0-1, Kheira Hamraoui, min. 62.
Kheira Hamraoui consigue la ventaja para estar en la final
Las azulgranas celebrando un gol ante el BIIK Kazygurt en los dieciseisavos de final de la UEFA Women's Champions League 2018/19 | Foto de Noelia Déniz, VAVEL

Kheira Hamraoui consigue la ventaja para estar en la final

Con el gol marcado por la centrocampista gala, las pupilas de Lluís Cortés salieron ilesas y con ventaja del FC Bayern Campus de cara al partido de vuelta, que se disputará el próximo domingo, 28 de abril, en el Miniestadi, en el que esperan dictar la sentencia definitiva y conseguir el billete para estar en la final que se vivirá en el Ferencváros Stadium de Budapest.

elenals23
Elena Martín Rodríguez

Habiendo disputado el compromiso liguero de la jornada 27 por adelantado y manteniendo la esperanza en la lucha por el alirón en la que su principal rival es el Club Atlético de Madrid, el Fútbol Club Barcelona de Lluís Cortés se centraba en la máxima competición continental después de haber conseguido volver a las semifinales por segunda vez en su historia. Enfrente, las azulgranas tenían el reto de superar al Bayern de Múnich de Thomas Wörle, que venía de caer eliminado en la Copa de Alemania y de tener dos tropiezos consecutivos en la Allianz Frauen-Bundesliga.

Con confianza y la ilusión que supone llegar a esta fase de la competición europea, las jugadoras del Fútbol Club Barcelona pisaban territorio bávaro para dejar huella y conseguir lo que, hasta ahora, nunca han conseguido. Con la mente puesta en anular el margen de error desde el principio y dar un golpe de autoridad en el FC Bayern Campus, el equipo de Lluís Cortés empezaba a engrasar su engranaje con el pitido inicial y ganando en la disputa por la posesión del esférico en un partido de mucha incertidumbre y mucha locura.

Ante el poderío físico y la mucha fuerza en las disputas y en los duelos a balón parado de las bávaras, Lluís Cortés reaccionaba con su once inicial de gala y despejaba la incógnita de la presencia de la recién recuperada, Asisat Oshoala. Sandra Paños, María León, Vicky Losada, Marta Torrejón, Mariona Caldentey, Alexia Putellas, Leila Ouahabi, Toni Duggan, Andrea Pereira, Kheira Hamraoui y Lieke Martens, eran las elegidas por el técnico catalán para conseguir la ventaja tanto ansiada.

Una primera parte de igualdad y toque

Con el pitido inicial dado por la colegiada de la República Checa, Jana Adámková, comenzaba un partido de locura en el que la primera oportunidad la tenía una Kheira Hamraoui que minutos más tarde se consagraría como única goleadora del choque. La centrocampista gala jugaba a sorprender a la guardameta del conjunto bávaro, Laura Benkarth, pero el esférico se marchaba por encima de la portería y el disparo no servía para adelantar en el marcador a su equipo.

A sabiendas de que la máxima competición continental es una competición de alto voltaje, el rival hizo de las suyas para crear una reacción y dejar constancia de que también lucharía por la victoria. Con Fridolina Rolfö a la cabeza, las bávaras tuvieron la segunda del partido y muchas más oportunidades que trajeron de cabeza a la zaga defensiva culé, que no cesaban en la lucha teniendo la posesión e intentando no perder balones en posiciones comprometidas.

Al sufrimiento barcelonista, se unía el susto que Jovana Damnjanovic daba al principio del partido, cuando estuvo a punto de marcar con un disparo cruzado que por muy poco, se marchaba por el palo derecho de la portería de Sandra Paños. Ante tantas oportunidades y muchos perdones, las bávaras comenzaron a notar la intensidad del duelo y empezaron a ver cómo las azulgranas se metían cada vez más en el partido. Con la posesión del esférico y perseverancia, las de Lluís Cortés supieron poner en aprietos a la zaga defensiva del conjunto de Thomas Wörle y pudieron adelantarse en el marcador de forma temprana si los disparos que pegaron en el palo, se hubieran transformado en goles.

A pesar de los continuos pases largos que buscaban a Mariona Caldentey y de las oportunidades tenidas, las azulgranas no lograron inaugurar el marcador y ambos equipos se marchaban hacia el túnel de vestuarios después de una primera mitad en la que Fridolina Rolfö, Kristin Demann, Toni Duggan, Vicky Losada remaron a favor de sus respectivos equipos y tanto Laura Benkarth como Sandra Paños como Laura Benkarth resultaron ser salvadoras.

Una segunda parte de resolución

Después de los numerosos intentos de ambos equipos, la resolución se mascaba en la segunda parte. Con el pitido inicial que daba la colegiada checa, comenzaba una mitad de infarto, en la que la delantera británica, Toni Duggan, pudo abrir el marcador si Kathrin Hendrich no hubiera frenado su salida, ya que ya se metía en el área de Laura Benkarth y se preparaba para disparar.

El carácter y la lucha se personaban en el FC Bayern Campus. Con numerosas oportunidades a balón parado para ambos equipos, el partido se ponía más interesante.

En el momento en el que el Bayern de Múnich seguía apostando por la presión alta en las salidas de balón del rival y el Fútbol Club Barcelona ostentaba, una vez más, la posesión del esférico, llegaba el primer tanto de la mano de una Kheira Hamraoui monumental. La centrocampista gala transformaba su disparo en el 0-1 en el marcador y conseguía tomar ventaja en un duelo de ida y vuelta. Con un buen pase filtrado de Mariona Caldentey y un buen disparo, el conjunto azulgrana hacía justicia a pie de campo después de haberlo merecido durante bastante tiempo y después de que la colegiada se comiera un claro penalti de Kathrin Hendrich sobre Lieke Martens cuando la holandesa alcanzaba línea de fondo y encaraba a la portería de Laura Benkarth tras zafarse de su marca.

Con la ventaja ya conseguida, las azulgrana continuaron el partido con la mente puesta en sentenciar para afrontar con más margen el partido de vuelta. El gol fuera de casa valía doble y las de Lluís Cortés lucharon para asegurar su pase a la final. Con la pólvora que proporcionó Asisat Oshoala en ataque, que volvió a los terrenos de juego después de haber estado un mes de baja haciendo tridente junto a Andressa Alves y Lieke Martens y las buenas recuperaciones de todo el equipo, que mantuvieron el dominio conseguido, la victoria se consumaba en territorio bávaro después de los numerosos intentos protagonizados por la delantera rival, Sara Däbritz, para conseguir el empate.

A por el Sevilla Fútbol Club y dispuestas a estar en Budapest

Con confianza e ilusión en el tramo final de la presente temporada, las azulgranas afrontan los mejores retos. Sin todavía conocer al ganador del alirón en la competición doméstica, persiguiendo muy de cerca al Club Atlético de Madrid y con un pie en la final de la UEFA Women's Champions League, las de Lluís Cortés optan al doblete para cerrar la que podría pasar de ser una temporada de altibajos a una temporada de éxito si finalmente llegan a imperar en Budapest el próximo 18 de mayo.

Por el momento, la subida de moral está asegurada de cara al próximo compromiso liguero que tienen fijado en su marcador. El Sevilla Fútbol Club visitará la Ciutat Esportiva Joan Gamper el próximo miércoles y la lucha continúa en la máxima categoría del fútbol femenino.

VAVEL Logo
CHAT