La contracrónica: Equipo y afición, a remar unidos por un fin común
Foto: www.laliga.es

La contracrónica: Equipo y afición, a remar unidos por un fin común

La afición, tras hacer el equipo malaguista el peor partido de la temporada, vitoreó a los visitantes con "olés" y celebrando el tercer gol visitante

jorgeg
Jorge Gómez

Tras el varapalo sufrido por el resultado cosechado por el Málaga CF la pasada jornada de liga (vaya noche de Reyes) a manos de un equipo que estuvo pensando toda la semana en si se presentaba al partido o no debido a los problemas económicos del club, el aluvión de críticas recibido al equipo de la Costa del Sol han sido constante, hablándose desde la actitud en el campo de los jugadores hasta el propio entrenador que pudo fallar en el planteamiento o en los jugadores que formaron parte del once inicial, a saber. Además, se calificó al míster de no mostrarse autocrítico con el partido realizado.

La fiabilidad del equipo en estos últimos meses está disminuyendo, está claro y los datos están ahí. Ya no es el equipo que era infalible en casa; han cosechado dos derrotas en casa y en los partidos jugados a domicilio el equipo se muestra con poco poder ofensivo. En muchos casos, se le critica de ser un equipo poco autoritario fuera de casa, manteniéndose "a la defensiva" y aprovechando ocasiones puntuales. Esta actitud por parte del equipo, impuesto teóricamente por el entrenador, no es entendible por parte de la afición que alega que se debe ir a buscar la victoria teniendo en cuenta la plantilla que tiene el equipo, y con jugadores que pueden ser desequilibrantes en la línea ofensiva se podría lograr victorias a domicilio si se sale con mayor atrevimiento. Todo esto está muy bien, pero el camino es muy largo en la temporada, y ya somos conocedores por temporadas anteriores que estar perfectos durante cuarenta y dos jornadas se antoja casi imposible. Todo equipo tiene su racha de resultados buenos y otras en las que impera el nerviosismo debido a una serie de partido con resultados pésimos. Todos pasan por estos baches, y las oscilaciones existen.  

www.laliga.es
www.laliga.es

 

 

 

 

 

 

 

Por lo comentado anteriormente, dejemos trabajar y debemos apoyar a Juan Ramón López Muñiz. La temporada pasada el Real Valladolid ascendió debido a la increíble racha de buenos resultados que empezó a obtener en los últimos... ¿seis partidos liguero y después en los "Play Off de ascenso"? Hubo una temporada en Segunda División que ascendió el Villarreal y lo logró gracias a una racha espectacular en los últimos diez partidos... Pues el técnico asturiano va a tener razón. En Segunda División (y más esta temporada donde la igualdad en la parte alta es digno de mención) debes mantenerte en la zona media alta para llegar bien posicionado a las últimas jornadas de Liga, como una maratón. Muñiz no ha dejado de repetirlo jornada a jornada. Es un técnico conocedor de la categoría, que cuida todos los detalles y que trabaja de forma humilde como el que más. Igualmente, comentamos las deficiencias del equipo en forma de ser reforzado en la posición de delantero, mediocentro organizador e incluso defensa central. Él trabaja día a día con los jugadores, se comunica con la Dirección Deportiva, y ahora que está abierto el mercado invernal sabe mejor que todos los que opinamos desde fuera si es aconsejable un fichaje externo o crear competencia entre sus titulares, suplentes y jugadores de la cantera.

Por un solo partido (que estamos de acuerdo que fue una lamentable imagen del equipo) no se puede echar a perder el trabajo de todo el trabajo realizado por el cuerpo técnico desde pretemporada. ¿Se sigue dudando todavía que para los malaguista el mejor técnico posible para intentar el ascenso, trabajador y humilde era Muñiz? La respuesta es "no". Pues confiemos en el entrenador, y se le debe apoyar al máximo porque es el capitán de un barco que puede ir a la deriva si no lo direccionamos por parte de la afición.

www.malagacf.com
www.malagacf.com

 

 

 

 

 

 

 

Respecto a la afición, al igual que se es crítico con la plantilla y cuerpo técnico, se debe mirar a la masa social, si realmente se está apoyando en un importante número de socios al club malacitano. Y la respuesta, aunque pueda sorprender, es negativa. Este club, que hasta la temporada pasada logró el récord de temporadas consecutivas manteniéndose en la élite del fútbol español, tras su descenso de categoría por muchas cuestiones debería ser apoyado en mayor medida en número de aficionados que asisten al estadio, y como ciudad importante de España. En este caso, aún teniendo un comienzo de temporada espectacular y permanecer todos y cada una de los veinte partidos disputados de Liga en posición de "play off de ascenso", en una sola ocasión se logró en La Rosaleda superar la cifra de 20.000 espectadores, y porque hubo una presencia importante de aficionados visitantes. Si comparamos con otros equipos como Sporting de Gijón, Zaragoza (equipo que ha llegado a estar en descenso) o Deportivo de La Coruña, la presencia ha sido mayor de aficionados normalmente en cada partido. Con ello,  se debería apoyar en masa al equipo, más esta temporada que el club se ha jugado "tanto" al pedir la "ayuda económica de La Liga para equipos recién descendido de categoría" de dos temporadas para afrontar la presente temporada y tener un equipo para ascender. Es clave esta temporada, por lo que por número de habitantes y por seguidores malaguistas debería tener muchos más abonados. Después del partido ante el Zaragoza en La Romareda, empezará la segunda vuelta... y el club debería estar partido a partido apoyado por su afición, a 100 % en las malas y en las buenas, es importante esto.

En el partido ante el CF Reus, la afición actuó de forma espectacular al aplaudir al equipo visitante, mostrando pancartas de apoyos pero de ahí se pasó a ir en contra de su propio equipo, con vítores de "olé" y celebrando el tercer gol del equipo visitante (hablo de algunos aficionados). En el fútbol, existe un factor muy importante que es el psicológico, y esto que aconteció fue muy duro para el equipo local. Ya lo expresó Muñiz en la rueda de prensa posterior al partido, fue una sorpresa. ¿Acaso no nos acordamos que el partido en La Rosaleda ante el Albacete lo remontó el público? Esa actitud de la afición, cánticos, silbidos, euforia... gana partidos. Y parte de la afición se equivocó en la pasada jornada. Se entiende la decepción, rabia, impotencia de perder....pero eso puede mostrarse al final del partido. Solo recordar que los partidos se deciden por hechos puntuales. En la primera parte de este partido, N`Diaye tuvo una doble ocasión para el 1-1 y el segundo gol visitante vino de un penalti que fue fuera del área. Si llega a marcar el senegalés o no llega a pitar penalti igual el resultado llega a ser otro.

Equipo y afición deben remar juntos hacia el objetivo, y es más fácil hacerse fuertes estando en grupo, porque nadie se sentirá solo y abandonado. Psicología del fútbol, sin más.

Memoria, compromiso y fé

VAVEL Logo