Fernando Llorente, el brillante actor secundario
Fernando Llorente, campeón del mundo en 2010. Foto: swanseacity.com

Fernando Llorente, el brillante actor secundario

El actual jugador del Tottenham Hotspur cumple 34 años. Repasamos su corta pero triunfante trayectoria en la Selección Española de Vicente Del Bosque. 

daniel-still
Daniel Still

Entre 2008 y 2012 la Selección Española escribió la etapa más gloriosa de su historia. Acostumbrada al fracaso y a la decepción, un combinado de estrellas formado por los Casillas, Xavi, Iniesta y compañía lograron alzarse con dos Eurocopas consecutivas y con la primera Copa del Mundo para España.

El tiki-taka inventado por Luis Aragonés y proseguido por Vicente Del Bosque consolidó la Selección Española más fuerte de todos los tiempos. El cerrado juego de toque y este elenco de jugadores de altísimo nivel, como consecuencia, complicaron la entrada de algunos grandes futbolistas españoles en las convocatorias y en los 'onces'. Uno de ellos fue Fernando Llorente, quien hoy cumple 34 años. 

Apodado El Rey León, debutó en la Selección Española en noviembre de 2008, después de la consecución de la segunda Eurocopa para España. A pesar de ser uno de los mejores delanteros de la liga, siendo el máximo goleador del Athletic de Bilbao en cinco temporadas consecutivas, Fernando Llorente tan solo se enfundó La Roja en 24 ocasiones, partiendo como titular únicamente siete veces.

Su cuerpo tosco y el remate de cabeza como su principal virtud, alejado del prototipo de jugador para el estilo de juego practicado, redujeron sus oportunidades en la Selección Española. Como dato, formó parte de la expedición que se alzó con la Eurocopa 2012, pero no disputó ni un minuto de juego a pesar de haber recibido el Premio Zarra esa misma temporada. 

Momento de gloria

Fernando Llorente, en su corta etapa en la Selección Española, participó como actor secundario. Delanteros como David Villa y Fernando Torres se encontraban siempre por delante en los planes de Vicente Del Bosque. Pero, a pesar de no encajar del todo en el estilo, Llorente ofrecía otras variantes que el seleccionador fue capaz de exprimir al máximo en un partido decisivo, el España-Portugal de octavos de final del Mundial de 2010

En Sudáfrica y ante la selección comandada por Cristiano Ronaldo, Fernando Llorente vivió su particular momento de gloria con La Roja. En el 59' de un partido atascado y que podía caer hacia cualquier lado, Del Bosque apostó por él en sustitución de Fernando Torres. El delantero navarro fue un constante peligro para el equipo luso, venciendo en cada duelo por alto en el área.

En media hora, consiguió desmontar y desquiciar a la defensa rival, disolviendo su robustez y permitiendo a la Selección jugar con más huecos. Aunque el encargado de romper el empate en el marcador fue una vez más David Villa, la afición y prensa españolas reconocieron a Llorente como el jugador decisivo para pasar a los cuartos de final

Sin duda, el partido contra Portugal fue su mayor servicio con La Roja. Pero, más allá de aquel encuentro, Fernando Llorente supo aprovechar sus pocas oportunidades con la Selección. Anotó siete goles en 24 partidos y sumó un Mundial y una Eurocopa a su palmarés. Sin poseer un papel de protagonista, fue héroe de España por un día y consiguió los dos torneos de selecciones más prestigiosos a los que un futbolista puede aspirar. 

MEDIA: 5VOTES: 27
VAVEL Logo