El arbitraje de Melero López impide que el Pucela puntúe del Wanda
Foto: LaLigaSantander

El arbitraje de Melero López impide que el Pucela puntúe del Wanda

El Real Valladolid perdió 1-0 con un gol en propia de puerta de Joaquín, precedido de un empujón de Griezzman al defensor. Además, el VAR avisó a Melero de que había penalti por mano de Arias, un penalti muy claro, que vio todo el mundo, hasta Melero en la pantalla, pero que no quiso pitarlo.     

adrian-gomez
Adrián Gómez

El Atlético de Madrid y el Real Valladolid se enfrentaban de nuevo esta temporada el sábado 27 de abril a las 16:15 horas, esta vez en el Wanda Metropolitano. Los blanquivioletas no pudieron sacar puntos del feudo colchonero, debido a un bochornoso arbitraje de Mario Melero López, que debió anular el gol del Atleti por falta de Griezzman a Joaquín, y pitar un penalti clarísimo por mano de Arias en el minuto 89. Lo de todas las jornadas, un arbitraje escandaloso en contra del Pucela. 

Un partidazo del Pucela en líneas generales. Muy bien en defensa, el equipo colchonero apenas tuvo ocasiones claras y muy bien en ataque, si no fuera por Oblak este partido lo hubiera ganado el Valladolid 0-2 mínimo. El esloveno hizo tres paradas extraordinarias para salvar a su equipo.  El equipo dio la cara hasta el final, este es el camino si quiere salvarse, pero solo quedan tres jornadas y con la victoria del Girona el equipo vuelve a entrar en descenso.

El Pucela salió a jugar contra el Atleti con un 4-2-3-1, Míchel y Alcaraz en el medio y los habituales de Sergio. En el Valladolid el peligro lo llevaba Sergi Guardiola, que tuvo dos ocasiones muy claras para poner a su equipo por delante, pero la respuesta de Oblak fue excelente e impidió que los blanquivioletas se adelantaran en el marcador. Por otro lado, Griezzman lanzó una falta desde muy lejos, el balón se fue envenenando y Masip tuvo que reaccionar para que el balón no se colara en la escuadra. Con 0-0 se llegó al descanso, con un Valladolid que mereció irse por delante. 

El segundo tiempo, con el mismo guión que el primero... ambos equipos con ocasiones, el Valladolid mejor que el Atleti, pero el Pucela se reservaba para el arreón final. Y de repente, llegó la primera polémica del partido y el gol del Atlético de Madrid.

Un centro de Saúl desde la izquierda, lo remata Joaquín hacía su propia portería y pone el 1-0 en el marcador. Joaquín remata hacia su portería debido a un claro empujón de Griezmann, y el gol no debió subir al electrónico. El Pucela reaccionó y Plano y Miguel tuvieron el 1-1, pero Oblak se hizo enorme e impidió el empate. 

En el minuto 86 se desató la polémica, la indignación, y la incredulidad del bando pucelano. Un centro lateral de Míchel, lo remata Calero, y el balón que va en dirección a portería, lo toca Arias con el brazo, en una posición completamente antinatural. El VAR avisa a Melero para que pite penalti, pero el colegiado, decide no pitarlo. En el campo nadie se lo creía, hasta el Cholo reconoció que fue penalti claro. Calero se estrelló con el palo en la siguiente jugada y el Atleti se llevó unos inmerecidos tres puntos. 

El Valladolid con esta dura derrota se queda en la 18º posición con 35 puntos, a dos de la salvación, que la marcan Girona, Celta y Levante. Mientras que el Atleti se queda segundo con 71 puntos, y la Liga ya perdida.

VAVEL Logo