El análisis: Leo Messi alarga el camino hacia la gloria europea
Leo Messi y Sergi Roberto celebrando uno de los goles conseguidos ante el Manchester United Football Club de Ole Gunnar Solskjær | Foto de Noelia Déniz, VAVEL

El análisis: Leo Messi alarga el camino hacia la gloria europea

Con un doblete del delantero argentino y la diana marcada por un Philippe Coutinho que volvió a saborear las mieles del gol, el Fútbol Club Barcelona de Ernesto Valverde se resarció ante la valentía impuesta por los de Ole Gunnar Solskjær y echó la candidatura firme a hacerse con la gloria europea en una noche inolvidable.

elenals23
Elena Martín Rodríguez

A sabiendas de lo difícil que es imperar en territorio europeo y con el objetivo de aprovechar una oportunidad de oro para echar su candidatura firme, el Fútbol Club Barcelona de Ernesto Valverde saltaba al césped del Camp Nou con confianza y positivismo para resarcirse ante el Manchester United Football Club de Ole Gunnar Solskjær, el técnico que, tan admirado, había conseguido un cambio de imagen para el conjunto británico. Con los pies de plomo, los azulgranas recibían a la resiliencia personificada y tras el pitido inicial, comenzaron a gestar una noche inolvidable en la que Leo Messi se reafirmó como máximo goleador absoluto de la máxima competición continental y en la que el centrocampista brasileño, Philippe Coutinho, volvió a saborear las mieles del gol después de que su rendimiento se pusiera en duda en varias ocasiones.

Con el pitido inicial que daba el colegiado alemán Felix Brych, el engranaje azulgrana comenzaba a funcionar para lograr lo que no habían conseguido en las últimas cuatro temporadas: llegar a las semifinales. Después de varias sorpresas y muchos intentos realizados para llegar a imperar entre tanta competencia y con el calvario que supuso la eliminación en Roma ya superado, los de Ernesto Valverde retomaban su camino hacia la gloria europea con un Leo Messi que, una vez más, capitaneó el barco de la ilusión marcando un doblete celebrado por todas las personas situadas en las gradas de un estadio que era testigo del progreso del equipo hacia la octava semifinal en doce años.

Entre los cuatro mejores de la competición continental

Los azulgranas llegaron a encontrar la tecla a pesar de la valentía demostrada por los de Ole Gunnar Solskjær en todas las jugadas. Ante el rival acechando al contragolpe, los azulgranas reaccionaron con el impacto de la pelota de sus estrellas, que también continuará en las semifinales de la competición. Con la eliminatoria ya finiquitada, los de Ernesto Valverde conseguían pasar a la octava semifinal alcanzada en los últimos doce años y a la espera de conocer a su rival, ya van dejando claro que su principal objetivo es conseguir la gloria europea y que lo darán todo por hacer el sueño que llevan persiguiendo durante varias temporadas realidad.

Pero el técnico cacereño no ha sido el único participante en esta racha. El elenco abarca lo conseguido desde la época en la que Frank Rijkaard se puso al frente del timón blaugrana. Con Josep Guardiola, Tito Vilanova y Luis Enrique, los registros fueron mejorando y dieron continuidad a la comparecencia continuada de los azulgranas en las semifinales de la competición europea.

Diecisieteava participación de la historia

Con la victoria conseguida ante el conjunto británico, el Fútbol Club Barcelona ampliaba un palmarés de semifinales alcanzadas hasta en otras nueve ocasiones más repartidas. Desde la temporada 1959/60, los azulgranas han labrado el camino del triunfo y han conseguido convertirse en el tercer equipo que más veces ha llegado a esta fase de la competición continental.

Sudor y gloria: la historia de Leo Messi

Con el instinto goleador que le caracteriza, el delantero argentino y capitán del elenco azulgrana, Leo Messi, ha conseguido superar a Andrés Iniesta en partidos disputados en la máxima competición continental y ya se ha puesto a la caza de Xavi Hernández. Con 133 partidos a sus espaldas, en los que ha llegado a marcar hasta 110 goles y en los que ha demostrado que los conjuntos británicos no se le dan nada mal.

Ante el Manchester United, el astro argentino volvió a deslumbrar y con algún que otro regate estrella, consiguió tumbar a la zaga defensiva dirigida por Ole Gunnar Solskjær y batir a un David de Gea que sí que tuvo una noche para olvidar. En la misma noche en la que su máximo competidor en Europa, Cristiano Ronaldo, caía eliminado a manos del Ajax de Ámsterdam, Leo Messi conseguía el billete para que su equipo estuviera en las semifinales de la presente temporada imponiendo, una vez más, la efectividad de cara a portería que tantas veces ha demostrado tener. A lo conseguido por el capitán del equipo, se sumó el tanto conseguido por un Philippe Coutinho muy mencionado en los últimos días y que consiguió sacar alguna que otra telaraña de la portería del conjunto británico después del derechazo que metió desde la frontal del área para conseguir el 3-0 en el marcador.

Con un resultado global de 4-0, los azulgranas retornaban a la gloria europea y lo hacían de la mejor forma posible: con convicción, perseverancia y dejando claro que quieren el título.

Nadie frena a la ilusión personificada

Con la única novedad de Sergi Roberto en el lateral derecho respecto al partido de ida disputado en Old Trafford, Ernesto Valverde echaba su candidatura firme al título ante un Ole Gunnar Solskjær que lo arriesgaba todo metiendo a Jesse Lingard y a Anthony Martial para acompañar a la rapidez de un Marcus Rashford que metió un disparo al larguero nada más empezar y que trajo de cabeza a la zaga defensiva azulgrana en los primeros minutos del partido. Con un gran pase de Paul Pogba al hueco, el joven inglés dejó claro que la eliminatoria no estaba del todo encarrilada y se presentó solo ante un Marc-André ter Stegen que, una vez más, asumió el rol de muro durante todo el partido.

A pesar de que se generara alguna que duda en la zaga defensiva azulgrana, la reacción de los locales no tardó en llegar y esta vez llegó con decisión y dinamismo. Con el error garrafal de Ashley Young, la noche comenzó a rendirse ante el juego de un Fútbol Club Barcelona que demostró estar fuerte en territorio europeo.

Sin tiempo para digerir los continuos mazazos, el conjunto inglés comenzó a rendirse ante un guión que se convirtió en un monólogo de los locales y ante el que decidieron actuar con el corazón en busca de un tanto que les metiera en la eliminatoria y que nunca llegó.

Con más oportunidades de cara a portería y un Marc-André ter Stegen seguro, el Manchester United no pudo conseguir lo tan intentado hasta el final. Ni siquiera entró el balón con el remate que el que fuera delantero del conjunto azulgrana hace un buen tiempo, Alexis Sánchez, protagonizó a escasos minutos del pitido final. El Camp Nou terminó celebrando la victoria de su equipo en una noche de mucha felicidad y en la que, una vez más, Leo Messi alargó el camino hacia la gloria europea.

VAVEL Logo