El Extremadura vence a una tormenta llamada UD Almería
Imagen: LaLiga

El Extremadura vence a una tormenta llamada UD Almería

Tarde de nubes y claros en el Francisco de la Hera. El Extremadura ha sabido recomponerse y sacar un resultado positivo de un partido que a no ser de vencer, no hubiera sido positivo. Un solitario tanto de Lolo González de penalti le da la victoria al Extremadura frente a un gran Almería.

alvarorodriguea
Álvaro Rodríguez Álvarez

Partido en el que el Extremadura supo resisitir y gracias a eso, los tres puntos se quedan en el Francisco de la Hera. Gran actuación de un Lolo González, que además del gol, sostuvo a todo el equipo en la zona del pivote, dándole más libertad a Gio Zarfino. También gran actuación de ambos laterales azulgranas, Bastos y Ale Díez, que supieron sufrir a las internadas tanto de Narváez como de Corpas.

Manuel introducía varias varientes en cuanto a nombres se refiere. La zona defensiva no la tocaba, salía con Casto en portería, defensa para Álex Díez, Pardo, Borja Granero y Ángel Bastos, doble pivote para Gio Zarfino y Lolo González, en el enganche Kike Márquez, bandas para Olabe y Alberto Perea, y en la punta Alfredo Ortuño. Manuel le daba continuidad a Lolo González, además sentaba a Reyes e introducía a Kike Márquez en su lugar.

Por parte visitante, también varios cambios en el once. En portería René, defensa para Romera, Saveljilch, Owona y Martos, en el doble pivote Rocha y de la Hoz, bandas para Corpas y Narváez, en la mediapunta Juan Carlos, y como nueve Álvaro Giménez. Fran Fernández se veía obligado a prescindir de Brice por sanción, en su lugar ponía en liza a Rocha, también introducía a Saveljilch, tras el desastre defensivo de la pasada jornada, y dejaba a Luis Rioja en la banca, debido a que el extremo llegaba tocado.

El partido comenzaba con varias ocasiones para ambos equipos, el Extremadura lo intentaba con un centro de Kike Márquez que no encontraba a ningún compañero. El Almería replicaba con dos ocasiones continuadas, pero no conseguía llevarse el gato al agua. A partir de aquí, el partido se atascó, ni extremeños ni almerienses eran capaces de superar a la defensa contraria y debido a las continuas faltas, el juego se paraba de un momento a otro. A los veinte minutos de partido, Kike Márquez tuvo una para el Extremadura, jugada ensayada que ejecutaba Ale Díez desde el centro de campo mediante un libre directo, balón raso para Kike que sacó un disparo raso que se marchó por poco.

El Almería a la contra creaba peligro, como en una ocasión con Narváez aunque el extremo sacó un disparo muy blandito para las manos de Casto. Narvaéz tuvo otra con un remate acrobático tras coger un rechace que se marchaba fuera. Kike Márquez, el más incisivo de los locales en la primera parte, se sacaría de la chistera un gran centro que ni Ortuño ni Olabe llegaban a rematarlo. Ya al término de la primera mitad, Bastos le ponía un gran balón al que no llegaba Olabe.

La segunda parte comenzaba con ocasiones visitantes. Primero lo intentaba Álvaro Giménez con un disparo seco que pudo atajar Casto. Después volvía a la carga el Almería con un disparo de Juan Carlos tras un par de rechaces en el área local que acabó despejando un jugador local a córner. Su compañero en ataque en el día de lo volvía a intentar, Álvaro Giménez se marchaba de un par de jugadores y se quedaba ya solo para rematar delante de Casto, pero Pardo llegó al corte y envío el balón lejos de los intereses del Almería.

Manuel introdujo a Nando y Reyes para revolucionar el partido. Dejó en el campo a Alberto Perea, el cual estaba siendo silbado por los espectadores del Francisco de la Hera. Iba a ser determinante para el devenir del partido, cuando quedaban veinte y cinco minutos para el final del partido, Perea se internaba en el área, se marchaba de uno y ponía la directa hacia la portería de René, entonces se cruzó Owona y lo trastabilló. El colegiado se llevaba la mano al bolsillo para la confusión de todos los presentes allí, que pensaban que no iba a señalar penalti y le iba a sacar la amarilla a Perea. El árbitro no iba a enseñarle amarilla a él, sino que iba a señalar penalti para el delirio de los 9.754 espectadores presentes en el Francisco de la Hera. Lolo González cogía el balón y se disponía a lanzar el penalti, penalti ejecutado por el centro de la portería que no pudo atajar René, que se había vencido a un lado.

A los diez minutos del gol, Perea hacía otra de las suyas, se metía en el área, se quedaba solo contra René, pero el disparo fue al portero que sacó una gran mano abajo. El Almería apretaba de lo lindo a un Extremadura que hacía de todo para aferrarse con uñas y dientes a La Liga 1|2|3. Álvaro Giménez lo intentó desde la frontal del área en un disparo que se marchaba por encima del larguero, pero en los instantes finales iba a tener la más clara Caballero con un remate al segundo palo que se marchaba al palo para el suspiro de la parroquia azulgrana. El Extremadura se salvó de un vendaval como fue el Almería en los últimos minutos.

El Extremadura iguala a puntos con el Lugo a expensas de que los gallegos jueguen contra CA Osasuna. La semana que viene toca visitar Málaga y después Coruña, por lo que la inyección moral que supone vencer contra la UD Almería viene bien para afrontar los próximos compromisos.

La UD Almería no vence, de nuevo, y ya van cinco partidos seguidos que no lo hace. La semana que viene toca un rival, a priori, fácil, como es el Nástic en casa. Ahora que el camino a los playoffs se complica, esta derrota hace que los rivales se distancien aún más.

VAVEL Logo