Previa FC Barcelona-Olympique de Lyon: ilusión intacta en un equipo que no quiere despedirse "a la francesa"
Fotomontaje de la previa | VAVEL España

Previa FC Barcelona-Olympique de Lyon: ilusión intacta en un equipo que no quiere despedirse "a la francesa"

FC Barcelona vs Olympique de Lyon // Miércoles, 13 de marzo // 21:00 horas // Camp Nou, Barcelona // Partido de vuelta de los octavos de final de la UEFA Champions League // Árbitro // Movistar Liga de Campeones y retransmisión en vivo y en directo online en VAVEL España y por el Twitter de la sección del Fútbol Club Barcelona (@FCBVAVEL) // El feudo azulgrana será clave en el devenir de ambos conjuntos en la máxima competición continental después del empate sin goles firmado en el Groupama Stadium.

elenals23
Elena Martín Rodríguez

La Champions League es una competición de alto voltaje. En ella, los mejores equipos de Europa se citan en encuentros de exhibición en los que la deportividad, la emoción y la perseverancia son claves de cara a imperar en la cima del fútbol. Muchos son los equipos aspirantes al trono, pero únicamente uno de ellos es el que llega a conseguir lo que otros muchos piden a gritos, cayéndose por el camino y abriéndose paso ante los magnates del rimbombante espectáculo. A sabiendas de que el dominio tiene que ser el prólogo de un duelo grandilocuente de titanes, jugar los 90 minutos de un partido al máximo nivel es una prueba de categoría que a su vez, está a la altura de una competición en la que la lucha y la superioridad siempre son premiadas con un plus: las ansias de recorrer un camino en los que muy pocos saben mantenerse en pie.

Vuelven las noches europeas al Camp Nou y lo hacen en una eliminatoria en la que está en juego el billete para estar en los cuartos de final. Con el resultado obtenido en el partido de ida en el Groupama Stadium, la cita que se vivirá este miércoles en el feudo azulgrana será clave en el devenir de ambos conjuntos y por ello, tanto Fútbol Club Barcelona como Olympique de Lyon se abonarán a la épica para conseguir avanzar entre tanta competencia. Con armas distintas y un mismo objetivo, la lucha que se vivirá sobre el terreno de juego será un duelo en el que la emoción y la ilusión se juntarán para recibir una sentencia definitiva que marcará, una vez más, las aspiraciones de ambos equipos, ya ansiosos por dar un golpe de autoridad y dar una alegría a sus aficionados.

Los galos aterrizarán en tierras barcelonesas con la intención de trazar un puente de esperanza hasta los cuartos de final de la competición europea. Siendo conscientes de la dificultad de la eliminatoria y con la confianza, pasada por la unidad, intacta, los de Bruno Génésio buscarán doblegar los esfuerzos de un Barça que llega moralmente reforzado al encuentro, siendo todavía líder en la competición doméstica, como si el tiempo se hubiera parado en un estadio que se dejará la piel y la voz animando a la faena de resurgir como un estelar en territorio europeo.
La máquina culé, extraordinariamente engrasada y con Ernesto Valverde a la cabeza, saldrá a reivindicarse una vez más, con la mente puesta en llegar hasta el Wanda Metropolitano y levantar el título de la máxima competición continental hacia el cielo de Madrid, pero con los pies de plomo teniendo en cuenta y habiendo visto que las sorpresas adquieren cierto protagonismo en la competición del azar.

Los azulgranas, a cumplir el sueño europeo

Los de Ernesto Valverde tienen motivos para confiar en que pueden hacer realidad su sueño europeo. Con su máximo rival y vigente campeón eliminado, los azulgranas podrán disponer de más posibilidades para llegar hasta el Wanda Metropolitano y conseguir que el trofeo de la máxima competición continental se quede en casa.

Bien es cierto que el vigente campeón de LaLiga Santander llega disparado a este choque. Con un engranaje que funciona a la perfección y máxima disponibilidad de sus efectivos, cuentan con la confianza que han ido adquiriendo en la competición doméstica, en la que ahora ostentan el liderato con una ventaja considerable respecto a sus rivales más perseguidores. Con sesenta y tres puntos y siete de ventaja respecto al Club Atlético de Madrid y con el pase a la final de la Copa del Rey en sus manos, la mente de los azulgranas no está en otra cosa que no sea el hacer de la UEFA Champions League una realidad. Pensando en el Wanda Metropolitano, este miércoles, en el Camp Nou, todos los esfuerzos estarán puestos en intentar batir a todos los rivales que, año tras año, echan firme candidatura al título.

