Bilbao es testigo de que el Sevilla quiere LaCopa
Nolito celebra su gol

Bilbao es testigo de que el Sevilla quiere LaCopa

Buen partido del Sevilla FC de Pablo Machín en San Mamés, que deja encarrilada pero no certificada su clasificación a los cuartos de final del torneo del KO tras endosarle tres goles al Athletic de Bilbao de Garitano, que cosechó su primera derrota desde que está al frente de los vascos. Nolito destacó por encima del resto de compañeros con un sobresaliente choque en forma de un tanto y dos asistencias.

currosfc
Curro García
Athletic ClubSimón, Capa, Álvarez, Núñez, Balenziaga, Iturraspe, San José, Susaeta (de Marcos 78′), Guruzeta, Córdoba (William 66′) y Aduriz (Muniain 42′).
Sevilla FCJuan Soriano, Carriço, Mercado, Kjaer, Arana, Promes, Amadou, R. Mesa (Banega 54′), Vazquez (Sarabia 74′), Nolito y André Silva (Ben Yedder 68′).
MARCADOR0-1, min 6, Nolito. 1-1, min 48, San José. 1-2, min 53, André Silva. 1-3, min 77, Ben Yedder

Sonó el badajo en la catedral del fútbol español para avisar a la población de Bilbao que había fútbol, y del bueno. Venía el pentacampeón de la UEFA Europa League y el subcampeón de la pasada edición de la Copa de SM el Rey a enfrentarse a un remozado Athletic, un histórico que nunca ha descendido a segunda y que esta campaña está teniendo severos problemas para dejar la zona caliente de la tabla.

Los de Machín, que se hospedarán en Euskadi hasta el domingo que se dispute el choque de LaLiga en el mismo escenario de hoy, llegaban con sed de victoria. Todo ello tras el último enfrentamiento del torneo doméstico con el Atlético de Madrid, el cual se saldó con un empate a uno.  Por su parte, los locales se habían subido a la cresta de la ola con su triunfo en Vigo con el RC Celta por 1-2 con Iñaki Williams erigiéndose como su salvador. 

Gol tempranero y VAR salvador

El partido no pudo echar a rodar mejor para el Sevilla, pues a los seis minutos ya estaba por delante en el marcador y en la eliminatoria con el gol de un no habitual al que hoy Machín supo sacarle jugo, tal y como ya hiciera el domingo con Joris Gnagnon. Hablamos de Nolito, que batió a Unai Simón sin controlarla tras un exquisito servicio de Franco Vázquez a la espalda de la zaga rival. Esto sólo fue la antesala de lo que sería el partido para el gaditano. El Athletic quiso responder de inmediato por mediación de Susaeta, que no dudó en rematar un balón que se fue marchó desviado. Algo que adoleció también el Sevilla contra el Atlético de Madrid fue la baja de Franco Vázquez, que además de cederle el primer gol a Nolito, quiso ponerle en bandeja el segundo nuevamente al de Sanlúcar, pero éste no estuvo acertado al empalmar el cuero.

Transcurrida la media hora de juego en San Mamés, el Athletic, viendo que el panorama no variaba pese a llevar consigo la iniciativa del juego, vio puerta en el minuto 39 gracias a Aduriz. No obstante, el colegiado Del Cerro Grande invalidó el gol con la ayuda del VAR por fuera de juego, tremendo mazazo para los bilbaínos, que veían como se les aparecían más obstáculos en el camino. Con 0-1 y los anfitriones cayendo se llegaría al intermedio.

Los zarpazos de león los dio el Sevilla

El guión de la primera parte se repitió en el segundo asalto. Gol al principio, pero no de los andaluces, sino de los vascos. El Athletic hizo honor a su buen manejo del juego aéreo para batir a Juan Soriano a la salida de un córner gracias a San José. Con las espadas en todo lo alto, aparentemente, San Mamés empezó a rugir para meterles a sus jugadores ese veneno león que tanto les caracteriza. Desgraciadamente para los norteños, hubo respuesta sevillista a los cinco minutos por mediación de André Silva. Pase quilométrico y medido de Nolito entre la zaga para el luso, que tras desembarazarse de la presión se plantó sólo ante Unai, como si de un velocista se tratase, para batirlo por bajo. La empresa empeoraba para el Athletic con el paso de los minutos y pintaba mejor que nunca para un Sevilla que se veía gozando de una cómoda ventaja de cara a la vuelta.

Las revoluciones fueron disminuyendo con el paso de las acciones. El Sevilla, con la entrada  de Banega, controlaba todas y cada una de las facetas del juego. Ello provocó el tercer y definitivo tanto de la escuadra del Guadalquivir. Ben Yedder no desaprovechó otro regalo de Nolito y puso de primeras el 1-3 en San Mamés. El respetable contrincante empezaba a desfilar de sus localidades para poner rumbo a casa y olvidar esta aciaga noche para su equipo, que parece que lo deja todo para LaLiga. Y así se pone el punto y final a la ida de estos octavos de final. El Sevilla encarrila el pase a cuartos y demuestra que quiere la Copa.

VAVEL Logo