Desastre total
Pablo Marí rematando de cabeza ante la atenta mirada de varios jugadores de ambos equipos. || Fotografía: RCDeportivo.

Desastre total

El Deportivo recibía en Riazor al Rayo Majadahonda en la jornada 33 de la Liga 1|2|3. un partido clave en la temporada debido al momento que estaba pasando el conjunto herculino en los últimos meses. Un partido en el que era una obligación volver a sumar tres puntos para auparse en la clasificación y poder luchar por el ascenso directo.

joaquinguima
Joaquin Guimaraens

El Deportivo empezó el encuentro presionando en campo rival, intentando asfixiar al Rayo Majadahonda para evitar que pudieran salir con el balón jugado, lo que provocaba que el conjunto coruñés dejará muchos espacios en defensa.

En los primeros minutos del encuentro, dominaba la posesión del balón el conjunto gallego. El Rayo Majadahonda, por su parte, se mantenía replegado en campo propio con el fin de aprovechar un error del Deportivo y buscar el contraataque.

La primera jugada clara del partido estuvo en manos del hijo de Zidane, Enzo. Tras un centro de Iza desde el flanco derecho que tras la mala salida de Dani Giménez, quien no consiguió despejar con seguridad el balón, le llegó el balón al canterano madridista que no pudo enganchar bien una volea a portería vacía que se fue desviada por arriba.

Unos minutos después, en el ecuador de la primera mitad, llegó un nuevo error de Dani Giménez que pudo costar el primer gol del partido. Esta vez la tranquilidad con el balón en los pies casi le pasa factura cuando se queda estático ante el balón. Se salvó, ya que Héctor Hernández, delantero del Rayo Majadahonda, no fue capaz de aprovechar el error. Le faltó la visión periférica al cancerbero gallego. Una visión periférica que sí tuvo después, con un leve taconazo para cederle el balón a Caballo que se encontraba escorado en banda izquierda.

Las ocasiones más claras de la primera mitad fueron para el Rayo Majadahonda, que se sentía mucho más cómodo con el juego de ida y vuelta que hubo durante esta primera mitad. Algo que provocó los primeros silbidos de Riazor, ya que el fútbol del conjunto coruñés estaba siendo un absoluto desastre.

Tras regresar al campo en la segunda mitad, llegó el primer cambio en el Deportivo, entró Vítor Silva para sustituir a un Vicente Gómez que estuvo desaparecido durante la primera mitad.

En el minuto 51 llegó el primer gol que abrió el marcador. Aitor Ruibal tras aprovechar un error en la defensa deportivista que dejó vendido a Domingos Duarte, el extremo rayista, con mucha tranquilidad, definió ajustado al palo para poner el 0-1 en el marcador.

Aitor Ruibal, el hombre del partido, consiguió hacer su doblete particular 20 minutos después de marcar el primero de los goles. Otra vez la defensa del Deportivo se encontraba muy adelantada, haciendo aguas atrás y Aitor aprovechó un disparo lejano para marcar 0-2 y cerrar el partido.

El Deportivo completó el peor partido de la temporada frente al décimo quinto clasificado. Un partido con nulo planteamiento, con una defensa adelantada, algo que supo aprovechar el Rayo Majadahonda montando contras peligrosas durante todo el encuentro. El conjunto coruñés no fue ni siquiera capaz de crear ocasiones claras para poder poner nervioso a un Basilio que hasta la última jugada del partido no tuvo, ni siquiera, que mancharse la vestimenta. La afición deportivista animó al equipo hasta el pitido final, donde se vio la primera pañolada de la temporada. Los aficionados deportivistas señalan por esta situación a una persona en particular que en las próximas horas puede ser despedido. No es otro que Natxo González, que no ha sido capaz de sacar provecho a la plantilla en esta segunda vuelta. El próximo rival será el líder de la categoría, Osasuna, que recibirá al Deportivo en El Sadar.

MEDIA: 4VOTES: 1
VAVEL Logo
CHAT