El Gran Derbi es sevillsita
El "Mudo" Vázquez instantes antes de su zapatazo del 3-1 | Foto: Sevilla FC

El Gran Derbi es sevillsita

Intenso Sábado de Pasión en la capital andaluza que comenzó con derbi femenino que acabó en tablas, y acabó con "El Gran Derbi" que se soldó con victoria sevillistas por 3-2 con goles de Munir, Sarabia y Franco Vázquez para los locales y con goles de Lo Celso y Tello en los verdiblancos.

matias
Matías Jiménez Sánchez

Vibrantes inicios de partidos los que se viven en el Ramón Sánchez Pizjuán cuando sus mayores rivales locales les visita en su Estadio. Mientras se llenaba el estadio iba cogiendo color, y entre pitos saltaban los guardametas del Real Betis Balompie, y entre vitoreos y aplausos los del Sevilla FC. En el centro del terreno de juego saltaban los hombres de campos y calentaban con el aliento de su estadio para dar lugar a una fiesta muy especial en Sevilla.

Desde LaLiga Santander se aprovechaba para hacer promoción en un producto muy gratificante, con el despliegue de las letras de “El Gran Derbi” en el terreno de juego, mientras en Gol Norte se preparaba un emocionante y especial “tifo” donde se mostraba a una mujer de mantilla con dos preciosas imágenes que representan el escudo sevillista, y con las letras de “Sevilla es Pasión” con la representación de un cirio y una rosa.

Munir puso la locura

Y tras el atronador canto de los aficionados del Sevilla FC al son del himno del Arrebato, comenzó el encuentro. Ambos equipos peleones en sus primeros minutos hasta que el técnico utrerano movió fichas retraso a Roque Mesa junto a Ever Banega y adelantó al Mudo Vázquez, que tuvo uno de sus días lúcidos, de esos que se le pide porque rebosa calidad, pero a veces le falta cabeza y coraje. Pero esta noche lo tuvo, y tras robar en el lateral del área verdiblanca, cedió el balón a Banega que con un sutil pase abrió campo hacia Sarabia en banda derecha que puso un magnifico centro al segundo palo donde Munir absolutamente solo batió a Pau López y puso el 1-0.

Pudo hacerse más amplio el marcador solo un par de minutos después, cuando de nuevo una maravilla de maniobra del argentino acabó en un pase para dejar solo completamente al francotunecino que no estuvo acertado de cara a puerta trató de picar un balón sobre Pau López que este sacó una esplendida mano para evitar el segundo.

Por parte de los visitantes, lo más notorio en ataque fue en los pies de Jesé, aunque también fue su mayor problema, pues el canario no enchufó ninguna de las muchas jugadas de las que dispuso, la más clara tras el error en la salida de Vaclik que le dejó sin portero, y en vez de asistir a su compañero, definió débilmente y Jesús Navas pudo sacar el balón sin problemas.

Goles e incertidumbre en la segunda mitad

La segunda parte del encuentro nació con otra dinámica pues los de Setién se echaron al ataque más vertical tratando de hacer mucho daño, Y de esta forma en el minuto 54, tras una cabalgada de Junior por banda acabó en un centro que aprovechó Lo Celso para definir llegando desde segunda línea y hacer así el 1-1.

Pero la alegría para los verdiblancos duraría pocos minutos, pues en el minuto 58, Munir aprovechó un error grave defensivo de Mandi, para lanzarse en una gran cabalgada, para retener el balón en la frontal a la espera de que Wissam Ben Yedder le doblase y este asistiera a la perfección a Pablo Sarabia y hacer el 2-1.

De nuevo un gol del Sevilla FC que le pusiera por delante y además hicieran que el conjunto de enfrente se viniera abajo, y esto lo aprovecho el que mejor noche tenía, pues el Mudo Vázquez recibía en la frontal con una sutil maniobra se dio la vuelta y de un zapatazo hizo el 3-1.

Con el resultado un poco más amplio, Caparrós decidió mover fichas y sacó del terreno de juego a Munir y Franco Vázquez (quizás junto con Sarabia, los 2 mejores del partido) y sacar a Promes y Aleix Vidal y darles velocidad a las contras sevillistas.

Pero con la salida del argentino perdió fuerza y equilibro en el centro del campo. A partir de este momento aprovecharon los béticos para hacer algo de daño en el campo rival, y se unió la actuación de Hernández Hernández que toda falta existente en campo sevillista era sancionada con tarjeta y todo contacto aún leve era sancionado con falta, eso sí perdonó una posible tarjeta roja a Banega tras una dura entrada a Joaquín.

Los de Setién se encontraron con una falta en la frontal del área sevillista en el minuto 81, que Cristian Tello experto en este tipo de jugadas supo transformar en el 3-2 definitivo del encuentro.

Al final del encuentro se determinó a Pablo Sarabia como mejor jugador del encuentro, por su acierto de cara a la portería rival, pero sin duda la actuación de Vaclik, que salvó 3 mano a mano con Jesé y alguna que otra complicación, fue más que necesaria para la elaboración de la victoria, noticia gratificante tras la vuelta de su lesión del cancerbero checo.

VAVEL Logo