Después de haber caído eliminados en las cuatro temporadas anteriores, el objetivo que se han marcado en Can Barça no es otro que el de tirar de confianza y arrasar en Europa, consiguiendo un título que los aficionados llevan pidiendo desde hace mucho tiempo. Con pies de plomo y siendo conscientes de la dificultad que supone y de que tendrán que anular el margen de error desde el principio para evitar otra sorpresa, Leo Messi y compañía abanderarán al conjunto culé en las grandes citas de cara a conseguir terminar la temporada con los máximos títulos posibles.

El Olympique de Lyon, abanderado de la ilusión

Conscientes de lo difícil que será superar la eliminatoria en un campo que no es el Groupama Stadium, los terceros clasificados de la Ligue 1 y con Bruno Génésio a la cabeza, son los abanderados de la ilusión de cara a la gran cita. Con la eliminatoria demasiado abierta, cualquier cosa puede pasar y si los galos dieran la sorpresa, dejarían tocado y hundido a un Fútbol Club Barcelona que, de seguro, luchará contra viento y marea para pasar y seguir avanzando en territorio europeo.

A su favor, y a pesar de que los azulgranas cuenten con el calor del Camp Nou, los jugadores del Olympique de Lyon podrán sentirse arropados de cara a conseguir su principal objetivo, teniendo en cuenta que hasta 5.000 aficionados llenarán las gradas del feudo del rival.

Con Nabil Fekir, uno de sus mejores jugadores, que fue baja por sanción el Lyon, y a pesar de que haya reconocido que se enfrentará al mejor jugador del mundo, Leo Messi, los galos confían plenamente en poder hacer algo y en instaurar la alegría entre sus aficionados.

Perseverancia y resiliencia son las cualidades de esos equipos que, en un principio pequeños para tanta hazaña, pueden sorprender en cualquier momento.

Los antecedentes

Teniendo en cuenta que el partido será una auténtica prueba de fuego para los de Ernesto Valverde, ya que nunca han tenido que afrontar en los octavos de final un 0-0 del partido de ida y poner el contador al mínimo y todos los esfuerzos posibles en pasar, la lucha que se vivirá en el césped del Camp Nou será digna de presenciar. Siendo un resultado muy adverso, los locales se abonan a la épica, una vez más, y cuentan con el factor favorable que les revalida como expertos a la hora de superar situaciones adversas y prueba de ello ha sido que cuando han querido remontar un resultado, lo han hecho. A su favor, además, se da la casualidad que supone que siempre que han jugado la vuelta de los octavos de final en casa, han conseguido pasar a la siguiente fase.

Como antecedente más reciente, se sitúa el partido que disputaron en la temporada 2008/09, cuando los azulgranas golearon y consiguieron un 5-2 en el marcador gracias a los goles marcados por Thierry Henry, Samuel Eto’o, Leo Messi y Seydou Keita y por un ritmo imparable que anuló las propuestas futbolísticas proporcionadas por el rival.

Balance de los equipos

Los azulgranas llegan con una buena racha y el título de la competición doméstica cada vez más asegurado. Con sesenta y tres puntos, diecinueve victorias, seis empates y dos derrotas, los de Ernesto Valverde tienen la mitad de los deberes hechos esta temporada, ya que además de haber pasado a la final de la Copa del Rey, en la que se enfrentarán al Valencia Club de Fútbol de Marcelino García, ostentan el liderato liguero y la posibilidad de revalidar el título de vigentes campeones.

Como aspecto a destacar en el equipo local, los resultados obtenidos a domicilio han sido mejores que los obtenidos fuera, ya que en el Camp Nou, han conseguido sumar hasta treinta y tres puntos, siendo tres puntos menos los conseguidos en el resto de estadios. En casa, los de Ernesto Valverde acumulan diez victorias, tres empates, una derrota, cuarenta y dos goles a favor y dieciséis en contra.

