El Terrassa vuelve a la senda de
los puntos en el Nou Sardenya 
Guti conduce el esférico | Foto: Juanma Medina

El Terrassa vuelve a la senda de los puntos en el Nou Sardenya 

El Europa merece más que el empate frente a un correcto Terrassa, aunque falto de profundidad.

envermelliblanc
Daniel Alcaraz

Terrassa y Europa firman las tablas en choque apasionante, eléctrico, e incluso, bonito. Las gradas llenas del Nou Sardenya solo sirvieron como antesala al partidazo que se avecinaba. Los escapulados gozaron de las mejoras ocasiones, o por lo menos las más claras, aunque sin conseguir materializarlas.

Vibrante. Así empezó el partido de la jornada en el Grupo V de Tercera División. El juego aéreo y directo era la máxima en los primeros compases de un partido con mucho en juego. El primero en probar suerte sería el equipo local con un remate de cabeza de Varona que se marchó lamiendo el larguero de la portería defendida por Ortega. Tan solo veinte segundos más tarde, Nils Puchades protagonizaba la réplica con una rosca que se acababa envenenando.

Se le veía al Terrassa faltó de ideas con el balón en los pies, y a un Europa que sabía por dónde tenía que entrar para hacer daño. Mucho, de hecho. Torrentbó tuvo la mejor de la primera mitad, en un semiremate que acabó salvando, una vez más, Ortega sobre la línea de gol. Sergi Arranz, más trabajador que nunca, y Nils Puchades, los más activos en ataque de un Terrassa que lo buscó hasta el descanso con un chut de falta de Coro.

Tras el paso por vestuarios, nada cambió en un partido que poco a poco comenzaba a romperse. Las idas y vueltas se sucedían, y ahí el Europa tuvo en un disparo cruzado y en una falta lejana botada por Germán, la posibilidad de hacer el 1-0. Unos minutos más tarde, Carreón tuvo en un remate con la testa la primera del Terrassa en la segunda mitad. Sergi Arranz, que durante todo el partido había estado buscándose la vida con los centrales, trataba de hacer daño al contraataque aunque sin crear realmente ocasiones manifiestas de peligro.

Pero como ya digo, el Europa tenía muy claro lo que tenía que hacer y cómo tenía que hacerlo. Sabía lo que quería, y eso tradujo en dominio y ocasiones, ante un Terrassa que veía desbordado en ocasiones. Ortega, que tuvo que hacer muestra de sus reflejos en más de una ocasión, sostuvo al equipo egarense en sus peores minutos.

Empate a cero que contenta más a los pupilos de Cristian García que vieron cómo la escuadra local podría haber roto el empate hasta en más de cuatro ocasiones. Reparto de puntos que deja al Terrassa en cuarta posición con cuarenta y ocho puntos, y al equipo escapulado octavo con cuarenta y tres.

VAVEL Logo