Análisis del partido ante el RCD Espanyol: 3-1, sin ideas y sin ganar
Foto: LaLigaSantander

Análisis del partido ante el RCD Espanyol: 3-1, sin ideas y sin ganar

Borja Iglesias marcó a los 20 segundos, Alcaraz empató el partido y en la segunda parte se produjo la debacle pucelana. El penalti fallado por Sergi Guardiola y los fallos defensivos condenaron al equipo. 

adrian-gomez
Adrián Gómez

El RCD Espanyol y el Real Valladolid se enfrentaban de nuevo esta temporada el sábado 2 de marzo a las 13:00 horas, esta vez en el RCDE Stadium. Los pericos se llevaron la victoria por 3-1 y Cordero Vega fue el encargado de impartir justicia en la jornada 26 de la Liga Santander.

Un partido malo del Valladolid, sobre todo en la segunda parte. El penalti fallado por Sergi Guardiola hundió y desestabilizó al equipo, que al descanso se fue con 1-1 y en la segunda parte con Moyano de central tenía un agujero tremendo en la línea defensiva. Hermoso y Wu Lei mataron al Pucela, que cada vez está más cerca del descenso.   

El Pucela salió a jugar contra el Espanyol con cinco defensas, en un partido vital para sus aspiraciones de permanencia. El partido comenzaba con un pase elevado de Melendo hacia Borja Iglesias, y el panda se adelantaba a Kiko Olivas y picaba el balón para batir a Masip y poner el 1-0 en el marcador a los 20 segundos. Masip salvó el 2-0 con los pies, un minuto después. La empanada con la que sale el Valladolid en los primeros minutos de partido  es considerable e intolerable. 

Después de cuatro jornadas sin marcar, en el minuto 16, Sergi Guardiola se va por la banda derecha, pone el pase atrás, Anuar la deja pasar, y Rubén Alcaraz desde la frontal consigue batir a Diego López y poner las tablas en el marcador. La reacción del Real Valladolid era rápida y parecía que el equipo iba a por el partido. 

Con dos minutos de añadido. En el minuto 46, llega la jugada clave del partido. Un balón largo de Anuar, lo pelea Sergi Guardiola, que se va del defensa con un carrerón y provoca el penalti. El delantero sería el encargado de tirar el penalti, abajo a la derecha, y Diego López con su estirada evita que el Pucela se ponga por delante en el marcador. El equipo blanquivioleta ha tirado cuatro penaltis esta temporada y ha fallado los cuatro.  

En el minuto 55, tras una falta botada desde la banda izquierda, Joaquín no consigue despejar y el balón le cae a Hermoso, que bate a Masip por su palo y pone el 2-1 en el marcador para hundir al real Valladolid. El Pucela fue  con todo al ataque. Stiven Plaza y Keko entraron al campo por Unal y Joaquín, y Moyano tuvo que sustituir al lesionado Borja, cambio que mucha gente no entiende con el partido empatado. En el minuto 64, Wu Lei se queda solo ante Masip y pone el 3-1 en el marcador para sentenciar el partido.

El Valladolid con esta dura derrota se queda 16º con 26 puntos, tres por encima del descenso, gracias a las derrotas de sus rivales. Hay que cambiar muchas cosas si el equipo quiere salir de esta racha y mantenerse en la competición.

VAVEL Logo