Empate a nada del Málaga CF
Foto:www.laliga.es

Empate a nada del Málaga CF

El equipo blanquiazul consigue un nuevo empate en su feudo y se aleja de las aspiraciones de ascenso directo

jorgeg
Jorge Gómez

Alineaciones:

Málaga CF: Munir, Iván Rodríguez, Diego González, Pau Torres, Ricca, N´Diaye, K.Bare, Erik Morán (Harper, min.73), I.Alejo (Renato Santos, min.85), Adrián y Blanco Leschuk (Seleznov, min.80).

UD Las Palmas:  Raúl, Eric (Lemos, min.71), Cala, Mantovani, D.Castellano, Timor (Deivid, minuto 53), Javi Castellano, R. De Galarreta, Danny Blum, Rafa Mir y Rubén Castro (Araujo, min.77).

Árbitro:

Ocón Arraiz (SPA). Mostró tarjeta amarilla a Iván Alejo (min.15), Keidi Bare (doble amarilla: min.42 y 59), Iván Rodríguez (min.43), Leschuk (min.78). Mostró tarjeta roja directa a Deivid (min.72)

Incidencias:

Partido correspondiente a la jornada 25 de la Liga 1|2|3 disputado en el Estadio La Rosaleda ante 15.000 espectadores.

Un empate a nada. El Málaga CF no ha sabido aprovechar la oportunidad que le ha brindado el calendario para lograr la victoria en los dos partidos consecutivos que ha jugado en su feudo. En este caso, y aún con la polémica arbitral de la primera parte, un equipo que quiere lograr un ascenso directo no puede dejar escapar puntos en su estadio. Aquel equipo que ganaba todo en la primera vuelta en casa se ha diluido, y parece entrar en una racha negativa donde no logra una victoria desde hace tres jornadas. En casa parece que muestra una cierta inoperancia para obtener los tres puntos, y el equipo deberá conseguir victorias a domicilio que le permitan luchar por la parte alta.

El Málaga CF afrontaba la jornada consciente de que tenía que lograr la victoria en su feudo tras el traspiés sufrido la pasada jornada con el empate cosechado ante la UD Almería. Además de ello, a la hora del partido era conocedor de la victoria de los equipos de la zona alta tales como Osasuna, Deportivo de La Coruña, Cádiz o Albacete, por lo que la presión de tener que salir en el partido a ganar para mantenerse en la zona alta era patente.

El once inicial contaba con la novedad de Iván Alejo, que debutaba con el equipo blanquiazul, y que seria el más destacado del encuentro.

Polémica arbitral

Los primeros minutos empezó con dominio del balón por parte  del equipo local. Muy pronto, en el minuto cuatro de partido, la primera aproximación con peligro tras un gran pase en profundidad por parte de Blanco Leschuk a Iván Alejo por la banda derecha y tras centro del debutante remató Keidi Bare el balón logrando el primer gol pero el asistente levantó la bandera por posición antirreglamentaria de Alejo antes de efectuar el centro. La polémica estaba servido dado que las imágenes demostraron que finalmente no hubo fuera de juego, por lo que el gol anulado fue de forma incorrecta.  En los minutos posteriores, el juego entró en un equilibrio entre ambos con juego fluido en el centro del campo, donde apenas había llegadas al área. El equipo local insistía por la banda derecha con Iván Alejo, pero no se generaban las ocasiones de peligro oportunas.

                                          Foto: www.laliga.es 

En el minuto 27, el delantero Leschuk desde prácticamente la esquina de la banda derecha efectuó un centro envenenado que pegó en el larguero aún con la estirada de Raúl. Posteriormente, en el minuto 35, Iván Alejo probó fortuna en un lanzamiento lejano ajustado al palo derecho de Raúl que pudo atajar el esférico en dos tiempos y cuatro minutos más tarde el centrocampista Adrián, tras llegarle un rechace en el semicírculo del área, disparó al palo izquierdo y el meta visitante despejaría a a córner. A continuación, en este saque de esquina, llegaría la segunda polémica arbitral: balón sacado por  Keidi Bare fue rematado por Adrián pero el árbitro anuló el gol por salir el balón por línea de fondo cuando sacó el albanés. Otro gol  anulado, el segundo de equipo local, y con las aireadas protestas por parte del público local asistente al estadio. Al final de la primera parte, el equipo visitante tuvo una falta a favor muy peligrosa al borde del área, pero Rubén Castro no supo materializa la oportunidad y lanzó el balón por encima del larguero.

Llegaba el final de la primera parte, con gritos de ¡fuera, fuera! para el árbitro por las decisiones claves que había tomado durante la primera parte. ¡Cuanto hace falta el VAR en LaLiga 1|2|3!. A nivel estadístico el equipo local efectuó un tiro a puerta y el equipo visitante ninguno.

Expulsiones en ambos equipos

El inicio de la segunda mitad empezó con imprecisiones del equipo local, que perdía la posesión del esférico a favor de los visitantes. Sin embargo, nuevamente el ritmo del juego lo impondría el equipo local, donde dominada el balón e intentaba trenzar jugadas de peligro hasta que llegó el minuto 58, donde en una disputa del balón Keidi Bare saltó con Cala y cometió falta con la consiguiente tarjeta amarilla. Era la segunda y por lo tanto la expulsión del jugador. El equipo local se quedaba con un jugador menos cuando quedaba más de media hora de partido. El albanés debió medir la fuerza del salto y la forma de hacerlo, ya que sacó los codos e impactó sobre el defensa visitante. El partido tomaba otro rumbo al que hasta ahora se había visto. El balón sería ahora para los visitantes, con el equipo blanquiazul cerrando líneas defensivamente.

                                            Foto: www.laliga.es

En el minuto 64 se produjo una ocasión del equipo visitante por la banda izquierda donde tras centro realizado remató Rafa Mir de cabeza pero el balón pegó en Pau Torres que pudo evitar el gol en contra. La posesión pasaría de forma clara al equipo visitante. Y en el minuto 71 giro inesperado nuevamente del partido, Alejo era objeto de falta táctica por el defensa Deivid pero la forma de cometerla fue equivocada, por detrás y sin opción del balón, por lo que el árbitro no dudó y saco roja directa al canario. Ambos equipos afrontaban el tramo final del encuentro con diez jugadores sobre el terreno de juego.

Ímpetu por parte de los locales, pero sin llegar a gozar de claras oportunidades en la meta rival. El equipo visitante, igualmente, intentaba por bandas penetrar hacía el área de los locales, pero sin éxito. Es cierto que el equipo local jugaba más vertical con el esférico y los visitantes más con la posesión, pero finalmente no fue suficiente para mover el marcador.

Derroche físico, intensidad, ímpetu, decisión... mostrado por ambos equipos que sin embargo acabó en un empate que no sirve ni a uno ni a otro en sus aspiraciones.

VAVEL Logo