El Terrassa pone la directa al playoff
Sergi Arranz celebra el 1-0 | Foto: Juanma Medina

El Terrassa pone la directa al playoff

El equipo de Cristian García se impone 2-0 al Cerdanyola en el Olímpic y amplia la racha de partidos sin perder a catorce

envermelliblanc
Daniel Alcaraz

El Terrassa vuelve a tirar de efectividad para tumbar a un más que combativo Cerdanyola en el Olímpic. El equipo de Toni Carrillo, que va a cuajar una buena primera mitad, se vio superado por un Sergi Arranz matador y un espectacular José Ortega bajo palos.

El inicio resultaba esperanzador. La escuadra de Cristian García buscaba, ya desde el primer minuto de juego, imprimir su ritmo frente a un Cerdanyola combativo que supo aprovechar sus bazas. Las ocasiones no eran claras, para ninguno de los dos equipos, pero el Terrassa parecía que podría empezar a hacer daño por medio de una falta botada por Jorge Carreón que tuvo que sacar Del Río en última instancia.

Largas posesiones combinadas con balones colgados al área y arrancadas de inspiración. El partido estaba bonito con dos equipos valientes y que proponían espectáculo. Sobre todo, la escuadra visitante que vio en De la Torre, una de sus ocasiones más claras de todo el partido tras protagonizar una jugada de ensueño que acaba sacando Sergi Valls bajo palos.

Con cada minuto que pasaba, la intensidad aumentaba. El partido se abría poco a poco y ni Terrassa ni Cerdanyola conseguían imponer su superioridad. Nada más un par de intervenciones de José Ortega y Dani Del Río para condimentar un choque que se acabaría decidiendo en la segunda mitad.

Y es que Sergi Arranz solamente necesitó dos minutos para abrir la lata. Córner botado por Coro que despeja el meta visitante en primera instancia y que acaba introduciendo en el interior de las mallas el pichichi Sergi Arranz. Decimocuarto gol del delantero gironí esta temporada. Una cuenta goleadora que pudo verse aumentada cinco minutos más tarde, cuando Arranz se quedaba solo delante de Del Río que acaba salvando su remate.

El partido llegaba, entonces, a ese preciso momento que se repite en todos los partidos del Terrassa después del 1-0 en el Olímpic. Siempre. La posibilidad de poder cerrar el partido por parte del conjunto egarense, frente a las ganas del conjunto visitante (en este caso el Cerdanyola) de que pasen cosas. El viento, invitado inesperado en el choque, también contribuyó en el devenir del encuentro.

El Cerdanyola busca el empate

Como he dicho antes, el equipo de Toni Carrillo quería que pasasen cosas. Y, efectivamente, empezaron a pasar. Primero, un gol anulado a Carlos Cano por falta sobre Sergi Valls y después la entrada de Óscar al terreno de juego, que revolucionó por completo el partido. Los visitantes conglomeraron en tres cuartos de campo hasta cuatro efectivos y esto estuvo a punto de surtir efecto en el setenta y cinco cuando Ortega acabó salvando al Terrassa con una espectacular parada de reflejos sobre la línea de juego.

Pero atacar, conlleva un riesgo, y es exponer en exceso. Eso fue lo que le pasó al Cerdanyola que vio cómo en el minuto ya noventa Daisuke cerraba el encuentro con un gol donde toda la defensa visitante se quedó clavada marcando el fuera de juego. Finalmente, 2-0 que confirma la buena dinámica de resultados de los de Cristian García, acumulando ya catorce jornadas consecutivas sin conocer la derrota.

 

VAVEL Logo