Rosales y Wu Lei llevan al equipo a Europa
Rosales celebra el 1-0. Twitter. RCD Espanyol.

Rosales y Wu Lei llevan al equipo a Europa

El Espanyol hizo los deberes y aprovechó el pinchazo del Athletic para meterse en Europa League.

antonio-tuachi
Antonio Tuachi

Ambientazo con mayúsculas en el RCDE Stadium, seguramente la mejor entrada de la temporada con los aficionados siendo el jugador número 12 desde antes del inicio del encuentro.

Ambos equipos salieron a por todas en busca de la posesión de la pelota para poder imprimir su ritmo y plasmar las ideas de los técnicos, pese a ello el equipo local salió con algo más de ímpetu gracias, sin duda, al apoyo de una afición que estaba de 10.

Los aledaños del RCDE Stadium. Foto: Twitter oficial RCD Espanyol
Los aledaños del RCDE Stadium. Foto: Twitter oficial RCD Espanyol

La primera jugada de peligro serio la protagonizó Óscar Melendo que en una jugada muy vertical se fue a por la defensa de la Real, dividió y pasó a Darder, la grada pidió penalty pero el colegiado no lo entendió así. Darder tuvo que ser atendido por un golpe en el tobillo tras la polémica jugada.

En el 11 Iglesias tuvo una ocasión clarísima, se marchó en solitario tras un buen robo pero una vez puso un pie en el área buscó pasar a Wu Lei pero su intento de asistencia terminó en las botas del defensor.

Finalmente en el minuto 15 el tobillo de Darder dijo basta y tuvo que volver a ser atendido en la banda. Víctor Sánchez estaba listo para entrar en el terreno de juego pero el cambio no se llegó a ejecutar ya que el 10 perico entró, de nuevo, al terreno de juego.

En el 21 la Real consiguió sacudirse el dominio local y gozó de una ocasión buenísima que se marchó a córner por muy poco después de tocar en Mario Hermoso.

El partido bajó en intensidad y los visitantes aprovecharon la bajada de ritmo de los hombres de Rubi para dominar un poco más el encuentro. Aunque todo cambió en un balón largo que peleó Borja Iglesias y consiguió sacar una falta que valía oro, acompañada de una amarilla a Diego Llorente. La falta terminó con un balón a la madera de Wu Lei, después la jugada terminó en gol pero Jaime Latre, espués de consultarlo con el VAR, decretó que existía fuera de juego.

Rosales defiende un balón en campo priopio. Foto: Twitter oficial Real Sociedad.
Rosales defiende un balón en campo priopio. Foto: Twitter oficial Real Sociedad.

En el 43 el gol de Ben Yedder en el Sánchez-Pizjuán encendió a una afición que volvía a animar a su equipo con muchas ganas y fuerza. Con un parón tras un choque entre Llorente y Melendo se llegaba al descanso.

Con el arranque de la segunda parte la Real gozó de su mejor ocasión, la tuvo Willian José que disparó flojo a las manos de Diego López. Con esta oportunidad los visitantes se vinieron arriba y apretaron a los locales. Ambos equipos sabían que un gol les metía en Europa League.

En el 52 Borja Iglesias tuvo otra ocasión, peleó un balón largo que paró Rulli con algunas dificultades. Rubi buscaba algo más y cambió al mermado Darder por Víctor Sánchez.

En el 58 Roberto Rosales marcó un golazo que metía, momentáneamente, a Espanyol en Europa League. Jugada de córner ensayada que no termina de salir bien pero el rechace termina en la zurda del venezolano que consigue un gol bestial que desató la locura del RCDE Stadium.

Con el gol de Rosales el equipo de Alguacil se vino arriba. Los de Euskadi querían cambiar las cosas y dieron entrada a Illarramendi y Adnan Januzaj.

En los mismos instantes se pitaba penalty en el Sánchez-Pizjuán por unas posibles manos de Mercado. Sánchez Martínez finalmente no rectificó y no pitó penalty. En el RCDE Stadium se celebró casi tanto como un gol la decisión del colegiado.

Alguacil buscó una reacción de su equipo dando entrada a Juanmi en el 73. Mientras se sucedía el cambio el RCDE Stadium no dejó de animar. Las más de 30.000 personas que se citaron en Cornellà saltaban sin parar.

Con el 2-0 Rubi quiso dar entrada a uno de los hombres que se despedía hoy de su casa, entraba con el 9 a la espalda Sergio García en el minuto 80 por Wu Lei. Ambos jugadores se llevaron una ovación tan grande como merecida.

El público estaba más pendiente de lo que ocurría en Sevilla ya que un gol del Athletic lo cambiaba todo y enviaba al Espanyol fuera de los puestos de Europa League.

En los instantes finales llegó el 2-0 del Sevilla que se celebró casi como un título en el RCDE Stadium. El gol de Munir desató la fiesta en Barcelona.

El final del partido desató la invasión de campo, el Espanyol jugará Europa League la próxima temporada.

MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo
CHAT