La SD Eibar vence y noquea al Betis
Foto: La Liga

La SD Eibar vence y noquea al Betis

SD Eibar y Real Betis Balompié se enfrentaban en uno de los duelos más esperados de la temporada. Los armeros, bien plantados durante los 90 minutos, fueron los ganadores en un partido de infarto. 

alejandro-lopez-de-murillas-cu
Alejandro Lopez De Murillas Curiel

Mañana soleada, día festivo y un ambiente inmejorable para ver uno de los duelos entre dos de los equipos que mejor juegan de la Liga Santander. SD EIbar y Real Betis Balompié se veían las caras en Ipurua, en el duelo perteneciente a la trigésimo sexta jornada de la competición doméstica. Un estadio del que el equipo sevillista no sale victorioso desde 1989.

Aunque ninguno de los dos equipos se jugaba prácticamente nada, el partido tenía un morbo especial. Dos conjuntos totalmente opuestos, con un sistema de juego antagónico. La sencillez y solidez de Mendilibar, frente a la posesión y el juego bonito del criticado Quique Setién.

Sin novedades por parte de Mendilibar

Todo hacía indicar que las novedades en los onces iban a brillar por su ausencia, sobre todo en el equipo local. Con una cantidad notable de bajas, Mendilibar sólo pudo contar con 17 de sus hombres, incluido el canterano Miguel Marín. Dmitrovic, De Blasis, Iván Ramis, Sergio Álvarez, Cote, Pedro León, Joan Jordán, Gonzalo Escalante, Marc Cucurella, Fabián Orellana y Sergi Enrich, fueron los encargados de defender el escudo armero.

Por parte de los sevillistas, más de lo mismo. Setién no quiso arriesgar haciendo únicamente  dos cambios en su once de gala. Pau López y Jesé se quedaron en el banquillo, dejando sitio a Joel Robles y Tello. Once visitante: Joel; Francis, Bartra, Feddal, Junior Firpo; Guardado, Kaptoum, Lo Celso; Tello, Loren y Joaquín.

Bienvenidos al fortín de Ipurua

Ipurua es un fortín y muchos los equipo de La Liga ya son conscientes de ello. Pese al juego dominador que ha mostrado el Betis durante estas dos últimas temporadas, el partido no comenzó de cara para los visitantes. Un Eibar bien plantado, como de costumbre, fue el ligero dominador del los primeros cuarenta y cinco minutos, sobre todo en ocasiones. La más clara de ellas, fue el gol anulado a Iván Ramis. Sergio Álvarez empujó a Francis, remató, paró Joel y Ramis marcó a placer en el rechace. Una jugada un tanto enrevesada que pudo haber  puesto por delante a los locales.

El Real Betis Balompié estaba sufriendo y Setién era consciente de ello. El Eibar llegaba muy fácil a portería rival, poniendo en más de una ocasión en apuros al portero madrileño. Sin comerlo ni beberlo, Joel se convierte en el héroe visitante, haciendo dos paradas dignas de galería. Un síntoma de que el equipo de Sevilla no estaba a gusto en el terreno de juego. En el último minuto de la primera mitad, Lo Celso estrelló el balón contra el poste, quizás en la oportunidad más clara de su equipo en la primera mitad.

Pese a que los visitantes se fueron animando poco a poco, el Eibar no les dejó reaccionar. Tras un centro a la frontal de Fabián Orellana, Cote se sacó un disparo con la izquierda que pasó entre la maraña de piernas y que sorprendió a Joel. Los locales se adelantaron en el descuento, sabiendo lo que afecta psicológicamente un gol al borde del descanso.

Obligado cambio de chip

El Betis estaba obligado a reaccionar y lo tenía que hacer rápido. No obstante, parecía que se iba a repetir el escenario de la primera mitad. Un inicio con mucho ritmo y con ocasiones para ambos equipos. En una de ellas, Joan Jordan caía derribado dentro del área de Joel, lo que la parroquia armera entendió como penalti. Pese a las insistentes quejas de jugadores y afición, el árbitro dejó seguir y no pitó nada. Un vendaval de oportunidades que ninguno de los dos equipos logró realmente aprovechar.

En una de esas oportunidades por banda derecha, Lo Celso se adentró en el área, cayendo dentro de esta. Tras la posterior revisión del VAR, el árbitro gallego concedió penalti. Una oportunidad de oro para un equipo que estaba ansioso por empatar. El jugador argentino fue el encargado de patearlo. Un remate seco, centrado, pero que salió desviado por Dmitrovic. El portero serbio volvía a ser clave por enésima vez en esta temporada. Uno de los guardametas más en forma e infravalorados de la presente campaña.

Un penalti de locura

Un título que resume perfectamente el tramo final del partido vivido en Ipurua. La SD Eibar, con un marcador a favor, no quiso arriesgar y al Real Betis Balompié le costaba mucho encontrar portería en el área rival. El gol de Cote le sirve al equipo guipuzcoano para cosechar los tres puntos en su propio feudo y seguir sumando en un complicado final de temporada.

El equipo de José Luis Mendilibar fue superior en gran parte del partido, creando más peligro que el rival durante los primeros 45 minutos. Un triunfo que sirve como bálsamo a uno, pero que complica el futuro del cuerpo técnico visitante un poco más. Setién estaba contra las cuerdas y el santanderino ha caído K.O. Vendaval de ocasiones en un encuentro que pudo acabar tranquilamente 5-5.

VAVEL Logo
CHAT