La fiesta de los campeones
FOTO: Noelia Déniz - VAVEL

La fiesta de los campeones

El Barcelona celebra en el césped del Camp Nou el 26º título de Liga Santander. Con la victoria ante el Levante, la afición ha podido disfrutar de una nueva fiesta junto a los azulgranas.

martadiosc
Marta Dios

El Barcelona ha vuelto a levantar al cielo del Camp Nou un nuevo título de Liga Santander, el 26º en la historia del Club, tras ganar este sábado por 1-0 al Levante. El solitario gol de Leo Messi ha dado tres puntos más al equipo, que ha dejado sellado ya el campeonato regular de la temporada 2018/19.

Los azulgranas han sido premiados por su regularidad durante más de 8 meses de duro trabajo e incansable sacrificio, pues el equipo tiene opciones de levantar los tres títulos de la temporada. El primero ya ha llegado y, al finalizar el partido, Rubiales le entregó el trofeo a Leo Messi, capitán de la plantilla, que lo levantó haciendo desatar la euforia de los jugadores y afición.

El argentino sumó ya su décima Liga Santander, convirtiéndose así en el jugador con más títulos regulares de la historia de la entidad. Tras recibir el trofeo, el Camp Nou se volcó por completo en ovacionar a los futbolistas, que ya lucían una camiseta conmemorativa bajo el lema: "Lo extraordinario es que parezca normal".

"Lo extraordinario es que parezca normal"

Con los jugadores rodeados de familia, sobre todo de los más pequeños de la casa, fueron Elena Gadel y Ramon Mirabet quienes pusieron el toque musical a la fiesta interpretando el tema "Extraordinari", compuesto por Marc Parrot especialmente para la ocasión, donde se reflejaba la superioridad y contundencia del Barcelona en este nuevo curso de Liga Santander.

Los jugadores celebran un nuevo título de Liga Santander | Foto: Noelia Déniz - VAVEL
Los jugadores celebran un nuevo título de Liga Santander | Foto: Noelia Déniz - VAVEL

Los futbolistas y todo el staff técnico no quisieron perder la oportunidad de celebrar con los seguidores el título conseguido, que mucho ha costado, y recorrieron todo el perímetro del estadio en una vuelta de honor, donde no faltaron las fotografías ni los cánticos de todo un estadio orgulloso de lo conseguido.

Ya para terminar, los fuegos artificiales volvieron a cobrar protagonismo y tintaron el cielo de Barcelona con colores azulgranas. Con el espectáculo ya acabado, los jugadores terminaron de fotografiarse con las familias y el título de Liga y regresaron al vestuario, en una fiesta ya más personal. Atendiendo a la prensa, todos coincidieron en que hay que pensar ya en el próximo compromiso, de vital importancia, ante el Liverpool en la ida de semifinales de Champions League.

VAVEL Logo
CHAT