Plácido partido para Courtois en la victoria belga
Courtois durante un partido con el Real Madrid/ Foto: Real Madrid

Plácido partido para Courtois en la victoria belga

El guardameta madridista apenas tuvo trabajo en la cómoda victoria de Bélgica por 0-2 ante una Chipre que lo intentó, pero no pudo llegar al gran nivel de los de Roberto Martínez.

alemartinez
Alejandro MartínezFernández

Thibaut Courtois, el guardameta del Real Madrid, participó y disputó los noventa minutos en la victoria de la selección belga por 0-2 ante Chipre gracias a los tantos de Hazard y Batshuayi. El portero madridista, y que es considerado como uno de los mejores del mundo, no tuvo demasiado trabajo ante una débil selección chipriota que no dejó mala imagen, pero no pudo hacer nada ante uno de los conjuntos más fuertes del panorama internacional. Bélgica cada vez se va consolidando más que como una revelación, como ocurrió en el Mundial de Rusia, donde pudieron demostrar todo su potencial teniendo como uno de sus principales baluartes al ahora dirigido por Zidane.

Los de Roberto Martínez quisieron dejar allanado el camino desde el principio para no admitir sorpresa alguna y apretaron en los diez primeros minutos para convertir el primer gol, obra de su inspirado Hazard que volvió a dejar muestras de su gran calidad con un partido increíble. A partir de que Bélgica se adelantó en el marcador, la actitud de los chipriotas fue encomiable, sin venirse abajo y evitando una mayor goleada, gracias a ellos la diferencia en el electrónico no fue mayor, porque el combinado belga quería llevarse muy buenas sensaciones del partido. No fue hasta el minuto 81 cuando el ex delantero valencianista, Batshuayi, consiguió marcar el definitivo 0-2 y dejar todo visto para sentencia.

En los últimos minutos, Chipre tuvo sus acercamientos más peligrosos, debido también a la relajación de la selección belga, que vio como estaba cada vez más cerca de conseguir una victoria que, aunque a priori se presuponía, había que lograrla, los chipriotas intentaron recortar distancias, y estuvieron a punto de hacerlo con un remate de cabeza que se fue alto. Sin embargo, en ningún momento obligaron a Courtois a emplearse a fondo y el portero blanco vivió el partido con relativa comodidad, viendo el partido como un mero espectador, aunque atento a los rivales. Una tranquilidad necesaria para recuperarse moralmente tras el grave error cometido en el partido anterior ante Rusia y que le había vuelto a poner en el ojo del huracán tras todos los problemas ocurridos en el Real Madrid hace unas semanas.

VAVEL Logo