los minutos. El Sanse cogía la manija de la pelota y se mostraba muy férreo en la presión de pelota para recuperar rápido. Era la versión más reconocible de los de Manolo Cano, a diferencia de lo que estaba dejando en los últimos choques en casa.

Así la superioridad de los de Matapiñonera se traducía en tiros a puerta. Castel fallaba en el minuto 19 un tiro raso dentro del área, pero a la siguiente sería diferente. Satoca, al borde de la media hora de juego ponía el 1-0. Fue gracias a un balón en defensa del Naval que presionó el conjunto franjirrojo en un tres para uno. Así, se plantaron varios contra el portero y definieron a base de pases. Era lo justo viendo lo que estaba pasando. El chicharro a favor fue la anestesia para un Naval que pasó a rifar balones arriba al delantero Esnaider y a dejar mucho espacio en el mediocampo.

Estrategia que iba a aprovechar el Sanse para correr pudiendo hacer el segundo tanto. Castel, con un larguero, fueel futbolista que más acercó en los instantes finales de la primera parte. Los de Matapiñonera fueron claramente de menos a más en el campo anulando al Navalcarnero. El problema para ellos era que el 1-0 era insuficiente. El Naval todavía estaba en el partido.           

Pasar los minutos y definir

Tras el paso por vestuarios, el Naval movía piezas de inicio. Fran Garrido dejaba en el banco a Del Pozo para dar entrada a Fran Santano. Era hombre por hombre, pero un mensaje a navegantes de que debían de mejorar. Por el contrario, tampoco iba a ser una gran diferencia respecto a la primera parte. La jugada de enviar balones arriba al delantero Esnaider para que controle o peine se iba a ver con frecuencia, pero sin acierto. El Sanse, por su parte, se dedicaba a jugar con el paso de los minutos con el 1-0 a favor.  No pasaba nada y eso era muy bueno para los intereses locales. El ataque solo se vio a partir de la hora de juego. Fue por los locales solamente. Agüero hacía un tiro de falta que se iba arriba para poner algo de chispa.

El duelo estaba en la nada en los instantes finales. El Sanse no quería más y el Navalcarnero estaba falto de ideas, más allá de balones largos. Es decir, se imponía el aburrimiento en la grada sansera. Ni siquiera los cambios dieron aire fresco a ninguno. El 1-0 era corto, aunque suficiente para la victoria de los del norte de Madrid. Ventaja que ampliaron ya en el minuto 90 con el 2-0 de Perales tras un pase de Kata que le dejaba mano a mano solo para definir. La moraleja era que los franjirrojos se iban felices cumpliendo los deberes en la primera vuelta y el Navalcarnero con cero puntos por proponer muy poco.

Con este resultado, el Sanse se queda con treinta puntos y se queda muy cerca del playoff de ascenso. Rompe una racha de cinco partidos seguidos sin ganar. La semana  que viene jugará contra el Valladolid “B”, de nuevo en casa. El Navalcarnero, por su parte, se queda con veintiún  puntos cerca del descenso. La próxima jornada luchará fuera de casa contra el Coruxo.   

Irureta; Rubén Valverde, Bruno Rivada, Zazo, Mario Sanjurjo; Pablo Martínez (Andy Escudero, min.67), Satoca (Kata, min.61); Fran Pastor (Galindo, min.79), Agüero; Perales, Castel . 

Diego Conde; Stevens, Manu Jaimez, Álex González, José Antonio; Joya (Abu, min.77), Del Pozo (Fran Santano, min.45), Mena; Astray, Ángel (Ayub, min.83); Esnaider.

1-0, min.27, Satoca. 2-0, min.90, Perales.  

Sánchez Sánchez (colegio extremeño) Amonestó por los locales con tarjeta amarilla a Castel (min.21), Satoca (min.29), Zazo (min.43) y Kata (min.81) y por los visitantes a Fran Santano (min.56), Álex González (min.65) y Manu Jaimez (min.87).  

Partido correspondiente a la decimonovena jornada de liga de Segunda División B Grupo 1 disputado en el estadio José Luis de la Hoz - Matapiñonera. Unos 500 espectadores.

 

 

 

 

 

 

VAVEL Logo