Modric lidera la mejor versión del Madrid de Solari
Modric celebra el segundo gol ante el Sevilla/ Foto: Real Madrid

Modric lidera la mejor versión del Madrid de Solari

De los pies de Luka Modric salió el mejor Madrid de esta temporada. El croata junto a Casemiro y Ceballos dominaron un centro del campo que fue la base para la victoria madridista.

alemartinez
Alejandro MartínezFernández

Pocas veces existen las casualidades y sí muchas las causalidades. Y precisamente, que la mejor versión del Real Madrid esta temporada coincidiera con el mejor Modric, no fue casualidad.

El conjunto blanco venía en estado de depresión total. No conseguía encadenar dos victorias seguidas y el ánimo estaba por los suelos. Desilusión era la palabra que definía al aficionado madridista. Sin embargo, el partido ante el Sevilla fue un oasis de buen juego en mitad de una temporada que está siendo un paso por el desierto. Quién sabe si servirá como punto de inflexión para un equipo que poco a poco ve como se acercan los momentos claves de la temporada y parece que empieza a arrancar.

Una esperanza llamada Modric

Si hay algo a lo que se agarra el Real Madrid para creer en un final de temporada con alguna visita a Cibeles, es al partidazo de Luka Modric ante el Sevilla. El reciente Balón de Oro demostró porqué lo es. Nunca le ha faltado la calidad, pero sí se le veía en un tono físico por debajo de lo normal, una circunstancia que le impedía mostrar su verdadero nivel. Esa fue la principal diferencia en el encuentro de ayer.

Arrancadas en velocidad con la chispa de siempre, dejando atrás a rivales con facilidad y un mejor físico que le permitía tener la cabeza despejada para dejar fluir la magia de sus pies. Tan solo hay que la jugada del 2-0 para notar ese cambio. Minuto 90 y Modric presionaba arriba como si de los primeros minutos se tratase para robar un balón y definir en el mano a mano con la frescura y la calidad de un joven delantero. Se echó al equipo a la espalda y fue el gran responsable de que el Madrid recupere el ánimo. Las esperanzas pasan por él.

La valentía de Solari tuvo premio

A pesar de los malos resultados y el juego que venía realizando el Real Madrid, hay una cosa que no se le puedo reprochar a Solari. Y esa es la valentía. El argentino no se casa con nadie y si tiene que dejar a alguien fuera de forma en el banquillo lo hace sin cortarse un pelo. Todos sabían del caso Isco, pero el técnico está haciendo lo mismo con Marcelo. 

Muchos venían reclamando la suplencia del brasileño, pero pocos pensaban que nadie fuera de capaz de sentarlo. Sin embargo, Solari ha sido capaz. Y no solo una vez, sino que este es el segundo encuentro liguero consecutivo que juega Reguilón por delante de Marcelo.

El canterano está dando la cara por su entrenador y realizó un partido sobrio, sin fisuras y sacrificado en defensa. Si el Sevilla pretendía desequilibrar el partido por su banda derecha con un Jesús Navas cogiendo la espalda de Marcelo, Machín se encontró con la sorpresa de un lateral siempre bien posicionado y serio en labores defensivas, al igual que sus compañeros de zaga. Un acierto que hay que reconocerle a Solari.

Un centro del campo espléndido

Fue la parcela en la que el Madrid sustentó la base de su victoria. El medio del campo madridista fue por fin lo que se le exige al del equipo blanco. Dominó por completo la segunda parte con un Modric estelar secundado por Ceballos y Casemiro. El brasileño destacó por su auténtico golazo, pero volvió a recuperar su nivel. Después de verse casi forzado a la suplencia por el momento de Llorente, Casemiro quiere demostrar porqué es el cuatro veces campeón de la Champions siendo titular.

Ceballos por su parte, combinó un sacrifico defensivo de alabar con la calidad que se le presupone. Recuperó innumerables balones, presión hasta la extenuación y, cuando tenía el balón, lo distribuyó con velocidad y con sentido. Pudo rubricar su partido con un golazo, pero su disparo se fue a la cruceta.
VAVEL Logo