López Garai y su realidad paralela
López Garai. Imagen: Liga

López Garai y su realidad paralela

El entrenador aseguró al término del encuentro frente al Cádiz que lo justo hubiera sido un empate, cuando el equipo gaditano fue netamente superior al Numancia. El conjunto rojillo, muy cerca del descenso.

marcosdmz26
Marcos D. Martínez Zamora

Una primera parte para olvidar. Marcar el empate en la única llegada a portería rival de todo el encuentro y volver a encajar gol en el tramo final de un encuentro en el que los numantinos no merecieron puntuar. Salvo para Aritz López Garai. El técnico vasco declaró al término del encuentro en el Carranza que "lo justo hubiera sido un empate", algo que clama al cielo visto lo visto sobre el verde en la jornada dominical. El Numancia, muy cerca de los puestos de descenso a Segunda División "B".

Saldo favorable a los amarillos en el Carranza

Gol a la salida de un córner de Jairo tras un nuevo error de Juan Carlos en el despeje. Otros dos remates a bocajarro de los de Álvaro Cervera y una acción providencial de Atienza, que evitó el segundo tanto del Cádiz cuando Darwin Machís ya se relamía solo en el segundo palo. David Rodríguez consiguió el empate tras una gran asistencia de Nacho Sánchez en la única llegada de los sorianos en todo el encuentro. Pero sería solo un espejismo. Un paradón de Juan Carlos a remate de Darwin Machís serviría solo para prolongar el sufrimiento de los sorianos, que claudicarían finalmente con una gran acción del venezolano en el 95.

Este fue el resumen del encuentro. 12 remates de los locales por cinco de los sorianos, Hablando de puntería, cinco a puerta del Cádiz y solo dos del Numancia. 12 córneres del Cádiz y solo tres del Numancia. Pero, para López Garai, el encuentro estuvo igualado en cuanto a ocasiones y lo más justo hubiera sido un empate. Llama poderosamente la atención la reacción de un entrenador que parece resignado ante la mala temporada que está haciendo su equipo. Sin embargo, como se descuide, el Numancia podría firmar su descenso a Segunda División "B" a final de temporada.

Los rojillos pecan de exceso de posesión inútil, partido tras partido, con la que no consiguen poner en apuros al rival y acaban sufriendo sin balón para regalar goles en los minutos clave de los encuentros.

VAVEL Logo