Sánchez Martínez, un árbitro de carácter en su cuarto clásico
Sánchez MartínezR I Foto: RFEF

Sánchez Martínez, un árbitro de carácter en su cuarto clásico

El colegiado murciano José María Sánchez Martínez dirigirá la vuelta de Copa del Rey entre Real Madrid y Barcelona tras ya haber pitado otros tres clásicos, el último de Liga en el Camp Nou esta temporada. Su elección está bien meditada, ya que tiene buenas cualidades para arbitrar un partido de tales dimensiones. Personalidad y disciplina frente al nerviosismo o la presión de los jugadores. 

ivan-sevilla-fernandez
Iván Sevilla Fernández

Cuarto reto para un árbitro que se ha ido ganando el sueldo a base de buenas actuaciones en los grandes partidos desde que arrancase su aventura en Primera División en 2015. Sánchez Martínez, natural de Lorca (Murcia), es un colegiado ya madurado en este tipo de encuentros donde la tensión es muy alta. Todos los factores que caracterizan un clásico deben ser bien gestionados por el encargado de impartir justicia en el verde y el murciano ha sido elegido para ello.

Los motivos que justifican su elección por parte de Velasco Carballo, del Comité Técnico Arbitral, son varios: carácter y personalidad adecuada, excelente nivel disciplinario, capacidad para aguantar el enfrentamiento cara a cara con futbolistas de la talla de Suárez o Ramos e incluso buen manejo de las amonestaciones. Algo que en un clásico también es importante para evitar que se vaya de las manos.

Su cuarto Real Madrid vs Barça 

Sánchez Martínez dirigirá su cuarto clásico desde que está en la élite del arbitraje español. Además, esta temporada ya pitó la goleada del Barça al Real Madrid en el Camp Nou. Un partido de Liga que supo controlar perfectamente, incluso con el novedoso VAR, que consultó en las pantallas del césped para sancionar un penalti de Varane sobre Luis Suárez. Decisión acertada la de un colegiado que se sirvió de la ayuda tecnológica. 

Aquel duelo se saldó con dos amarillas para cada equipo, algo que muestra su filosofía para amonestar e impartir la misma disciplina a cada equipo. Ya antes, en la temporada pasada y en la Supercopa de agosto 2017 fue el designado en esos dos clásicos que finalizaron con triunfo azulgrana en el Bernabéu y victoria blanca en verano. 

De ambos encuentros, se le recuerda la expulsión a Carvajal en su primer clásico, del que aprendió algo en cuanto al manejo de tal enfrentamiento. Pues luego en diciembre le tocó repetir en Liga Santander arbitrando otro Real Madrid vs Barça que finalizó también con pocas tarjetas amarillas. Por tanto, es de esos colegiados que no se arrugan ante la presión del público y futbolistas con las primeras faltas. Más bien sanciona las graves, con el partido avanzado. 

En general, con Sánchez Martínez, el balance de triunfos favorece al conjunto culé (nueve duelos ganados) mientras los blancos han ganado en seis ocasiones con él de árbitro. En su historial de arbitrajes se ha encontrado en 11 partidos con uno y otro club. Ahora, en esta vuelta de Copa del Rey 2019 tendrá que volver a mostrar su buena colocación en el campo, su excelente lectura o gestión de las situaciones en un Santiago Bernabéu que será una olla. 

De Burgos Bengoetxea, otra vez en el VAR

Desde la cabina del VAR, un viejo conocido por el Real Madrid tratará de ayudar al murciano en su ardua tarea. De Burgos Bengoetxea ya desató mucha polémica con sus decisiones en la Supercopa de 2017. El combinado madrileño se sintió muy perjudicado. De momento, su papel en este clásico se desarrollará frente a los monitores. 

VAVEL Logo