El Deportivo necesita dar un cambio de 180º
Carlos Fernández disputando el balón con Mosquera ante la atenta mirada de sus compañeros en el entrenamiento del Deportivo en Abegondo. || Fotografía: RC Deportivo.

El Deportivo necesita dar un cambio de 180º

El Deportivo en los últimos dos meses ha pasado de convertir Riazor en un fortín a ser un campo donde los rivales se acaban llevando algo positivo. En los últimos tres partidos en casa el club coruñés no fue capaz de llevarse los 3 puntos en ninguno de los encuentros. Lleva un balance negativo de 3 empates y una derrota en la ciudad de Cristal sumado a que lleva varios meses sin ser capaz de recuperar la fuerza mental que demostraron tener en las primeras jornadas de Liga 123, donde a pesar de que el juego no era especialmente llamativo, los partidos se contaban casi por victorias.

joaquinguima
Joaquin Guimaraens

A pesar de la mala racha de resultados cosechada por el Deportivo en las ultimas jornadas, el club coruñes se sitúa en 5° posición en la tabla, a cinco puntos tan solo del 2° clasificado, el Granada, que marcaría la línea de ascenso directo. Para volver a recuperar la posición de ascenso directo hay que solucionar varios problemas que están atormentado en la ciudad donde nadie es forastero. El principal problema del Deportivo reside en el aspecto mental que acaba afectando al juego del equipo. La plantilla herculina lleva 31 jornadas de liga con varios sistemas de juego distintos y aunque la calidad de la plantilla es muy alta, se está notando que se encuentran perdidos por el campo, sin saber que hacer con el balón cuando les llega. Muchos de estos jugadores desde el cambio de sistema han bajado su nivel sobre el césped ya que no es nada fácil para una nueva plantilla estar cambiando su formación cada pocos partidos. Desde el clásico rombo en el 4-4-2 al 4-3-3 con dos bandas bien abiertos e incluso el 4-2-3-1 con dos pivotes y un media punta por delante que esta utilizando en las últimas jornadas.

Hay que conocer las ventajas e inconvenientes de esta plantilla. Las ventajas: muchos jugadores son jóvenes, de grandísima calidad y vienen con ganas de demostrar su buen fútbol. Los inconvenientes: muchos de ellos son propensos a lesiones y algunos de los cuales venían con un cartel de gran experiencia en 2° pero que no están llegando a dar el paso adelante para darle tranquilidad y personalidad al juego deportivista. Cuando unes ambas circunstancias el resultado es que sientan un bloqueo en el juego que hace que no fluya todo lo que debería en las últimas fechas del campeonato.

Esta perdida de fuelle en el Deportivo también viene por lo complicada y larga que es esta Liga 123. No solo por las 42 jornadas que tiene (4 más que en la Liga Santander), sino también por el grandísimo nivel de equipos que hay este año en la competición, Osasuna, Granada, Albacete, Málaga o incluso Las Palmas que ya ni siquiera opta a posiciones de ascenso directo. Pero por otra parte el Deportivo es el club con el tercer mayor presupuesto de la liga. A priori pueden parecer solo números, no es nada fácil descender de Primera división a Segunda y subir el mismo año pero la plantilla tiene nivel suficiente como para conseguirlo.

Uno de los problemas claves en esta situación es la falta de refuerzos en el mercado invernal ya que con la salida de Carles Gil, la posición de mediapunta quedó coja y ahí es donde está la tecla que hay que tocar para cambiar la dinámica en el juego del Depor. Ahora esa zona es donde faltan las ideas y la fluidez para llegar a crear ocasiones de gol, algo que está preocupando en Riazor en las últimas jornadas.

En los partidos que precedían a esta mala racha el conjunto coruñés, a pesar de no siempre realizar un buen fútbol, tenía las ocasiones necesarias como para poder llevarse los 3 puntos. El problema llega cuando en los últimos partidos ni siquiera se dan esas ocasiones de gol, debido a que apenas hay llegadas al área contraria. El club gallego necesita imponer su personalidad y su juego durante los encuentros y sobre todo, no apresurarse en querer llegar rápido al área rival para finiquitar el partido cuantos antes.

VAVEL Logo