El paso al frente de Pep Biel
Pep Biel | Foto: Andrea Royo, VAVEL

El paso al frente de Pep Biel

La situación del Real Zaragoza exigía el paso al frente de diversos futbolistas. Pep Biel, para sorpresa de todos, ha sido uno de ellos.

jantooon
Jorge Antón

La evolución y el paso al frente de Pep Biel ha cogido por sorpresa a todo el mundo. Ni el más optimista pensaba que el mallorquín fuera el jugador que estuviera tirando del carro —un carro al que se le han caído varias piezas por el camino— a estas alturas de la temporada, en el tramo más crítico de esta. Su rendimiento a lo largo del año ha ido in crescendo, llegando a su punto más álgido en el momento en el que más necesario era.

Su rendimiento a lo largo del año ha ido in crescendo, llegando a su punto más álgido en el momento en el que más necesario era

Pep Biel (22 años) está creciendo a pasos agigantados. Tras su paso por Rayo Vallecano y Mallorca, todavía en edad juvenil, el Real Zaragoza le echó la red para que formara parte del Deportivo Aragón. Lalo Arantegui supo buscar donde nadie lo hacía y tras su primera temporada en el filial zaragocista ha dado el paso al primer equipo gracias a su buen rendimiento la pasada campaña. 

Los inicios nunca son fáciles, algo que comprobó Biel en su primera toma de contacto con el fútbol de alto nivel. Con Imanol Idiakez no tuvo oportunidades. Apenas cuatro minutos frente al Deportivo en Copa del Rey fue todo lo que el técnico vasco le pudo ofrecer. Sin embargo, la llegada de Alcaraz cambió su situación por completo. Primer partido del técnico granadino, primera titularidad del mallorquín. Su respuesta no pudo ser mejor; misil a la escuadra de falta directa para adelantar al conjunto maño frente al Nàstic de Tarragona. Sus buenas actuaciones le sirvieron para mantenerse en el once durante los seis partidos que dirigió Alcaraz como entrenador zaragocista.

Pep Biel tras marcar frente al Nàstic | Foto: LaLiga
Pep Biel tras marcar frente al Nàstic | Foto: LaLiga
 

Sin embargo, la llegada de Víctor Fernández le obligó a quedar relegado a un segundo plano. Su paciencia y trabajo en la sombra tuvo recompensa. Víctor contó con él, para sorpresa de todos, para el trascendental partido ante Osasuna en El Sadar. La actuación del mallorquín no pasó desapercibida para un Víctor que ha contado con él durante los últimos partidos y en los que Biel ha demostrado su buen momento de forma.

Cuatro goles y dos asistencias en los seis últimos partidos han sido suficientes para convencer, no solo a Víctor, sino a toda la afición zaragocista. Si bien es cierto que las estadísticas ponen en valor el rendimiento de un jugador, Pep Biel ha ido mucho más allá. Su participación en el juego ha sido fundamental para desarrollar la idea de juego de Víctor.

Sus apariciones entre líneas y su juego combinativo han provocado un aumento de la capacidad ofensiva del Real Zaragoza. 0-3 ante el Extremadura, 0-3 ante el Córdoba, 3-3 ante el Cádiz o 3-0 ante el Nàstic. En todos estos partidos Pep Biel participó de forma activa en alguno de los goles, ya sea mediante un gol o una asistencia.

Su golpeo desde media y larga distancia ha sido lo que le ha caracterizado en estas últimas jornadas. Pese a dejar algún destello, como el gol de falta frente al Nàstic, el mallorquín todavía no se había destapado en esta faceta. Y es que su golpeo ya apuntaba maneras la temporada pasada, cuando se erigió como el lanzador de todo el balón parado en el Deportivo Aragón.

Actualmente, Biel se ha posicionado como el segundo máximo goleador del Real Zaragoza esta temporada, sólo por detrás de Álvaro Vázquez. Sus goles no han pasado desapercibidos, ni siquiera para LaLiga en su cuenta de Twitter, que le ha dedicado un vídeo tras su obra de arte frente al Extremadura.

Continuidad asegurada

Pese a poder ser uno de los primeros descartes la temporada que viene, Pep Biel ha dado un golpe sobre la mesa y se ha asegurado su continuidad en el Real Zaragoza. Su continuidad en el mercado invernal no estuvo asegurada, y se pensó incluso en una posible cesión para que el jugador pudiera disfrutar de los minutos, que a priori, no iba a disfrutar en Zaragoza.

Lejos de salir, Pep Biel siguió trabajando en busca de oportunidades. “No esperaba que me pasara esto, porque te ves fuera de las convocatorias. Pero nunca he bajado los brazos y, al final, todo tiene su recompensa”. Una recompensa en forma de minutos y de una nueva oportunidad para demostrar que su calidad tiene que estar al servicio del Real Zaragoza, al menos, durante un año más.

Biel ha dado un paso al frente en el peor momento de la temporada. A pesar de su juventud e inexperiencia ha sabido echarse al equipo a la espalda, un reto que se espera que repita a partir de la siguiente temporada.

MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo