Ha llegado el invierno
José Antonio Martínez y Lekic en un córner. FOTO: LaLiga

Ha llegado el invierno

Cádiz CF y Granada CF empataron a cero en el último encuentro de la primera vuelta, donde el miedo a fallar afectó a la capacidad ofensiva de ambos equipos, que firmaron el punto antes del pitido final.

mengibar
Ángel Mengíbar

El Granada CF visitaba el estadio Ramón de Carranza en la última jornada de la primera vuelta de la competición liguera, y lo hacía como líder de la categoría para conseguir la primera victoria del nuevo año tras empatar a uno la semana pasada ante el Albacete BP. Por otro lado, el Cádiz CF se presentaba ante su afición tras caer derrotado en tierras navarras ante el CA Osasuna y con el objetivo de conseguir un triunfo que le permitiese volver a meterse en la pomada del ascenso, además de recortarle puntos a un rival directo en este duelo andaluz como son los rojiblancos.

Ambos conjuntos salieron al terreno de juego haciendo gala de sus buenas posiciones en la tabla y con ganas de demostrar el por qué. Tanto los locales como los visitantes intentaron tomar las riendas del partido en el inicio, apostando por la posesión de balón pero sin renunciar a los balones largos, buscando siempre la espalda de la defensa para que extremos tan explosivos y técnicos como Alejandro Pozo en los visitantes o Álex Fernández en los locales pudiesen sacar provecho para sus respectivos equipos. La jugada más utilizada tanto por amarillos como rojiblancos en los primeros minutos del encuentro fue el centro lateral para intentar aprovechar el potencial aéreo de los puntas que había en cada área, aunque sin llegar a crear peligro en ningún caso.

FOTO: LaLiga
FOTO: LaLiga

A pesar de no haber ocasiones claras en este tramo, el partido estaba bonito, de ida y vuelta como se suele decir, generando la impresión de que en cualquier momento se inauguraría el marcador del estadio gaditano. Aunque tan sólo hubo algunos disparos desviados de jugadores como Quini o Brian Oliván, el encuentro entretenía. Mientras tanto, en estos minutos de más temor ante un error propio que de valentía en la búsqueda de del gol, el conjunto cadista comenzaba a comerle terreno al granadinista, que veía cómo no podía elaborar buenas jugadas e, incluso, superar con peligro el centro del campo, debido a la alta presión de los de Cervera, que propiciaban la precipitación en la conducción y en el pase de los de Diego Martínez. Sin embargo, el líder seguía siendo el líder. Tras una buena jugada del Granada CF, el capitán Víctor Díaz, después de un recorte digno de los mejores regateadores, centró desde la derecha para que Álvaro Vadillo rematara de cabeza y mandara la pelota por encima de la meta de Cifuentes en lo que sería la ocasión más clara del partido en la casi primera media hora, aunque tampoco sin inquietar mucho al portero ni a la afición local. La que sí inquietaría a los locales un poco más fue la que llegó cinco minutos después. Una pared entre Vadillo y Quini por la banda izquierda acababa con el lateral rojiblanco centrando al punto de penalti, donde Adrián Ramos se zafaba de su marca defensiva y con la pierna izquierda sacaba un disparo que conseguía detener el guardameta cadista en dos tiempos.

Ahora era el Granada CF el que empezaba a dominar el partido, propiciando la precipitación en el conjunto de Cervera y creando peligro por la misma banda con el protagonismo de Álvaro Vadillo, que conseguiría asistir a Montoro para hacer el primer gol del partido, pero sería anulado por justo fuera de juego del extremo gaditano. Poco después, otro chut de Ramos con más potencia que colocación que volvía a despejar Cifuentes. A pesar del dominio que los rojiblancos empezaban a imponer sobre el césped, Lekic podría haber adelantado a los suyos en el electrónico de no ser porque Rui Silva atajaba el balón procedente del chut del delantero de la que era la mejor ocasión del Cádiz CF hasta el momento. Seguidamente, el colegiado pitaba el final del primer tiempo tras mandar a saque de puerta Brian Oliván una falta en la frontal. Se llegaba al túnel de vestuarios tras una primera parte muy igualada donde el respeto entre Cádiz CF y Granada CF se disipó a la media hora de juego y, justamente, cuando ambos equipos comenzaban a soltarse, destacando Álvaro Vadillo por sus habituales diabluras haciendo sufrir a la defensa local.

