¿Por qué no soñar?
Jesús Navas superó a Semedo por su banda | Foto: Jose María Colomo (VAVEL)

¿Por qué no soñar?

Con todo en contra, tras observar cómo en el sorteo de cuartos de final a los de Pablo Machín les tocaba el vigente campeón de la Copa del Rey, sorprendieron anoche a un FC Barcelona repleto de bajas y rotaciones, que sin Messi y compañía demostraron flaquezas contra un Sevilla FC de mucha intensidad.

matias
Matías Jiménez Sánchez
Sevilla FCSoriano, Navas (André Silva, min. 70), Mercado, Kjaer, Sergi Gómez, Escudero (Arana, min. 88), Amadou, Banega, Sarabia (Franco Vázquez, min. 60), Promes, Ben Yedder.
FC BarcelonaCillisen, Sergi Roberto, Piqué, Lenglet, Semedo (Jordi Alba, min. 83), Arthur, Rakitic, Arturo Vidal, Aleñá, Malcom (Coutinho, min. 62) Prince ( Suárez, min. 62)
MARCADOR1-0, min. 58, Sarabia, 2-0, min. 76, Ben Yedder

Noche intensa en nervión

Comenzó la noche entre la rabia y la fuerza de la afición tratando de apretar sobre sus jugadores y las flaquezas de dos equipos que se respetaban mutuamente. Un FC Barcelona sin su estrella Lionel Messi y a su vez sin importantes jugadores en el once titular, como Luis Suárez, Coutinho, Dembelé -que está lesionado- o Busquets.

Pero aún así no es excusa para un equipo tan grande, el hecho de enfrentarse a un club económicamente y futbolísticamente inferior, y no mostrar un mínimo de compromiso y competitividad. Fue cuestión de minutos que el club sevillista, que también presentaba cambios notorios en su formación, con la inclusión de Promes como falso nueve y la titularidad de Amadou para dar músculo al centro del campo, acabara dominando y arrollando en juego al vigente campeón de la Copa del Rey, que sumaba 39 partidos marcando.

Ben Yedder y la mano de Vidal

Hasta los primeros 20 minutos, ambos equipos se disputaban el balón sin crear ocasiones claras de gol, pero pasadas las dos decenas de minutos, el club local empezó a aprisionar al club de la ciudad condal en su área y tuvo varias oportunidad para colar un balón en dirección a la portería de Jasper Cillesen. Promes desequilibrando a la defensa y asociándose con Jesús Navas crearon gratas ocasiones que no acabaron con un buen remate. 

La más clara, una gran jugada de Ben Yedder, tras una gran carrera al despiste de un despeje, acabó tumbando en el suelo a Piqué y desequilibrando a Lenglet, Sergi Roberto y Arthur y tras marcharse de los cuatro defensores, no consiguió conectar un buen remate que se marchó rozando la escuadra defendida por el portero holandés.

En el minuto 26 se armaba la polémica, Arturo Vidal protagonizaba un dudoso despeje a saque de esquina. A plena vista parecía que se ayudaba con el brazo para sacar el difícil balón que se colaba a zona de remate. Pero tras revisión del VAR parecía que el colegiado del encuentro Del Cerro Grande señalaba la pena máxima apuntando hacia la posición de los 11 metros y mientras Éver Banega se disponía a colocarse en el punto de penalti, el colegiado recriminó al futbolista que él no señaló dicha acción, que finalmente era saque de esquina, asegurando que el jugador chileno tocó con el hombro.

En las imágenes de la jugada se observa como el centrocampista con el brazo completamente despegado del cuerpo, comienza tocando con el final del hombro hasta tocar con el bíceps, sin embargo el sistema del vídeo arbitraje no vio punible la acción.

Malcom tuvo la única del Barça

El dominio local se aminoró en los últimos minutos, en los cuales los de Valverde aprovecharon para crear la única ocasión culé del encuentro, donde Malcom tras marcharse de Soriano y a portería vacía, mandó el esférico en el lateral de la red. No aún así, el Sevilla FC tuvo 2 ocasiones de nuevos claras para hacer el 1-0 en los pies de Wissam Ben Yedder, primero con un remate blocado por Cillesen con posterior rechace de Escudero, que mandó a las gradas; y con un intento de remate acrobático del jugador franco-tunecino que no encontró un buen contacto con el balón.

Sevilla sueña con la semifinal de copa

La segunda parte mostró a un FC Barcelona que dejaba mucho más espacios, lo cual aprovechó Promes para salirse de su posición de 'falso 9' y caer sobre la banda de Sergi Roberto, al cual mareó a base de regates y ocasionó las mejores ocasiones del partido, entre ellas la jugada del primer gol. 

No era la primera vez que dejaba atrás a Sergi Roberto para colarse por sus espaldas y poner un balón franco para el remate, pero en el minuto 58, sorprendió con un gran centro que casi roza Amadou al primer palo. Pero fue en el segundo palo, antes de la caída del balón, donde Sarabia a placer remató a bocajarro para hacer el 1-0 y que los 38.403 espectadores del partido, a pleno grito, levantaran la ilusión de un equipo que se veía capaz de eliminar al conjunto barcelonés.

Cambios en ambos equipos y gol de Ben Yedder

El conjunto de Machín aplastó a un equipo sin rumbo pero no encontró ocasión clara para ampliar el resultado, pese a las ocasiones de Ben Yedder, Escudero y Promes, entre las más claras que acabaron marchándose fuera. Tras el doble cambio de Valverde de sacar a Suárez y Coutinho, parecía que el conjunto culé reaccionaba, con un tiro a las nubes del brasileño, pero no fue suficiente. 

Los sevillistas siguieron creyendo, pese a que Sarabia primero y más tarde Jesús Navas, uno de los más determinantes (imparable para Semedo) tuvieran que marcharse del terreno de juego con molestias debido a la agresividad y el desgaste del juego. Con la inclusión de el Mudo Vázquez y André Silva, planearon la ocasión del segundo tanto.

Con pausa el argentino filtró un pase entre líneas para el delantero luso, que retuvo el balón delante de la defensa esperando a que Éver Banega en segunda línea tomara la frontal del área en una buena posición para el disparo y siendo más listo que nadie, se inventó un pase raso al segundo palo donde Wissam Ben Yedder llegaba a placer para hacer el 2-0 en el minuto 76. El jugador galo tuvo un bonito detalle mandando un mensaje de apoyo a los mas allegado del desaparecido futbolista Emiliano Sala, al cual consideraba como su "hermano".


A partir de ahí se montó una fiesta en el campo que no pudieron aprovechar los locales para ampliar el resultado y dejar mucho más encarrilada la eliminatoria, frente a un FC Barcelona especulativo, que parece dejar de lado la competición copera, en el afán de lograr llegar lejos en la UCL, competición que se les ha escapado estos años en varias ocasiones.

 

VAVEL Logo