El Numancia no compareció en el Cerro del Espino
Gus Ledes no estuvo a la altura, como el resto de los rojillos. Imagen: La Liga

El Numancia no compareció en el Cerro del Espino

Los pupilos de López Garai realizaron un partido nefasto en el que prácticamente regalaron la victoria al Rayo Majadahonda. Lamentable actuación de unos jugadores que no confían en el estilo de juego del técnico vasco. Feo gesto de 'Pichu' Atienza al no acercarse a agradecer a su afición el desplazamiento hasta Majadahonda.

marcosdmz26
Marcos D. Martínez Zamora

Hecatombe. Debacle. Cualquier calificativo se antoja corto para lo visto hoy en el Cerro del Espino por parte del Club Deportivo Numancia. Los sorianos no saltaron en cuerpo y alma al césped del estadio madrileño y lo pagaron caro, fueron superados de forma clara por el Rayo Majadahonda. Los goles de Romera, Andújar y Héctor Hernández por partida doble hicieron justicia a lo visto sobre el terreno de juego. Dani Nieto realizó un disparo al palo, con 4-0 en el marcador, en la única ocasión con peligro de los visitantes en todo el encuentro. Aristóteles fue expulsado en las postrimerías del partido.

El portero Juan Carlos fue el mejor del equipo soriano, un dato que alerta sobre el bochornoso partido de los de López Garai, que no acaban de congeniar con la idea de sacar el balón jugado desde atrás como forma de afrontar los partidos. La escasa intensidad que tuvieron en defensa también fue clave para explicar la abultada derrota. En un gesto muy feo, López Garai quitó a Luis Valcarce con 2-0 en el marcador, señalándole por el mal partido de todo el equipo. 'Pichu' Atienza protagonizó un gesto feo al no querer acudir a saludar a la afición rojilla desplazada al concluir al encuentro, pese a las insistencias de sus compañeros.

Y el Numancia volvió a empezar perdiendo

El Numancia tuvo que realizar cambios obligados por las bajas, con lo que Markel Etxeberría y Luis Valcarce ocuparían los laterales de forma anómala. Los jugadores rojillos comenzaron, como siempre, dominados por el rival. Las ocasiones del Rayo Majadahonda se sucedían y solo Juan Carlos evitó que la igualada durase hasta el minuto 20. El guión de la temporada se repetía otra vez a balón parado. Fue un córner que sacó el Rayo Majadahonda y concluyó en Dani Romera rematando de tacón a la red, entre las piernas de Juan Carlos. El tanto, que pudo haber sido anulado por una posible falta sobre Carlos Gutiérrez, hizo justicia.

Con el 1-0 el equipo rojillo seguía sin despertar y, fruto de ello llegaría el segundo tanto donde Andújar aprovechaba un error en cadena de la defensa soriana para batir a Juan Carlos y llevar la desesperación a la grada visitante. López Garai reaccionó quitando a Luis Valcarce e introduciendo a Ripa, un cambio un tanto infantil a modo de rabieta y que no hizo sino señalar al lateral de Ponferrada, que volvía a la titularidad tras media temporada sin jugar.

Antes del descanso llegaría el mazazo definitivo, con el doble penalti a favor del Rayo Majadahonda. El primero vino provocado por una mano de Carlos Gutiérrez clara, donde la duda estriba en si se produce fuera o dentro del área. Este fue atajado por Juan Carlos pero en el rechace Arcediano Monescillo interpretó falta de Atienza sobre el jugador majariego, condenando una segunda pena máxima que no pudo ser nuevamente detenida por el meta visitante. La realidad es que, probablemente, el segundo no debiera haber sido decretado como penalti.

Sin reacción en la segunda parte

A la vuelta de vestuarios se esperaba reacción visitante, aunque fuera por intentar el milagro, pero no llegó nada de nada. El Numancia seguía inoperante en ataque y regalando balones en la construcción del juego, fruto de la cabezonería de López Garai en seguir persistiendo en el error de sacar el balón jugado desde atrás (dicen que errar es humano pero persistir en el error diabólico). Un error de Carlos Gutiérrez pudo costar el cuarto pero este llegaría tras otro fallo de Fran Villalba en un pase horizontal en campo propio. Héctor Hernández aprovechó el regalo numantino para certificar el 4-0.

El resto del partido sería de puro trámite y solo permitiría disfrutar de la vuelta de Dani Nieto a los terrenos de juego tras nueve meses lesionado. El mediapunta rojillo estrelló un balón en la madera, lo que se convirtió en la ocasión más clara de los rojillos. Aristóteles sería expulsado en la última jugada del encuentro y no daría tiempo para más. Con el encuentro finalizado, se acercaron los jugadores numantinos a saludar, o pedir perdón más bien, al público desplazado hasta el Cerro del Espino. Sin embargo, 'Pichu' Atienza creyó mejor no hacerlo pese a la insistencia del resto de la plantilla. Pésimo partido de los de López Garai que evidencia el trabajo del técnico vasco al frente del Numancia este año.

 

VAVEL Logo