FOTO: LaLiga
FOTO: LaLiga

La segunda parte empezaba como la primera. Ambos equipos intentaban imponerse en el partido y trataban de aprovechar algún pase largo para que los extremos creasen las situaciones de peligro. En mitad de esa pugna por el dominio, el Cádiz CF tenía la primera de los segundos cuarenta y cinco minutos mediante un remate de cabeza de Álex Fernández a raíz de un gran centro desde la derecha de Rober Correa que se pasaba cerca de la cruceta de la portería del guardameta luso del Granada CF. Volvían a sublevar los amarillos a los rojiblancos, que no conseguían conectar con Adrián Ramos, lo que provocó la entrada de Antonio Puertas al campo sustituyendo a Pozo para intentar retener más el balón y aprovechar la frescura del almeriense para mejorar en la creación ofensiva.

Los de Diego Martínez comenzaban a mostrar síntomas de cierta dificultad, incluso incapacidad, para dar un golpe sobre la mesa y darle la vuelta al partido que, aunque el marcador mostraba tablas, se intuía largo y complicado, ya que el Cádiz CF estaba embotellando cada vez más a los granadinos en su propia área. El técnico gallego movía banquillo sustituyendo a Vadillo, cuya participación se había reducido en la segunda parte, para dar entrada a Rodri, otro delantero para apoyar al cafetero Ramos en la ardua tarea de bajar los largos envíos por los que estaban apostando los rojiblancos. No obstante, las ocasiones caían del lado local. Manu Vallejo se desplazó a la banda y aprovechó un pase raso de Álex Fernández para sacar un tiro raso al primer palo que atajaba en dos tiempos Rui Silva. Minutos después el jugador amarillo era sustituido por Dani Romera, que cayó en el área tras una pugna por alcanzar el área con Germán Sánchez en una jugada donde el árbitro no consideró apropiado pitar penalti.

FOTO:LaLiga
FOTO:LaLiga

A falta de diez minutos para el final, el partido se empezaba a romper con algunos intentos tibios infructuosos del Granada CF de salir al contraataque, pero el Granada CF estaba más preocupado por achicar agua y conseguir llevarse a Granada un valioso punto a domicilio. Finalmente los noventa minutos se agotaron sin ninguna relevancia y ambos equipos concluyeron con el empate a cero inicial. Por un lado, el Cádiz CF consiguió su primer punto del año, aunque le es más valioso para no descolgarse de la tabla que para agitar los puestos de playoff. Enfrente, el Granada CF sumó su tercer empate consecutivo, así como su sexto partido sin caer derrotado, y, aunque el empuje y el carácter del equipo inducen a la tranquilidad y al conocimiento de que el ascenso es un fin muy posible, también empiezan a aparecer interrogantes sobre si a este equipo se le está empezando a agotar el estado de gracia anterior. Por ahora, el Granada CF continúa líder, pero necesita que el Albacete BP no gane su partido para seguir en la cima. Está claro que el invierno, del que habló Diego Martínez hace meses, ha llegado a Granada para quedarse. Habrá que ver hasta cuándo.

 

FICHA TÉCNICA

CÁDIZ CF: Cifuentes; Rober Correa, Kecojevic, Marco Mauro, Brian Oliván; José Mari, Edu Ramos; Jairo, Manu Vallejo (Dani Romera, min. 78), Álex Fernández (Alberto Perea, min. 85); Lekic (Salvi Sánchez, min.60).

GRANADA CF: Rui Silva; Víctor Díaz, Germán Sánchez, José Antonio Martínez, Quini; Fede San Emeterio, Ángel Montoro; Álvaro Vadillo (Rodri Ríos, min. 70), Fede Vico, Alejandro Pozo (Antonio Puertas, min. 61); Adrián Ramos (Nico Aguirre, min. 87).

ÁRBITRO: Pulido Santana (comité canario). Amonestó con tarjeta amarilla al jugador visitante José Antonio Martínez.

MARCADOR: 0-0.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 21 de la Liga 123 de Segunda División, disputado en el estadio Ramón de Carranza.

VAVEL Logo