Por su parte, el conjunto galo ocupa el tercer puesto de la tabla clasificatoria de la Ligue 1, en la que ostenta el liderato el Paris Saint-Germain. Los de Bruno Génésio tienen cincuenta puntos, catorce victorias, ocho empates, seis derrotas, cuarenta y siete goles a favor y treinta y tres en contra. Como aspecto a destacar, son mejores a domicilio, ya que en el Groupama Stadium han conseguido cuarenta puntos y en otros estadios, han conseguido veinte menos. A domicilio, el Olympique de Lyon ha conseguido nueve victorias, tres empates, dos derrotas, veintiséis goles a favor y once en contra, mientras que fuera, han conseguido cinco victorias, cinco empates, cuatro derrotas, veintiún goles a favor y veintidós en contra.

Los líderes de la batalla táctica

Antes de dirigir la última sesión preparatoria, previa a la lucha europea que se vivirá este miércoles en el Camp Nou, y antes de dar a conocer la lista de convocados para recibir a los de Bruno Génésio, Ernesto Valverde ha comparecido en la sala de rueda de prensa de la Ciutat Esportiva Joan Gamper para hablar sobre los galos y algunos temas de actualidad del club.

A sabiendas de que en la ida quedaron 0-0 y de que la eliminatoria está abierta y todo puede pasar, pero con confianza, Ernesto Valverde ha sido cauto a la hora de hablar sobre lo que se esperan del rival y del partido, siendo el jugado en Lyon una referencia: "Nos fijamos en lo estrictamente futbolístico. Nos fijamos en el juego. Si generamos las mismas ocasiones que en la ida, pasaremos seguro". Además, el técnico cacereño ha querido dejar constancia de que su equipo siempre ha reaccionado en los momentos más adversos y ha comentado: "Lo vimos el año pasado y este año está siendo también así. Mañana es un partido de 90 minutos y puede pasar cualquier cosa. Estamos preparados para hacer un buen partido y para llegar a la portería del rival".

Sobre lo que supone el resultado que obtuvieron en el partido de ida, Ernesto Valverde ha comentado: "El 0-0 de la ida supone que con el 0-0 de la vuelta hace que no pase ninguno de los dos. Ellos tienen sus armas, a nivel ofensivo son muy importantes, tienen jugadores potentes y rápidos y supongo que intentarán tirar de ello". 
 
Sobre la presencia tan importante del que es el delantero estrella del equipo de Bruno Génésio, Nabil Fekir, Ernesto Valverde ha comentado: "Fekir es determinante. Puede ser importante en muchos momentos del partido, siempre está jugando en la mediapunta, a veces está descolgado en situaciones difíciles de localizar y en el último tercio es decisivo porque tiene remate, uno contra uno y disparo de media distancia".
 

Por último, sobre la supuesta existencia de rivales pequeños, el técnico cacereño ha comentado: "Vemos el resto de partidos para calibrar a los rivales y ver que no hay ninguno pequeño y que no sirve de mucho tener ventaja en la ida. En nuestro caso, el marcador está equilibrado y tenemos que ganar para pasar. Cualquier resultado del Lyon en la fase de grupos les beneficiaría porque no han perdido y los empates fueron con goles. Que caigan eliminados equipos como el Madrid o el Paris Saint-Germain son datos importantes. Puede haber cualquier sorpresa y lo tenemos en cuenta".

Además de Ernesto Valverde, el centrocampista brasileño del Fútbol Club Barcelona, Arthur Melo, también valoraba el partido que disputarán este miércoles ante el Olympique de Lyon, hablando de la situación por la que pasa el equipo y de la concentración que necesitarán para obtener el billete de los cuartos de final: "Estamos muy concentrados y sabemos de la dificultad de jugar la Champions. Tenemos muchas esperanzas de pasar y nos tenemos que ocupar de jugar de la mejor manera posible".

Sobre las impresiones que tiene de cara a retomar el sueño europeo con sus compañeros, el centrocampista brasileño ha comentado: "La Champions es una competición especial. Cuando jugué en Wembley, fue una sensación fantástica. Está claro que sueño con estos partidos desde hace tiempo. Estoy seguro que mañana será un gran espectáculo".

Por último, sobre la recuperación que está llevando a cabo después de haber pasado por una lesión como la que tuvo, Arthur Melo ha comentado: "Todo el mundo sabe que cuando vuelves de una lesión hace falta tiempo para tomar ritmo de juego, pero yo ya me encuentro bien y estoy preparado al 100% para jugar los 90 minutos. Agradezco a los médicos que me han ayudado porque ha sido un momento difícil".

