Messi revoluciona un partido con polémica
Foto: EFE

Messi revoluciona un partido con polémica

La salida de Messi del banquillo revolucionó el partido. El polémico gol de Suarez sentenció al conjunto pepinero que se marcha a Leganés sin rascar ningun punto del Camp Nou.

angelgomezvavel
Ángel Gómez-Álvarez

En un partido muy sombrío, la táctica predominó sobre el juego en el Camp Nou. Únicamente los destellos de Dembélé harían romper la monotonía del partido. El extremo francés fue el encargado de adelantar al conjunto azulgrana en el marcador con un disparo cruzado, ajustado al palo lejos del alcance de Cuellar.

En la segunda parte cambió todo. El gol de Braithwaite puso entre las cuerdas a un Barcelona que no generó prácticamente ocasiones hasta la salida de Messi. Los cambios hicieron efecto en el Barcelona y en un polémico gol de Suarez, el Barcelona se adelantaba en el marcador. Con un Leganés cada vez más decaído, Messi conseguía el tercero que sentencia el partido.

Sin apenas juego, Dembéle consiguió romper la muralla pepinera

Una primera parte bastante gris, sin apenas juego. El Barcelona se hizo completamente con la posesión, mientras que el Leganés recurrió a los contrataques para poder hacer daño al conjunto azulgrana. En la primera media hora de juego no hubo apenas ocasiones en ningún equipo salvo un tímido disparo de Luis Suarez que pasaría por el lateral de la red.

Pero en prácticamente la primera oportunidad que tuvo el Barcelona en la primera parte llegaría el gol. En una jugada que comenzaría Pique robando y montando el ataque azulgrana, tras varios hilos de pases el balón llegaría a la banda izquierda a Luis Suarez, donde el uruguayo conectaría un magnífico pase con Dembélé que definiría con un disparo cruzado imposible para Cuellar.

Poco a poco el Barcelona fue mostrando un mayor control del juego ante un Leganés que quedaba aturdido tras el gol. El conjunto de Valverde tendría una nueva ocasión que Coutinho desaprovecharía tras una buena jugada de Dembélé, donde el balón pasaría cerca del poste izquierdo de la portería pepinera. Sin alguna ocasión relevante se llegaría al final de la primera parte.

La dinamita se reservó para la segunda parte

La segunda parte comenzaría con un Leganés que aumentando la presión y el Barcelona intentó aprovecharse de ello. Al poco de comenzar la segunda mitad, Coutinho tuvo la primera ocasión con un disparo lejano que se marcharía lejos de la portería de Cuellar.

Mientras que las posesiones del Barcelona eran más largas, una cabalgada de En-Nesyri por banda derecha pondría un maravilloso pase para Braithwaite que empujaría el balón, poniendo así el empate en el marcador. Tras el gol, el partido se rompió donde se sucedían continuas idas y venidas de ambos equipos.

En un forcejeo por el balón entre Dembélé y Tarin, el francés saldría mal parado. El extremo del Barcelona saldría sustituido por Malcom tras mostrarse dolorido por su tobillo. Valverde gastó todos los cambios e introduzco tanto a Messi como a Rakitic. El Barcelona volvió a calmar el juego tras unos minutos intensos.

En una buena internada de Messi, el argentino realizó un gran remate que Cuellar consiguió salvar con una extraordinaria parada. Pero en el rechace, Suarez conseguiría rematar logrando el gol, aunque el uruguayo chocaría con Cuellar. El portero del Leganés se retorcía de dolor por el choque con el uruguayo que podría ser considerado como falta, pero el colegiado no supo interpretarlo de esta manera.

El Leganés tras el tanto de Suarez, fue con todo subiendo la línea de presión y peleando todos los balones. En una contra lanzada por el equipo pepinero, Óscar pondría un gran balón a Santos que no conseguiría contactar por poco, siendo esta la ocasión más clara del partido.

El árbitro añadió siete minutos, pero las posibilidades del conjunto pepinero se acabarían. La conexión Jordi Alba – Messi, daría el tercer gol, que el delantero argentino culminaba la jugada imposible para Cuellar. El partido llegaría a su fin, donde la duda del segundo gol del Barcelona cuestiona las decisiones tomadas por el VAR en LaLiga.

VAVEL Logo