Ben Yedder y su olfato fino con el Alavés
Ben Yedder en el precedente de la primera vuelta en Mendizorrotza. Foto: LaLiga

Ben Yedder y su olfato fino con el Alavés

El que fuera jugador del Toulouse y actual baluarte del Sevilla FC se enfrentó por vez primera al equipo babazorro precisamente el año que los vascos volvieron a la élite del fútbol español. 

currosfc
Curro García

Tenía más que un pie y medio fuera del Sevilla F.C de Machín tras la Supercopa de España del pasado verano ante el FC Barcelona y lo que son las vueltas del fútbol, que actualmente es un hombre inamovible de los esquemas de Joaquín Caparrós tras hendirse un hueco entre los integrantes atacantes de la plantilla y demostrar su valía. Hablamos de Ben Yedder, cuya evolución y ascenso jerárquico en el Sevilla 2018/2019 eran ineludibles dada su calidad y sobre todo su gran olfato goleador.

Un olfato que ha llevado a este equipo a conseguir algunos de los hitos que le han dado al Sevilla la solera que tiene en el continente europeo -como la famosa y gloriosa noche de Old Trafford de los octavos de final de la UEFA Champions League de la pasada campaña- y que ha castigado a muchas escuadras, como el próximo contendiente hispalense en el campeonato doméstico, el Alavés, combinado al que el franco le ha dejado su recuerdo en el fondo de la red en cinco de los seis partidos en los que se han visto las caras.

Wissam Ben Yedder aterrizó en el aeropuerto de San Pablo curiosamente la misma temporada en que el Alavés retornaría a la primera división, en la 2016/2017. Su primer gol con la elástica sevillista llegaría la primera jornada ante el Espanyol el 20 de agosto de 2016 -partido alocado que terminaría 6-4- y ahí se cortaría su racha goleadora, que se vería atenuada en su debut ante el equipo vitoriano semanas postreras con su segundo y tercer gol. Sevilla y Alavés, tras diez años, se reencontraban nuevamente en el Sánchez Pizjuán. La vuelta de los blanquiazules a Nervión sería amarga, y es que los dos goles ya mencionados del franco-tunecino condenaron a los de Pellegrino a perecer en terreno andaluz, siendo uno de ellos en el descuento.

 El ex del Toulouse mojaría la tostada en la taza vasca en el segundo enfrentamiento de ese mismo curso. En esos tiempos, los sevillistas se hallaban en plena lucha con los cabezas de serie de LaLiga por el título doméstico y en ese mismo encuentro en Mendizorroza el delantero francés vio puerta tras una buena entrega de Sarabia al espacio. Los andaluces no ganarían en su retorno a Vitoria por el tanto de Katai, significando ese envite el principio del fin del Sevilla de Sampaoli, que hebdómadas más tarde sería apeado de la Champions por el Leicester.

Si nos retrotraemos a la pasada edición del torneo liguero, el cual fue para olvidar en el seno de la entidad, encontramos un gol en el haber de Ben Yedder, pues tan solo alojó el cuero en las mallas babazorras en el partido de vuelta en Sevilla. Era el compromiso de clausura del año, al mismo tiempo que el fin de la segunda etapa de Caparrós al frente del equipo y de la mano del ariete se puso el mejor punto y final a un infausto año.

El último gol con sabor a Ben Yedder que el Alavés encajó se produjo el presente año. El ex equipo de Machín, en plena cresta de la ola, era portada de todos los medios por una hipotética pelea por LaLiga y tenía que visitar el arduo templo norteño, donde había caído hasta el Madrid debido a la esplendorosa marcha de los de Abelardo, que están próximos a entrar en puestos europeos y ser nuevamente aquel ejército que una vez alcanzara la final de la UEFA allá por el 2001. Fueron los locales los que desequilibraran la balanza de esa igualada pelea por mediación de Jony. Un gol que se vería neutralizado por el empate del galo en los últimos compases, dejando de este modo el choque en un impasse y con un punto para cada contendiente.

En definitiva, viendo estos datos, habrá que prestar atención -en especial el Alavés- a Wissam en el choque de este jueves en el Pizjuán, donde ambos se juegan entrar en Champions. 

VAVEL Logo