Por parte del Olympique de Lyon, antes de completar la última sesión preparatoria en el feudo azulgrana, Bruno Génésio y Nabil Fekir valoraban el partido que disputarán este miércoles y hablaban sobre el rival. El delantero del conjunto galo, sobre el partido que se esperan y el planteamiento que tienen, ha comentado: "Ver al Barcelona en sus partidos anteriores nos da pistas. Venimos aquí para conseguir un hito histórico. Sabemos que será difícil, pero la Champions puede decidirse en detalles. Es cierto que el Barcelona es favorito, pero, como ya hemos visto, en Champions siempre hay esperanza y podríamos liarla en el Camp Nou. Hay equipos que no se esperaba que pasaran y aquí están. Haremos un buen partido. No tenemos nada que perder. Jugaremos sin ningún miedo".

Sobre Leo Messi y sus capacidades, el delantero del conjunto galo ha comentado: "¿Parar a Messi? No puedo decirte cómo hacerlo, pero no soy defensa. Espero que podamos pararlo todos juntos. No siento una presión extra por jugar ante el Barcelona. Será especial, pero es fútbol. Tengo muchas ganas de jugar y dar el máximo de mí en el Camp Nou. Venimos para ganar. Somos jóvenes y tenemos confianza. Haremos nuestro fútbol y ya pasaremos cuentas al final del partido".

Después del jugador, Bruno Génésio, el técnico del Olympique de Lyon, salía a la sala de rueda de prensa para hablar sobre el partido y su rival. Con positivismo, el técnico del conjunto galo comentaba: "Sabemos que podemos conseguir la gesta porque ya lo hemos hecho antes. Debemos darlo todo aunque sabemos que será difícil. Les daremos una alegría a los que vengan a vernos. Esperamos poder calificarnos para cuartos. Debemos inspirarnos en lo que fuimos capaces de hacer en Manchester. Ya vimos cómo el Ajax fue capaz de eliminar al Real Madrid. Es un momento de furia en Europa y espero que nosotros podamos hacer lo mismo".

Sobre la situación de Ousmane Dembélé, titular en el Fútbol Club Barcelona, Bruno Génésio ha comentado: "¿Dembélé? Su evolución es más que positiva. El principio fue difícil para él, pero es lo normal, ya que es muy joven y necesita tiempo para aclimatarse. Lo importante es que sigue trabajando y luchando y está teniendo su recompensa".

El encargado de dictar la sentencia definitiva

El colegiado polaco, Szymon Marciniak, será el encargado de dictar la sentencia definitiva en el feudo azulgrana.

Este colegiado, hizo su debut en la máxima división polaca en 2009, llegó a la lista de la FIFA en 2011 e inicialmente dirigió partidos de la Liga Juvenil de la UEFA, de la Liga de Campeones de la UEFA y de la UEFA Europa League, antes de hacer su debut en la fase de grupos en el último evento al año siguiente. En 2014, debutó en la propia Liga de Campeones, antes de presidir un partido de cuartos de final de la UEFA Europa League en 2015 y haber sido seleccionado para arbitrar el Suecia-Portugal en la final del Campeonato Sub-21 de Europa.

En 2016, Szymon Marciniak dirigió un partido de cuartos de final de la Liga de Campeones y fue convocado para el Campeonato Europeo de Fútbol de la UEFA 2016, en el que dirigió tres partidos. Dirigió otros cuartos de final de la Liga de Campeones en 2017 y además, una semifinal de la UEFA Europa League, disputada entre el Olympique de Lyon y el Ajax de Ámsterdam y entró en una convocatoria para la Copa Mundial Sub-20, donde cubrió tres partidos.

 

En la cita mundialista celebrada el año pasado en Rusia, arbitró un total de cinco clasificatorios.
 
Szymon Marciniak ya sabe lo que es dirigir un partido disputado por el Fútbol Club Barcelona, ya que incluso este mismo año, dirigió el encuentro de la fase de grupos que disputó ante el Football Club Internazionale Milano en Milán y que terminó con empate.

 

En la campaña 2016/17, dirigió las derrotas obtenidas con el Paris Saint-Germain por 4-0 y con la Juventus de Turín por 3-0. Al Olympique de Lyon lo pitó en el partido que perdió contra la La Vecchia Signora por 0-1.

Las convocatorias para continuar con la hazaña europea

MEDIA: 5VOTES: 2
VAVEL Logo