Extremadura UD, un mal recuerdo en el inicio de la temporada
Imagen web Liga 1|2|3

Extremadura UD, un mal recuerdo en el inicio de la temporada

Los azules se vuelven a encontrar ante un rival con el que dieron una lección de fútbol a su rival pero sin el premio de la victoria.

daniel-gordillo
Daniel Gordillo

El Real Oviedo termina la primera vuelta de la temporada en su mejor momento, la racha de dos victorias ante dos rivales de entidad ha hecho que este inicio de 2019 sea más esperanzador. Con 30 puntos el equipo entrenado por Juan Antonio Anquela se encuentra en una zona tranquila pero ese no parecía el objetivo de principio de temporada. La bajas han lastrado al equipo pero han sabido rentabilizar sus pocos efectivos disponibles.

Para comenzar la segunda vuelta se vuelve a encontrar contra Extremadura UD, equipo que se encuentra en puestos de descenso y viene conseguir una sola victoria en sus últimos cinco encuentros. El equipo extremeño no es capaz de traducir en puntos su buen juego, su casillero no refleja todo lo que han demostrado en el terreno de juego. El rival del Real Oviedo no podrá contar por primera vez con Enric Gallego ya que ha sido traspasado a la SD Huesca. El equipo blaugrana vendera muy caro los tres puntos.

En el partido de la primera vuelta el equipo azul desplego un juego espectacular, dato que no le hizo conseguir cosechar los tres puntos que estaban en disputa. El mister azul formó con su esquema preferido, un 4-3-3. Los locales se adelantaron rápidamente en el marcador mediante un gol de Toche. Los azules siguieron demostrando una gran superioridad ante su rival que no podía más que intentar defenderse y tener alguna acción aislada, esa acción termino por llegar en un saque de esquina. El ex sportinguista Alex Barrera remataba con la rodilla con más suerte que técnica alojaba en la portería defendida por Alfonso Herrero. 

Otra victoria para los carbayones les haría posicionarse cerca de la zona de playoff y conseguir por primera vez en la temporada una racha de tres victorias consecutivas. Puede ser un punto de inflexión para los azules y reafirmar las buenas sensaciones.

 

VAVEL Logo