La explosión de Kike Barja
Kike Barja en un partido de la temporada pasada. Fuente: Twitter @Kike_Barja

La explosión de Kike Barja

Recientemente escogido el MVP de la 22ª jornada de la Liga123, el de Noáin se está convirtiendo en una de las piezas claves de Osasuna en esta temporada.

christianortega
Christian de la Osa Ortega

Si nos atenemos a los datos puros, Kike Barja debutó con el primer equipo de Osasuna un 20 de mayo de 2017, en la última jornada de una pésima temporada para los rojillos. En ese último partido de la temporada 2016/17, el serbio Petar Vasiljevic le hizo debutar con el equipo de sus amores, por el cual había crecido pasando por todas las categorías inferiores.

Pero el primer gran partido de Kike Barja se produjo un 7 de enero del año siguiente, ya en la Liga123, en un partido en el Sadar frente al Valladolid. Su entrada en el campo caldeó un partido que parecía estar frío, y no sólo por la nieve que rodeaba el terreno de juego del Sadar. Su fútbol eléctrico, y la ilusión del Sadar por poder ver por fin en directo a un canterano del que tanto se había oído hablar, ayudaron a que Osasuna convirtiera un 1-2 al descanso en un 4-2 final. Incluso, el de Noáin pudo aprovechar para marcar su primer gol con la camiseta del primer equipo.

Hasta ese día, Barja había sido un claro suplente para Diego Martínez, habiendo jugado únicamente 18 minutos frente al Oviedo. Pero, aprovechando la inercia de este partido, el canterano navarro supo ganarse la confianza del gallego e ir entrando poco a poco en las alineaciones del entonces entrenador rojillo. Si bien consiguió llegar a disputar 15 partidos como titular en la segunda mitad de la temporada, a nivel estadístico tan solo pudo sumar una asistencia más, y, incluso, llegó a acabar la temporada fuera de las convocatorias del primer equipo.

Ésta temporada se presentaba como crucial para Barja. Sin otro jugador con el perfil de extremo clásico en la plantilla de Osasuna, al canterano rojillo se le presupoponía en pretemporada un papel importante en el equipo. Comenzó como titular en el debut de la temporada, frente al Mallorca, y, tras pasar dos partidos sin participar, pudo entrar en la 4ª jornada para marcar un gol que sirvió para ayudar a que Osasuna sumara su primera victoria en liga. Aparte de ese primer gol, y del doblete gol+asistencia de la última jornada disputada, sumó otro tanto más en la victoria frente al Córdoba, aparte de otras 4 asistencias frente al mismo Córdoba, Tenerife, Albacete y Cádiz. En total suma más de 1.000 minutos esta temporada repartidos en 19 apariciones, siendo en 13 de estas como titular.

Pero no solo de números vive el de Noáin. Como ya hemos dicho, es el único jugador de sus características dentro de la plantilla de Osasuna. Y al desborde y las asistencias que se le presuponen a los extremos, Kike Barja le suma sus constantes desmarques en profundidad y una gran capacidad de trabajo defensivo, apoyando en las ayudas al lateral de su banda. Además, su facilidad para jugar con ambas piernas le permite jugar en ambos lados del campo, hecho que aprovecha Arrasate para cambiarlo de posición incluso a veces dentro del propio partido. Ya por último, y aunque no sea lo más habitual, sus características también le han permitido jugar como carrilero en alguna de las ocasiones que Osasuna ha jugado con un sistema de 3 centrales y dos laterales largos.

Visto lo visto, podemos asegurar que Barja ha venido para quedarse. No ha sido uno de esos canteranos precoces, que despuntan pronto y debutan con 17 o 18 años. Lo suyo ha sido más bien un trabajo hecho despacio y con buena letra. Todo lo contrario que su juego: rápido y descarado.

VAVEL Logo