1-0 (SUÁREZ, MIN. 26), 2-0 (MESSI, MIN. 75), 3-0 (MESSI, MIN. 82).
Messi pone la directa a Madrid
Messi ante el Liverpool | Fuente: Noelia Déniz (VAVEL) 

Messi pone la directa a Madrid

El argentino llegó a los 600 goles con el Barça el día que los azulgranas pusieron pie y medio en la final de Champions League en Madrid. Unos estelares Messi, Suárez, Piqué y Jordi Alba guiaron al Barça ante un Liverpool que también dispuso de grandes ocasiones y que generó muchas dificultades a los azulgranas gracias a la intensa presión del cuadro inglés.

andreu-rauet
Andreu Rauet

El encuentro arrancó con un ritmo trepidante, con ambos conjuntos intentando hacer daño por el centro. El Barça dispuso de la primera en el 3’ con una maniobra individual que dejó a Rakitic solo ante Alisson, pero Van Dijk apreció providencialmente por detrás. El cuadro azulgrana fue capaz de frenar el ímpetu inicial del Liverpool y lentamente se hizo con el control parcial del partido. En el 13’, Messi remató un sensacional centro de Alba en el corazón del área del Liverpool pero de nuevo Van Dijk salvó in-extremis. Dos minutos más tarde, Coutinho avisó con dos disparos cruzados prácticamente simultáneos, ambos salvados por Alisson.

Suárez marcó el 1-0 cuando más apretaba el Liverpool

El Liverpool no abandonó sus aspiraciones y siguió generando mucho peligro por las bandas, con un Mané y un Salah eléctricos, y con una presión muy intensa. La mala fortuna se cebó con el cuadro de Klöp, que vio como un Keïta lesionado tenía que ser sustituido por Henderson en el 23’. Y cuando mejor parecía estar el Liverpool, se cumplió la ley del ex. En el 26’, el ex del Liverpool Luis Suárez remató un gran centro de Jordi Alba para poner por delante al Barcelona en el electrónico.

 El 1-0 del uruguayo dio alas a los azulgranas, que se mostraron más sólidos en defensa y más valientes en la faceta ofensiva. Jordi Alba y Messi penetraban por las bandas con mucha facilidad y Coutinho y Suárez causaban el daño desde el centro; cuatro hombres que anularon por minutos a la zaga del Liverpool. El cuadro inglés replicó en el 34 con un centro que habilitó a Mané ante Ter Stegen, pero el delantero envió su remate a las nubes. Tres minutos más tarde, Milner también lo intentó para el Liverpool desde la larga distancia y con el mismo resultado que Mané, sin encontrar portería.

Los azulgranas, celebrando el 2-0 | Foto: Noelia Déniz - VAVEL
Los azulgranas, celebrando el 2-0 | Foto: Noelia Déniz - VAVEL

Monólogo del Liverpool en la segunda parte

Tras la reanudación, el Barça tardó demasiado en dominar, ante un Liverpool muy superior y que tan solo necesitó unos segundos para gozar de su primera aproximación del segundo tiempo. Milner obligó a Ter Stegen a lucirse para repeler un gran disparo del centrocampista inglés. El Barça se repuso, pero 6 minutos más tarde Ter Stegen volvió a frustrar un gran disparo de Mo Salah. El Liverpool siguió anulando a los azulgranas, y en el minuto 7 el mismo Milner volvió a poner a prueba a Ter Stegen con un disparo potente que atrapó el meta alemán.

Con la entrada de Semedo por Coutinho, Valverde optó por un 4-4-2 que dio unos minutos de respiro para los azulgranas. En el 64’, Arturo Vidal perdonó absolutamente solo ante Alisson en la primera oportunidad del cuadro culé en la segunda mitad. Nada más lejos de la realidad, el Liverpool siguió dominando basando su juego en una presión asfixiante ante la salida de balón del Barça. Si el primer tiempo había sido un monólogo ‘blaugrana’, esta segunda mitad estaba siendo un monólogo total del Liverpool.

Messi vivió una noche para recordar ante el Liverpool | Foto: Noelia Déniz - VAVEL
Messi vivió una noche para recordar ante el Liverpool | Foto: Noelia Déniz - VAVEL

Messi sentenció el partido con números de récord

Caprichos del fútbol, cuando peor estaban los azulgranas llegó el segundo del Barcelona en el 75’. Suárez fusiló ante Alisson pero estrelló el balón al larguero y el rechace lo cazó Messi para anotar el 2-0 a placer, un auténtica bocanada de aire fresco para los azulgranas, que estaban sufriendo de lo lindo. Y con el segundo de los azulgranas llegó el recital. Messi tomó el balón en un tiro libre y en el 82’ perforó la escuadra de Alisson con un auténtico golazo, el 3-0 definitivo. Con un doblete en 7 minutos Messi llegó a los 600 goles con la elástica azulgrana, precisamente el día en el que se cumplían 14 años del primer gol del argentino con el Barça.

El Liverpool respondió inmediatamente con un disparo de Salah que se estrelló en la madera y Lenglet sacó bajo palos el posterior rechace. Una mezcla de fortuna y destino que acabó de frustrar al Liverpool, que lo intentó por activa y por pasiva. Dembélé intentó redondear la fiesta en el tiempo añadido por partida doble, primero con un disparo cruzado que se marchó excesivamente alto y después con un remate a bocajarro que inexplicablemente no acabó en gol.

Sergi Roberto, titular en el lateral izquierdo | Foto: Noelia Déniz - VAVEL
Sergi Roberto, titular en el lateral izquierdo | Foto: Noelia Déniz - VAVEL
MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo
CHAT