1-0, min. 21, Waldo
'Waldazo' para animar la permanencia
Waldo celebra su primer gol con el primer equipo | LaLiga

'Waldazo' para animar la permanencia

El Real Valladolid gana 1-0, con un tanto de Waldo, al Athletic Club y sale del descenso para meter al Girona. Además, pone a cinco equipos con tres puntos de diferencia.

sergio-marin
Sergio Marín

Victoria muy importante la que ha cosechado el Real Valladolid ante el Athletic Club, que le permite salir de los puestos de descenso y depender de sí mismo en las dos últimas jornadas ligueras, gracias a un de Waldo que hizo estallar al Estadio José Zorrilla.

Sergio González metió a su once de gala que lleva alineando en las últimas jornadas, mientras que Gaizka Garitano dejó a Raúl García en el banquillo para ser un revulsivo en la segunda parte.

Salida descomunal

El partido comenzó con un Real Valladolid que se jugaba mucho y no podía salir a especular porque podría llevarse una derrota. Y eso es lo que no hizo. La primera ocasión que tuvo el conjunto blanquivioleta fue de Waldo con un remate de cabeza que salió.

La segunda ocasión tuvo lugar a los siete minutos con un Enes Ünal transformado que se fue con un bonito movimiento de dos defensores para meterse en el área y disparar un tiro con la derecha que se fue por la derecha desviado.

El Real Valladolid controlaba el juego a medida que avanzaban los minutos y con tantas ocasiones claras por parte de los jugadores de Sergio González, el premio acabaría llegando en el minuto 21, con una jugada personal de Waldo Rubio que se plantó en el borde del área del Athletic Club y con un tremendo zapatazo marcó el 1-0 para abrir el marcador y estrenar su cuenta goleadora.

Waldo celebra su gol con los compañeros | Real Valladolid
Waldo celebra su gol con los compañeros | Real Valladolid

Los de Sergio González continuaron teniendo las ocasiones, mientras que el Athletic solo podía achicar balones. Míchel remató con la derecha en el minuto 22 desde fuera del área, pero se salió desviado. Minutos después, Óscar Plano tuvo un remate con la izquierda que se fue rozando la escuadra.

Con el gol, el conjunto blanquivioleta bajó las revoluciones y se calmó, lo que hizo que los chicos de Gaizka Garitano se animasen y empezasen a tener ocasiones. Muniain tuvo la primera para el Athletic Club con un remate de cabeza, a los 33 minutos, que se fue por encima del larguero cuando estaba solo ante Masip.

Minutos después, el Real Valladolid tuvo la última ocasión clara de la primera parte con un remate fallado por Enes Ünal desde fuera del área que salió desviado. Antes de irse al descanso, Calero estuvo a punto de hacer el segundo gol, pero un defensor del Athletic consiguió mandar el balón a córner cuando Calero estaba armando la cabeza.

Con el 1-0 los dos equipos se fueron al descanso en Zorrilla.

El Athletic subió el nivel tras el descanso

Ünal dispara a portería | Real Valladolid
Ünal dispara a portería | Real Valladolid

Tras el pasó por vestuarios, el Athletic Club cambió el chip y tuvo el control del balón durante toda la segunda parte con varias ocasiones importantes que casi suponen el empate en el marcador.

Sin embargo, las ocasiones continuaban siendo del Real Valladolid. Nada más empezar la segunda parte, Óscar Plano remató desde fuera del área, pero su tiro se fue desviado. En el minuto 51, Ünal pudo ampliar distancia con un remate que se fue por muy poco, tras una falta botada por Míchel.

Mikel San José estuvo a punto de empatar el encuentro en el minuto 58, con un remate de cabeza que se fue fuera por muy poco, en el primer aviso en la segunda parte por parte del Athletic Club.

En el minuto 68, los leones tuvieron otra ocasión para hacer la igualada con otro remate de cabeza. Esta vez fue de Aritz Aduriz con un cabezazo que se marchó por el lado izquierdo de la portería de Masip. Acto seguido, en la siguiente jugada, Raúl García hizo otra con remate que se fue a la derecha muy escorado.

Sergi Guardiola disparó por encima del larguero en el minuto 71, en un momento en el que comenzaban a ponerse nerviosos todos los asistentes, por la importancia del partido. A partir de ese momento, el Athletic Club se hizo dueño y señor de la pelota y al Real Valladolid no le quedó otro remedio que meterse atrás para achicar balones.

Nervios en Zorrilla

Williams controla el balón | LaLiga
Williams controla el balón | LaLiga

En el minuto 76, Unai Núñez remató de cabeza a la izquierda de la portería de Masip, tras una falta botada por Ibai Gómez. Acto seguido, Iñaki Williams tiró a quemarropa, pero su disparo se fue muy arriba, desperdiciando una oportunidad muy clara.

Óscar de Marcos tuvo otra igual que Williams, pero se fue por el lado izquierda. Los vallisoletanos se encontraban atrás y, cada vez que tenían el balón, no conseguían enlazar dos pases seguidos y mandaban el balón al área de Herrerín.

El minuto 87 fue no apto para cardiacos en Zorrilla por dos ocasiones del Athletic Club. Primero, Raúl García intentó con una vaselina hacer el gol, pero Masip consiguió mandar el balón a córner. En esa jugada, Unai Núñez remató de cabeza un balón que estrelló en el poste y no consiguió que ningún jugador rematase en el rechace.

Poco más se pudo jugar con las perdidas de tiempo del Real Valladolid. Cuatro minutos de añadido que se les hicieron eternos a los aficionados en Zorrilla para, con el pitido final de Mateu Lahoz, estallar de alegría con una nueva victoria.

El Real Valladolid depende de si mismo para ser equipo de LaLiga Santander la próxima temporada. La semana que viene jugarán contra el Rayo Vallecano, que ya está descendido, y con una victoria podrían conseguir la permanencia.

VAVEL Logo